Punto & Aparte

Punto & Aparte

13 de noviembre de 2015

“No basta, comprarle todo lo que quiso comprarse… que viviera lo que tú no has vivido”
Franco de Vita

Eran sueños, la verdad, inalcanzables. Al fin sueños. Los cielos nebulosos no permitían el paso de los rayos de sol en su totalidad. Eran mañanas frescas, prometedoras; augurio de un buen año agrícola, de buenas cosechas de granos especialmente de frijol, maíz, trigo. En el ánimo de los hombres del campo era notable la esperanza de mejorar, de salir de una buena vez de los tirantes lazos del abandono, del hostigamiento del agiotista y de las presiones de funcionarios de medio pelo.

Hubo pues buenas cosechas, la tierra rindió sus frutos y aquellos que pudieron se compraron un buen pantalón, una buena camisa de lana y unos zapatos. Hubo padres que tuvieron el excedente para mandar a sus hijos a estudiar a buenas escuelas para que recibieran una buena educación para que al crecer, al ser ya gente de provecho sirvieran a su patria, a México y a Zacatecas. Se llegaban los cambios de gobierno. Estaba ya por terminar aquel gobernante del que los pobladores de aquella entidad esperaban mucho, buenos resultados, cambios reales que se requerían para que se notara esa mano y ese liderazgo ausente por años en el territorio.

Los abriles y diciembres pasaban y luego, llegaron otra vez esas fechas en las que al pueblo lo alborotan los que se sienten políticos. Los mayos, los junios son muy propicios para calentar el ambiente político. Empiezan a brotar nombres de aquellos que sienten que están en la gracia del “señor” y que ya, con sus acciones le han demostrado a Juan Pueblo que pueden, que quieren, que tienen. Sin el menor de los temores y ajenos a toda brizna de vergüenza y también, sin el menor respeto y lealtad a tiempos y  personas, hay, entre esos aspirantes a servir a su pueblo, unos que tienen la posibilidad, gracias a su trabajo y permanencia en su partido, de llegar a dirigir los destinos de la comunidad en la que viven, pero con seriedad, con responsabilidad porque es necesario, ya los moradores no soportan más años con el mismo salario, más meses con el aumento constante de precios en los productos de la canasta básica y más de lo mismo pues.

Dicen los que quieren que ya no habrá diferencias, que todo tendrá que cambiar porque, lo hemos dicho y lo seguiremos diciendo, Zacatecas no se merece esto; que ya la inseguridad es toro pasado y que pronto soplarán nuevos y buenos aires, eso que ni qué y  eso está por verse, sobre todo cuando Juan Pueblo observa y analiza que son pocos los que pueden realmente y de la misma forma, es poco lo que tienen y pueden ofrecerle a Juan para que vea esos cambios. Al niño no es fácil comprarle todo lo que quiso comprarse, ni mucho menos darle esas oportunidades para “que viviera lo que tu no has vivido”.

En doce estados de este México en el que nos ha tocado vivir y enfrentar los efectos de errores cometidos por otros, habrá cambios (les dicen elecciones) de personajes en los puestos de votación popular que (repito), nada tienen que hacer y andan en la danza porque hubo quienes les calentaron el comal en demasía. Tienen que moverse, tienen que brincar porque de otra forma nadie los vería y a  nadie podrían impresionar si el caso fuera. Sería lamentable que otra vez los zacatecanos, ya en este caso concreto, volvieran a creer y volvieran a perder ganando. Engaños los hubo, como traiciones y aquellos que así actuaron están ahí están y ahí siguen, sin pena ni gloria porque fueron configurados así, para traicionar y vivir en el seno de la impunidad y de la corrupción.

Y en este mundo en el que hay quienes con sinceridad y valentía quieren coadyuvar para resolver problemas, podríamos mencionar el liderazgo asumido por el villanovense migrante Miguel Torres Rosales, demostrado en la visita que le hicieran numerosos alcaldes en busca de una solución al problema del endeudamiento. A esos, Torres Rosales los apoyó y a esos, les dijo que gracias a una buena administración y al respaldo de la sociedad Villanueva terminará el trienio y no dejará deudas y en relación al “empréstito” que busca Miguel Alonso, muy criticado, por cierto y difícilmente aprobado, el alcalde de izquierda, de la tierra del único umpire mexicano que brilla en las grandes ligas dijo claramente que con la experiencia adquirida, al llegar al gobierno  tendrá la fuerza, la voluntad y capacidad para resolver los problemas económicos de la entidad zacatecana.

Y el primerizo en la política estatal, Pepe Haro, cree y señala que un nuevo endeudamiento para los zacatecanos, que no para el gobierno, es una medida viable, acepta tal petición del Ejecutivo, aunque reconoce que debe ser Soto Acosta el que tiene que aclarar todo este galimatías que se ha generado en torno a una petición de unos cuantos miles de millones de pesos, “quezque” para sanear las finanzas del gobierno estatal, “tagueno, tagueno pues”. Manejar ebrio y manejar números es muy peligroso y Fernando lo sabe, como lo saben también “Roy Barragán y Don Huizar Carranza Guillermo”,  (dos) funcionarios que compraron bono hasta por 18 años, ojalá y que no tengan esta vez la oportunidad de renovar, porque tendrían que ocupar maquinaria especializada para las reingenierías y para la ejecución de un programa de bacheo financiero en todos y cada uno de los 58 ayuntamientos zacatecanos. Por cierto, que hace Refugio Medina en el congreso del estado, alguien lo sabe?

Zacatecas no se merece esto. Hasta aquí mi comentario, nos veremos en la próxima entrega. ■

 

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ