La conmemoración de la Toma de Zacatecas debe ser para la reflexión, no de celebración: De la Rosa

La conmemoración de la Toma de Zacatecas debe  ser para la reflexión, no de celebración: De la Rosa

■ Artista califica como “de mal gusto” la atención que se da para recordar la gesta histórica

■ Considera que se debe apoyar a los proyectos de mayor permanencia y meditación

Juan Manuel de la Rosa es uno de los pocos artistas zacatecanos que se han vinculado a su lugar de origen para proponer actividades de desarrollo comunitario en una búsqueda por volver a entramar los hilos del tejido social lastimado por la migración, la marginación, la pobreza y muchas veces por el abandono institucional o peor, la falta de espíritu colectivo.

El artista visual, quien como otros zacatecanos, es también un migrante, regresó a Sierra Hermosa, su lugar de nacencia, hace aproximadamente 18 años. Con Alejandro Aura, el fallecido poeta y promotor cultural inició el Círculo de lectura del desierto y posteriormente se ha involucrado e involucrado a los habitantes del lugar, en talleres textiles, entre otras actividades.

En una conversación sobre su obra en la que siempre está presente el elemento del desierto, con su desolación pero también la fortaleza de su gente, sus cielos azules, sus paisajes, aparece necesariamente el tema de la sobrevivencia y por ello, la manera en que se ejercen los recursos gubernamentales.

“Ayer estuve allá (Sierra Hermosa) y vengo con esa sensación con ese espíritu de resistir en esas tierras tan duras. Ellos mismos son así, son gente muy templada muy resistente. Les habían cortado el agua porque no habían tenido para pagar 480 pesos.  La Comisión de no sé qué oficina burocrática les corta el agua a esa población de 250 personas. Aparte de la sequía que tienen todavía les cortan el agua porque no tienen para pagarla”.

A colación de un estado con situación económica precaria, plagado de historias del desierto, vienen las actividades de conmemoración por la Toma de Zacatecas, que han implicado en diversos proyectos una erogación de más de 400 millones de pesos, incluida la correspondiente a variadas iniciativas de índole artística, cultural y de espectáculos, muchos de los cuales han sido motivo de crítica y controversia social.

Al respecto Juan Manuel de la Rosa lo propone como un tema delicado, “porque pertenezco a la parte de los emigrados internos y externos y no entiendo mucho el tema pero tampoco lo evado”. Desde su perspectiva y como un deber, señala que la cantidad que se menciona “a mí me asusta”.  “¿Qué quedará de eso después del 23 de junio?”, se pregunta.

Sobre el hecho armado que definió sí, “el camino de la patria”, habría que generarse no una celebración ni una conmemoración dice, sino una reflexión.

“Pero que se gasten estas cantidades enormes en algunos elementos supuestamente artísticos que son de pronto muy superficiales, es absolutamente deleznable desde el punto de vista del mal gusto”.

Aquí recupera una frase de Carlos Monsiváis: “cursi es lo elegante fallido”. Esa frase subraya, es demoledora. “Y lo que vemos aquí sobre todo a nivel municipal es absolutamente cuestionable”.

No quedará de este ejercicio, que debiera haberlo sido insistentemente de memoria crítica, “más que un gasto muy caro”. Tras decir, que no es “la persona más indicada”, sí propone como deseable se apoyaran  proyectos de mayor permanencia y reflexión.

De entre ellos, destaca al vuelo en la conversación, el que encabezará Martha Loyo, experta en personajes zacatecanos, quien acudirá a presentar un libro sobre el tema. “Quizá sea una de las cosas que más valiosamente permanezcan (…) yo creo que el libro es el objeto más perfecto e insuperable”.

El material incluye iconografía e investigación de fondo. Cosa que destaca al aportar: “todo mundo habla de la Batalla de Zacatecas”, pero sin conocer el tema, sin haber leído a Felipe  Ángeles o los grandes novelistas de la Revolución.

“No conocemos la vida de un genio zacatecano: J. Isabel Robles, de Francisco Murguía”. Este último de quien observa, se ha inscrito su nombre en letras de oro en la Legislatura del estado agregándole, como también se le cita para nombrar un municipio,  una “R” intermedia, que es “un estigma, una denigración”.

“Entonces le quedó ese apodo que históricamente no se lo han podido quitar (…) y que incluso oficialmente hay un municipio. Es la ignorancia de nuestra historia, ¿cómo conmemoramos algo que no conocemos, que no estudiamos? Fuera de dos o tres personas a nivel local que se han preocupado con todas las limitaciones que hay aquí para estudiar a los personajes…”

Martha Loyo, investigadora de la Universidad Autónoma de México, participará en Los días de las armas a efectuarse en el Ex templo de San Agustín los días 19 y 20 de junio. El coloquio multidisciplinario integrará además, entre otros especialistas a Adolfo Gilly (UNAM) y Pedro Salmerón (ITAM), así como estudiosos locales como José Enciso Contreras, Margil de Jesús Canizales Romo y Norma Gutiérrez, estos últimos representantes por la Universidad Autónoma de Zacatecas.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ