Una batalla más

Una batalla más

Con la reforma a los artículos 3 y 73 de la Constitución, promulgada en el Diario Oficial de la Federación el pasado 26 de Febrero de 2013 y sus Leyes secundarias el pasado 11 de septiembre del mismo año, para el Gobierno federal, para los organismos internacionales, para la derecha empresarial, y sus empleados parlamentarios, la guerra que declararon Enrique Peña Nieto y su anticonstitucional Pacto por México (PRI,PAN y algunos representantes del PRD) contra el pueblo de México “para recuperar la rectoría de la educación” parece llegar a su fin, contradictoriamente a este triunfalismo oficialista, el magisterio zacatecano ha mostrado una fuerza impresionante en esta guerra y se perfila para ganar la batalla final de este nuevo episodio de la histórica lucha de clases, por la construcción de una nueva Ley estatal de educación.

Paradójicamente en la Reforma Educativa, la educación es la gran ausente, predomina el contenido político-administrativo-laboral que busca el control del magisterio. Carece de una perspectiva pedagógica, al desdeñar una revisión y verdadera reformulación de los planes y programas de estudio, los materiales educativos, etc. Se desaprovecha la experiencia y los conocimientos del magisterio, que lucha por superar el aprendizaje instrumental y mecanicista que promueve el actual proyecto educativo neoliberal.

Por lo dicho en las líneas que anteceden, resulta inminente la emancipación de la educación pública, por medio de la formación de ciudadanos pensantes, facilitando la recuperación de conocimientos pedagógicos y la puesta en práctica de un nuevo modelo educativo, a través de la creación de programas y proyectos adecuados, oportunos y sustentables.

Zacatecas precisa de una nueva Ley Estatal de Educación vanguardista, democrática y nacionalista, que considere las diversas dimensiones que subyacen de la educación (dimensión pedagógica, laboral-administrativa, social) en la cual se incluya un presupuesto de egresos, una partida presupuestal suficiente que garantice el pago de los servicios de agua, luz, conectividad, mobiliario e infraestructura, así como un fondo de amortización para que dichos servicios sean prestados de manera constante e ininterrumpida, cuyo único fin sea, el desarrollo armónico del alumno a través de un nuevo proyecto educativo integral y multifuncional que resuelva y revise los siguientes puntos:

• Que el estado garantice en su totalidad la gratuidad de la educación en todos sus niveles.

• Resolución de necesidades con relación a la infraestructura y equipamiento educativo, en todas las escuelas que imparten educación pública.

• Equipamiento suficiente de material didáctico y deportivo.

• Fortalecer la investigación educativa.

• Aplicación de metodologías locales, emancipadoras y sofisticadas.

• Promover la igualdad e inclusión, superando el individualismo y practicando una educación colectiva.

• La formación integral de los alumnos, fortaleciendo su salud, nutrición y su bienestar.

• Generar una cultura ambientalista que involucre a la comunidad en su conjunto.
• Fortalecer el respeto y la práctica de los derechos humanos dentro y fuera de la escuela.

• Favorecer la reflexión, la crítica y la autocrítica.

• Reconsiderar el artículo 41 de la Ley General de Educación para poder fortalecer educación incluyente de nuestra niñez, respetando los derechos laborales y las funciones de los especialistas de USAER y CAM.

• Se debe de revisar y resolver de manera seria la profesionalización del magisterio y el reconocimiento de su potencial como elementos dinámicos de transformación social.

• La revisión y modificación a los artículos 53 y 8 de la Ley General del Servicio Profesional Docente que son de carácter leonino, punitivo y violatorios a los derechos del trabajador y a la misma Constitución, contraviniendo el artículo 14° Constitucional al hacer efectiva la retroactividad en perjuicio de los trabajadores de la educación en activo.

• Debe poner sobre la mesa de debates y exigir a su vez la certeza laboral de los trabajadores de la educación y modificar la naturaleza mercantil y punitiva de la evaluación “moderna”, eliminando su carácter condicionante para permanecer dentro del servicio, al considerar una evaluación incluyente y democrática, de abajo hacia arriba con un enfoque integral y humanista.

• La revisión y adaptación a los artículos 21, 22 y 23 (artículos referentes al ingreso al servicio) de la Ley General del Servicio Profesional Docente, con el propósito de respetar, perpetuar y enaltecer la profesión y labor docente.
• Promover un salario profesional y digno para todos los trabajadores de la educación.

Para lograr esto se requiere de un pacto entre el gobierno y la sociedad, en el cual, el primer compromiso sea el cese inmediato de cualquier intento de aplicación de la reforma educativa y sus leyes secundarias (Ley General de Educación, Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación y Ley General del Servicio Profesional Docente), en tanto no se construya una nueva Ley Estatal Educativa legítima y democrática en el Estado de Zacatecas; El Movimiento Democrático Magisterial Zacatecano, seguirá en resistencia y en la búsqueda histórica de alternativas, ¡unidos y organizados venceremos!¡Hasta la victoria siempre! ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ