La Nigüa, letras desafiantes; revista que busca generar reacción entre sus lectores

La Nigüa, letras desafiantes; revista que busca generar reacción entre sus lectores

■ El medio para darle cause ha sido involucrar escritores reconocidos y autores emergentes

“Los poetas no son esos mentirosos locos que decía Platón”. Sin querer exonerarlos a todos de locura porque sería un “acto muy loco”, Juan Manuel Bonilla precisa que son, eso sí, una especie de sacerdotes que repiten un rito: hacer poesía. Son intérpretes de lo inmediato, adivinos. Visionarios que interpretan el mundo.

El Premio Nacional de Poesía Salvador Gallardo Dávalos  (Aguascalientes, 1990), estuvo en Zacatecas para, entre otras cosas, participar en un encuentro de cartoneras, en su caso para explorar este medio para próximas publicaciones, y siempre,  para visitar a los amigos, de entre quienes enumeró a Juan José Macías, también su maestro.

La Nigüa, letras desafiantes; es el proyecto editorial que impulsa actualmente. De él dice, deviene de una serie de intentos, La NETAmorfosis y Res et verba; ambas revistas artesanales, y  que culminaron cuando decidió “dejar de jugar a la revistita” como le habría sugerido hiciera, uno de sus alumnos.

Mantener el proyecto no ha sido fácil pero en el contexto de la proliferación de los medios electrónicos, de los que también se apoya, encuentra que la publicación en papel, sobre todo para el caso de la gente joven, implica un estímulo más para escribir.

El medio encontrado para darle cause a La Nigüa ha sido involucrar escritores reconocidos por su calidad y autores emergentes.

Los lectores los ha hallado dentro de los bachilleres y preparatorianos de la zona sur oriente del Distrito Federal, entre los estudiantes de licenciatura de la UAM y la UNAM, y aún en “la sección 9 de los profesores democráticos”, ahí es donde el primer lugar donde se presenta la revista, comenta.

Otro medio de socializarla ha sido su inclusión en las ferias del libro organizadas en la Ciudad de México por la brigada Para leer en libertad, que encabeza el escritor Paco Ignacio Taibo II.

El nombre para esta revista cuyo próximo número estará dedicado enteramente al género poético, surgió de las memorias infantiles de Bonilla Soto: “una vecina de mi mamá que cuando nos veía correteando a la bola de niños seguramente ruidosos, escandalosos, nos decía, ¡ya anda aquí otra vez esta nigüa!”

El fresnillense precisó luego que la palabra alude a un tipo de insecto parecido a la pulga pero que provoca más comezón pues se incrusta en la piel, “entonces cuando decíamos que somos desafiantes, nuestro desafío radica en esto, queremos generar alguna reacción en los lectores y quedarnos ahí como una nigüa fastidiando, provocando la reflexión, la conciencia”.

En la edición, por aparecer en el mes de febrero se integrará la obra de cuatro zacatecanos, destaca, tres de ellos premios nacionales de poesía: Juan José Macías, Javier Acosta y el propio Juan Manuel Bonilla; y por el impacto que le provocó la lectura de su obra en una antología, la de la joven poeta, Ana Corvera.

También se incluirán poemas de Paco Bernal Tiscareño, Elena Bernal y Oscar Rubio, todos ellos de Aguascalientes y  de Jorge Humberto Chávez, este último de Ciudad Juárez.

Juan Manuel Bonilla agregó sobre su público lector,  -que ha consumido a la fecha cuatro mil ejemplares de esta revista, diferidos en cuatro ediciones-,  que se busca complementar su programa de estudios, pues justo en febrero se incluirá en el mismo como temática a la poesía.

En retrospectiva, agrega que en este ejercicio de buscar medios para que los jóvenes publiquen y lean, han pasado por sus manos talentos que hoy van consolidándose en las letras, algunos incluso, alumnos suyos.

“El propósito es ofrecer una literatura de calidad, pero también, lo que se comentaba con las cartoneras,  de repente hay chavos que tienen todo el potencial y tienen  calidad  y no hay quien les ofrezca una página para que publiquen”.

De esta manera citó entre quienes se “están moviendo interesantemente”, a Quetzalcóatl Escalante; actor, productor de teatro,  biólogo y poeta; Rosaura Palafox, bloguera cuyo cuento erótico “se convirtió en el delirio de mis alumnos de preparatoria” y Luis Fernando Lozano, escritor y editor.

La Nigüa, letras desafiantes, añadió, también recibe entre sus páginas otros géneros de la narrativa y el teatro, y  es espacio de igual forma para que artistas visuales divulguen su obra, como el caso de Omar Lemus, Enrique Cerón, Yamna Vázquez y Francisco Javier Almaraz.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ