Feliz Navidad 2013

Feliz Navidad  2013

Estas fechas navideñas representan el momento ideal para realizar un análisis, específicamente, sobre nuestro comportamiento como seres humanos y como sociedad. Revisar los logros y retrocesos que hemos tenido y plantearnos los cambios necesarios para alcanzar una sociedad más justa y equitativa.

Evidentemente, los resultados que observamos en el pueblo mexicano dejan mucho que desear. Somos testigos del resquebrajamiento de nuestra sociedad, derivado del olvido de los valores, desigualdad social, repartición inequitativa de la riqueza, voracidad de los ricos y poderosos, incremento de la delincuencia, asesinatos y feminicidios, y el aumento de la pobreza, por mencionar algunos.

La tradición navideña obliga a que en estos días todos compartamos lo que tenemos y demos al prójimo amor, bondad, paz y ayuda. A ese desprendimiento les quiero invitar en esta ocasión, pero que no sea sólo un día ni en unas fiestas, sino que se convierta en nuestra forma de vida.

Con nuestro actuar cotidiano fortalezcamos los valores, como honestidad, lealtad, amistad, dignidad, responsabilidad, integridad, respeto, empatía, transparencia y compromiso, por mencionar algunos.

Hablo de esos que al estar desapareciendo provocan que nuestros hijos y los propios adultos cometamos acciones que no únicamente nos dañan a nosotros, sino a nuestras familias y nuestra comunidad.

En días pasados leía con tristeza que México somos uno de los países con mayor corrupción y que existen 10 políticos considerados los más corruptos de la nación –creo que son muchos, muchos más-. También que existen 7 millones de jóvenes que ni estudian ni trabajan (ninis) y, por lo tanto, que carecen de oportunidades de desarrollo.

Además, conocí estadísticas que muestran el ingreso, ya no únicamente de nuestros jóvenes, sino que ahora de nuestros niños a la delincuencia organizada, y por ello mismo se incrementó el número de homicidios violentos de la niñez, incluidas las niñas.

El aumento de la pobreza en la República Mexicana no se detiene y para colmo el aumento al salario mínimo fue apenas de 3.9 por ciento, unos 2.50 pesos diarios, o poco más de 70 pesos al mes, que para nada alivian la situación económica de los más de 70 millones de pobres, que muchos de ellos ni siquiera tiene un salario y menos un incremento, aguinaldo o seguridad social que exigir.

Este es uno de los momentos idóneos para replantear nuestras metas como nación, principalmente en el ámbito social. No nos quedemos callados, exigimos un cambio, nuevas políticas públicas que atiendan a la población que más lo necesita.

Dejemos la apatía a un lado y comencemos a ser cada uno de nosotros agentes de cambio. Sumemos fuerzas y consolidemos una sola voz para exigir el cumplimiento de nuestros derechos.

Sólo así podremos ser una sociedad mejor, transparente, justa y equitativa, en la que todos sus miembros vivamos una Feliz Navidad. ■

*Representante del PRD ante el IFE

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ