El aval a la reforma

El aval a la reforma

La Reforma Energética se ha vuelto para los gobiernos estatales priístas uno de los principales retos al cierre del presente año, puesto que para el presidente Enrique Peña Nieto representa no sólo el éxito político más importante, sino la oportunidad para su trascendencia en el ámbito internacional.

El priísmo nacional está metido de pies a cabeza en la aprobación de la citada reforma, primero en el Senado de la República y después en la Cámara de diputados, en donde la oposición de izquierda preponderantemente ha generado un fuerte desgaste a los partidos Acción Nacional, Revolucionario Institucional, Nueva Alianza y Verde Ecologista de México.

Ahora la estrategia se ubica en los Congresos estatales en donde hasta este domingo en 16 se había sacado el aval de la reforma a sangre y fuego.

Los estados de Yucatán, Tamaulipas, Puebla, Chiapas, Querétaro, Estado de México, Veracruz, Hidalgo, Durango, Baja California Sur, Jalisco, Campeche, Coahuila, Quintana Roo, Sonora y Nayarit, lograron el aval de sus respectivos congresos, con lo cual solamente faltaría un estado para que fuera aprobada la Reforma Energética impulsada básicamente por los partidos Acción Nacional y Revolucionario Institucional, compromiso signado en el Pacto por México.

Con la minuta de los cambios a los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos y el aval de 17 congresos estatales, la Reforma Energética deberá ser enviada a la Comisión Permanente del Congreso, la cual deberá ratificarla y enviarla al Presidente de la República para su publicación y entrada en vigor.

El escenario no ha sido nada sencillo para que los bloques legislativos de priístas y panistas, con el apoyo en la mayoría de los estados del Verde y el Panal, puedan aprobar la reforma constitucional.

En algunos estados, como fue el de Jalisco, la mesa directiva citó a los diputados a sesionar el sábado a las 7 horas, para tomar por sorpresa no sólo a las bancadas opositoras sino a los medios de comunicación, pero sobre todo, a los simpatizantes de morena y PRD que radicalizaron sus acciones en contra de la aprobación.

Aquí en Zacatecas se ha vivido una estrategia diferente. El sábado pasado las dirigencias del Partido de la Revolución Democrática (PRD) y del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) convocaron a una conferencia de prensa conjunta con otras expresiones sociales, como el Movimiento Democrático del Magisterio Zacatecano (MDMZ), el movimiento de Ex braceros de Efraín Arteaga y el colectivo #YoSoy132, quienes dieron a conocer que iniciarían una escalada de acciones para frenar el aval del Congreso estatal.

De hecho el líder del PRD, Gerardo Espinoza Solis, adelantó que no descartaban la posibilidad de bloquear la sede del Congreso estatal para detener la aprobación del aval a dicha reforma, en tanto que el diputado petista José Luis Figueroa anticipó que el bloque de 11 legisladores agrupados en el bloque opositor Por un Zacatecas para todos votaría en contra del mencionado aval legislativo.  

La Reforma Energética necesitaría del voto de 20 diputados en la 61 Legislatura para poder aprobar el aval en el Congreso, puesto que al ser una reforma constitucional requiere de mayoría calificada y por lo tanto, si el bloque parlamentario opositor se mantiene firme, no lograría ser aprobada.

Hasta el momento el estado de Zacatecas se mantiene marginado de la estrategia nacional priísta en la táctica política para aprobar la minuta en cuestión, puesto que se tiene que ir a la segura para no sufrir un revés como sucedió en Tlaxcala, en donde los diputados de oposición lograron quitar de la orden del día el punto el aval de la Reforma Energética.

A la mayoría priísta solamente le quedan unas cuantas horas para generar una estrategia sorpresiva que le permita agilizar el proceso de aprobación de la iniciativa del presidente Enrique Peña Nieto, lo que le permitiría darle una victoria política valiosa al gobernador Miguel Alonso Reyes.

Si Zacatecas fuera el estado número 17 que le da el aval a la iniciativa presidencial (el primero fue Chiapas), seguramente que el mandatario estatal tendría un lugar de privilegio en la relación con el Ejecutivo federal, lo que indudablemente ayudaría en la conducción de la administración pública en el resto del sexenio.

En la política es necesario arriesgar para poder ganar, pues los triunfos no llegan solos, hay que trabajarlos o bien, hay que luchar por ellos.

Sin embargo hasta este momento la fracción parlamentaria priísta no ha hecho un solo movimiento a favor de la aprobación de la Reforma Energética, pues tal parece que no tiene las condiciones camarales necesarias para poder dar el aval con la mayoría calificada del Congreso de Zacatecas.
Se pierde una oportunidad de oro.
Al tiempo. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ