Empoderamiento de las Mujeres Rurales

Empoderamiento de las Mujeres Rurales

¿Rural es opuesto a Urbano? La palabra –Urbano- refiere a lo que pertenece a la ciudad, y –Rural- hace referencia a lo relativo a la vida en el campo. Con base a su etimología, sí son palabras con significado opuesto pero en temas ambientales son complemento. Entre la ciudad y el campo existe una relación estrecha, por ejemplo el campo es fuente de alimentos.

Cada 15 de octubre se conmemora el Día Internacional de las Mujeres Rurales, el mensaje de la ONU describe el rol de ellas dentro de las economías rurales, en la producción de cultivos y el cuidado del ganado.

Las mujeres rurales, según la ONU, la FAO y la Unesco, tienen problemas de pobreza y hambre a pesar de estar empleadas en actividades agrícolas, la causa es la desigualdad de género, a ellas se les paga menos, se les maltrata más, menos acceso a políticas financieras; “las mujeres constituyen un promedio de 43 por ciento de la fuerza laboral agrícola en los países en desarrollo”, la FAO afirma que si ellas tuvieran acceso a recurso productivo se podría reducir entre 12 a 17 por ciento el número de personas hambrientas en el mundo.

La tierra es uno de los principales elementos que concede la existencia de nosotros, los seres humanos; la abundancia y fertilidad de la tierra es entendida por las manos de las mujeres porque comparten el milagro del dar vida. Estudios del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) indican que mujeres con menos opciones ocupacionales y menor movilidad dependen de los bosques más que los hombres; las mujeres rurales dedican más tiempo a atender asuntos de disponibilidad de la tierra, de los recursos genéticos y acuáticos.

La mujer indígena es fuerte, trabajadora, protectora pero su fragilidad es dada por la falta de acceso a buenos programas de salud, educación, capacitación, financiamiento. A ella se le margina.

Cuando ella no es dueña de la tierra se enfrente aún más a problemas sociales, culturales y económicos, tendrá una participación mínima dentro las organizaciones de productores o asociaciones gremiales. Si su formación (educación) le permite empoderarse ella podrá exigir su participación en el diseño y la planeación de estrategias, programas y políticas. No olvidemos que las mujeres rurales tienen derechos a la tierra.

Ellas requieren tener acceso a tecnología sustentable, la cual les permita mejorar su calidad de vida y contribuir a la mitigación del cambio climático, por ejemplo mediante una mejor gestión del agua.

Además las mujeres rurales pueden ser emprendedoras en los sectores: textil, bordados, agroalimentario, hostelería, vinicultor, ceramista, orfebrería, joyería, entre otros.

Ellas juegan un papel en el desarrollo y bienestar de sus comunidades y de sus familias. Al mejorar el estado de salud de las mujeres aumenta la calidad de vida de sus hijos.

Un factor clave para el empoderamiento de las mujeres rurales es evitar la violencia de género, la Organización Mundial de la Salud afirma que ellas padecen más violencia física que las de áreas urbanas y también tienen menos acceso a servicios legales y de protección. ■

@lazoazul

[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ