Philomena: lágrimas en la proyección, aplausos en la rueda de prensa

Philomena: lágrimas en la proyección,  aplausos en la rueda de prensa

La interpretación magistral e impecable de Judi Dench, hizo literalmente llorar a todos los espectadores en la primera proyección del filme en la Muestra Internacional Cinematográfica de Venecia.

Basada en hechos de la vida real, Philomena es la película del director Stephen Frears en Competición –Venezia 70- por el León de Oro.

Dench encarna el papel de Philomena Lee, una madre irlandesa a quien, en su adolescencia, las hermanas del convento le quitaron a su hijo para darlo en adopción, “por encontrarse en pecado”. 50 años después, la mujer resuelve buscarlo en los Estados Unidos con la ayuda de un periodista cínico (Steve Coogan) que se convierte en su valioso aliado.

Para comprender y caracterizar el personaje, Judi Dench se encontró varias veces con la verdadera Philomena, pues considera una “gran responsabilidad interpretar a alguien que está vivo”. Resaltó también, la química que hubo entre ellas gracias al gran sentido del humor de esta mujer de 80 años. Para la actriz, el aporte más importante fue el de mostrar la dignidad y la fe incondicional de una persona sencilla como Philomena.

Hay momentos divertidos en la película que sirven para calmar el clima en torno a un tema muy dramático, “el humor era necesario para iluminar” -dijo Coogan-. “Pero también fue importante no excederme ya que vengo de la comedia. Fue un difícil equilibrio el aspecto cómico, ya que no tenía que hacer la historia trivial, sólo dar un poco de alivio”.

Philomena es una película que no pretende juzgar ni crear polémica, según su director, pero que toca temas sensibles de la iglesia católica alrededor de la fe, el pecado carnal y los valores sociales. “Era un asunto muy interesante y sabía que podía ser controvertido, pero lo que me interesaba era lo complejo que es –la historia de Philomena”, explicó Frears. Además, reconoció, “mi corazón está más con el periodista cínico, me da vergüenza decirlo… me encantaría que el Papa lo viera”.

Dench por su parte consideró que pese a la reacción que pueda haber por parte de la Iglesia, es “una historia que tenía que ser contada”, aunque es necesario aclarar que hubo otras mujeres en el mismo centro católico que quedaron embarazadas, tuvieron a sus hijos y fueron capaces de criarlos.

No se trataba, precisó Coogan de “criticar el comportamiento de la institución, sino de dignificar a la gente que tiene fe de manera simple. No es un ataque polémico, hubiera sido muy fácil de hacerlo. Es sobre todo, gente que tiene esta fe tan sencilla que puede perdonarlo todo”.

La historia deja al público la libertad de identificarse o, con una sencilla Philomena que es capaz de perdonar y continuar su vida, o con un periodista que en su momento hace un juicio contra la manipulación de la iglesia católica.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ