Es muy necesario aprovechar las energías renovables: expertos

Es muy necesario aprovechar las  energías renovables: expertos

■ Aplicar los beneficios del sol es un reto para México y el resto del mundo
Es muy necesario aprovechar las
energías renovables: expertos
■ Persiste un consumo excesivo y el planeta no lo está resistiendo, aseveran

En el marco de la presentación del Gobierno Federal de su iniciativa de Reforma Energética, especialistas invitados al programa Synergia, de La Jornada Tv, coincidieron en que el sobreconsumo de energía, la incapacidad para desarrollar tecnología propia, la anuencia a las empresas para evadir impuestos y la ausencia de políticas de Estado serias y eficientes, llevarán al sector energético mexicano a una crisis en un plazo de 10 años, cuando se prevé se acaben las reservas de petróleo.

En principio, José Luis Pinedo Vega, investigador del Centro Regional de Estudios Nucleares de la Universidad Autónoma de Zacatecas (CREN-UAZ), aseguró que el crecimiento económico en las naciones no está ligado al tema energético, al grado que hay países que han crecido sin generar energía, como es el caso de Japón, que mantiene suspendida su fuente de energía nuclear.

En el caso de México el desarrollo económico está ligado al petróleo porque este ha sido la fuente principal de ingresos. No obstante, los volúmenes importantes de exportación que había hace algunos años han disminuido sustancialmente desde 2012, pero el aumento en el precio por barril ha permitido un mayor ingreso de recursos.

Además, dijo que no todo el petróleo que se extrae en México tiene capacidad de refinación, motivo por el cual se exportan grandes cantidades, pero después se compra ya refinado y por ese motivo se importa gasolina.

Según explicó el académico, la reserva de producción de petróleo en México solamente es de 10.7 años, lo cual es una cifra dramática porque la reserva en los últimos años ha caído de forma impresionante por año, e incluso a partir de 2004 se inició el consumo de reservas que serían para generaciones futuras.

Al respecto, informó que en todo el mundo, 13 por ciento de la energía se usa para el transporte, pero en México se destina a ese rubro 51 por ciento, lo que indica que hay un problema de carácter cultural, es decir, no es el problema si tenemos petróleo o no, sino la estructura productiva y que en este país no hay una visión de Estado en la economía.

Agustín Enciso Muñoz, de la Unidad Académica de Física de la UAZ y funcionario en el Consejo Zacatecano de Ciencia, Tecnología e Innovación (Cozcyt), indicó que la energía está muy asociada al desarrollo de la humanidad, pero en este momento hay un consumo excesivo y el planeta no lo está resistiendo.

La existencia de más de 7 mil millones de habitantes en el planeta está generando un consumo acelerado de los recursos limitados con que se cuenta, pero son las grandes potencias las que están consumiendo la mayor parte.

Entonces, “si quisiéramos que la población viviera como lo hacen ellos, no alcanzarían los recursos del planeta para que todo el mundo viviera como ellos. Quiere decir que hay desigualdad porque hay regiones del planeta que viven con un gasto energético muy pequeño, mientras que otros consumen todo”.

Ante esa situación, manifestó la necesidad de buscar mecanismos más equilibrados para el consumo de la energía, pero para eso debe haber conciencia sobre el carácter finito de los recursos naturales e implementar estrategias de uso eficiente de la energía a través de nuevas políticas de Estado.

En relación al tema de las energías renovables y la posibilidad de implementar un proyecto de ese tipo en México, Enciso Muñoz comentó que en este momento esa alternativa no ha generado las condiciones necesarias para sustituir y producir energía.

Para ello se debe investigar y generar mecanismos que permitan utilizar fuentes de energía como el sol, pero ese es un reto no solamente en México, sino en todo el mundo. Es decir, la idea de generar energía a partir de la radiación solar es aún muy vaga como para sustituir su producción.

Sin embargo, dijo que hay prácticas individuales que la población puede sustituir para gastar menos energía y con ello paulatinamente habrá una economía del consumo más equilibrada.

Al respecto, Pinedo Vega explicó que el desarrollo de las fuentes alternas de energía en México es un proceso sumamente lento porque hay varias contradicciones, una de ellas es la poca capacidad de desarrollo tecnológico y otra la incapacidad financiera para ello.

El problema es que todas esas fuentes tienen problemas técnicos. Por ejemplo, para sustituir Laguna Verde, que tiene una potencia de mil 200 megawatts, se necesitarían 240 kilómetros cuadrados de celdas solares, además que no hay la industria que las produzca. Además, en caso de que ello sea posible, habría un impacto ecológico porque todo lo que quede debajo no recibiría luz de sol.

Por tanto, se oye muy bonito la energía solar como solución, pero hay problemas tecnológicos que no se han previsto y por eso sugiero comencemos por algo barato que es ahorrar energía.

En la generación de energía, el gobierno mexicano está impulsando a la empresa privada como modelo ideal con el argumento que las paraestatales no funcionan, pero hay muchos países cuya economía se basa en estas.

La energía nuclear, indicó Pinedo Vega, es una opción que se debe considerar porque no hay una forma más rápida para atender las necesidades de energía, y a pesar que puede ser inseguro, lo es de igual forma Pemex con accidentes frecuentes.

En Zacatecas, por ejemplo, aseguró que el motivo por el cual no se han instalado generadores de energía eólicos es porque hay una gran competencia entre empresas canadienses y españolas, pero el tráfico de influencias en el gobierno ha impedido una decisión al respecto.

En ese sentido, el investigador del CREN denunció que en México uno de los problemas más graves es que el Estado se aferra a Pemex como única forma de ingresar recursos, olvidándose de los multimillonarios cuyas empresas no pagan impuestos.

En los países más desarrollados, por el contrario, las empresas pagan al Estado más de 25 por ciento de sus ganancias por concepto de impuesto, como es el caso de Estados Unidos o Japón, donde las empresas pagan 38 por ciento de sus utilidades. En México, la diferencia reside en que solamente los asalariados pagan impuestos, de manera que el Estado no tiene la capacidad de generar más ingresos.

Por ejemplo, la industria minera es próspera en México porque solamente 2 por ciento de las ganancias se queda en el país, monto que ni siquiera es suficiente para remediar el daño ecológico en las regiones explotadas.

Entonces, si las empresas en México otorgaran un mínimo de 25 por ciento de sus ganancias por concepto de impuestos, habría recursos para invertir en desarrollo de ciencia y tecnología especializada para atender el tema energético, agregó Pinedo Vega.

Por último, Enciso Muñoz manifestó la necesidad de impulsar más trabajo de investigación mediante el cual se genere conocimiento científico que derive en la producción de energía, así como implementar otro modelo de desarrollo que permita transformar los hábitos de consumo energético.

A pesar que Zacatecas no produce energía en este momento, señaló que el estado se encuentra en el grupo de entidades que lidera potencial para generar energía eólica. Mientras se concretan los proyectos en ese rubro, recordó que el Cozcyt, con apoyo del Banco Mundial, colocó una planta fotovoltaica que surte de energía a cinco dependencias del Gobierno del Estado.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ