¿Qué sabes de los tontos con falsa autoestima?

¿Qué sabes de los tontos con falsa autoestima?

La autoestima no consiste en sobrestimarnos, sino que debe estar basada siempre en la realidad. La autoestima está asociada a un mejor rendimiento personal y con la vitalidad, aquellos que gozan de buena autoestima no les importa lo que opinen los otros, ni buscan reconocimiento, internamente son felices y actúan para satisfacción personal, se respetan a sí mismos y respetan a las demás personas. La mayoría de las personas con baja autoestima, se crean una falsa autoestima, que se manifiesta como una imagen que nos creamos como protección, para que no nos hagan daño y sobre todo para aparentar que no se tienen complejos, problemas de inferioridad o inseguridad, así tapan las debilidades y se sienten a salvo. Las personas que se crean la falsa autoestima, no son conscientes de que la tienen baja, incluso ellos mismos acaban creyéndose que gozan de gran amor propio. Muchos piensan que una persona guapa, tiene que tener la autoestima alta y no es así en absoluto. La autoestima no depende de que una persona sea más guapa o más fea. Hay bellezas con baja autoestima y personas con un físico no agraciado y alta autoestima.

Muchas veces las personas con baja autoestima intentarán atacar las debilidades de los demás y alimentar su propio ego presumiendo de cualidades. También es evidente que tienen una gran inestabilidad en el amor. Otras características que recurrentemente tienen son: sentimiento de superioridad, envidias, crueldad con los demás, la prepotencia, orgullo, ser criticones de forma negativa, no ser capaz de reconocer si han cometido un error y mucho menos de pedir perdón. Existen muchas maneras de refugiarnos en una falsa autoestima: alardeando de conquistas sexuales, haciéndose los mártires, amparándose en el “prestigio” de otro, valorándose sólo por el atractivo sexual, justificándose de todo, obsesionándose por la popularidad y buscando siempre la aprobación de los demás.

Un ejemplo claro es cuando una persona puede volverse hosco con otra persona (hijos, pareja u otra persona con quien tenga relación), cuando sienta que no puede controlarla, en lugar de plantearse de manera positiva cómo mejorar la relación. Con una relación de pareja existen hombres que en vez de dialogar, pueden mostrarse bruscos en sus relaciones sexuales por temor a no ser capaz de satisfacerla; una chica puede abandonar una carrera porque teme hacer el ridículo ante los compañeros más jóvenes de la clase, es decir dejan de reflexionar y se basan sólo en sus temores.

Es importante considerar que las personas con falsa autoestima se escudan en los éxitos profesionales y en el trabajo porque necesitan sentirse valorados y reconocidos, la profesión, un cargo y las pertenencias que tenga le dan identidad y le aportan seguridad. Presumir de quienes somos, de lo que hacemos o lo que tenemos inclusive criticar y denigrar a los demás es un mecanismo de defensa de la mente para contrarrestar la falta de autoestima. Al no sentirse valiosos y en una situación de desventaja, las personas con baja autoestima buscan atacar al contrario dando esa imagen de creerse los mejores y de ser superiores llegando hasta a ser crueles. Quien no se ama ni se valora a sí mismo intenta colocarse en situaciones de poder y superioridad desde donde cree nadie se dará cuenta de su problema. Uno de los pocos placeres en la vida de estas personas es convertir a aquéllos que tienen éxito en su vida personal y laboral en blanco de sus críticas. Si quieres saber qué tanto se valora una persona y ver cómo se trata a sí misma sólo tienes que observar cómo trata a los demás.

Estos son algunos de los rasgos ligados a la falsa autoestima: sentimientos de superioridad, envidia, crítica, crueldad, prepotencia, orgullo, egoísmo, arrogancia, irreverencia, insensibilidad, autoritarismo, irritabilidad, inestabilidad emocional, perfeccionismo, inflexibilidad, resentimiento, manipulación, autoengaño y exageración.

Para prevenir la falsa autoestima, los padres deben enseñarle al niño que no puede hacer o tener todo lo que quiere, darle a entender que el mundo no gira en torno a él y establecer límites; demostrarle que sus actos generan una consecuencia; a asumir sus responsabilidades;  a resolver con autonomía sus problemas y saber que de acuerdo a sus acciones así serán las consecuencias; hacer que comprenda que no siempre el que gana es el mejor; a aceptar sus fallos y aprender de ellos entendiendo que él, ni nadie es perfecto; enseñarle a  ser auténtico. El niño debe sentirse libre de opinar, de ser y de hacer lo que él quiera aun cuando no sea lo mismo que quieran los demás en su entorno.
Gracias por su tiempo para esta lectura, nos vemos el próximo miércoles.

([email protected])

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ