Se duplica sobrepastoreo en la entidad a causa de la sequía, afirma Secampo

Se duplica sobrepastoreo en la entidad  a causa de la sequía, afirma Secampo

Se debe a que el exceso de peso del ganado compacta la tierra y evita la filtración de agua.

Zacatecas debe contar con 166 mil unidades bovinas y no el millón que tiene: Flores.

El sobrepastoreo que existe en la entidad se ha duplicado en los últimos tres años a causa de la sequía. Esto porque, mientras se mantiene el millón de unidades de ganado en Zacatecas, cada vez son necesarias más hectáreas para que cada animal sobreviva durante un año entero con suficiente alimento.

El secretario del Campo, Enrique Flores Mendoza, explicó que antes de que iniciara la sequía también había un sobrepastoreo por las condiciones de aridez y falta de vegetación que se registran históricamente en el estado. Dijo que para que un animal pudiera vivir adecuadamente necesitaba 15 hectáreas, a diferencia de otras entidades donde la cifra es de una hectárea por cada cabeza de ganado.

“Por ejemplo en Veracruz o la Huasteca es una hectárea, es decir, con la vegetación que hay en una hectárea, una vaca y su becerro se mantienen todo el año”, expuso el funcionario.

Agregó que teniendo en cuenta la proporción estatal y sabiendo que en Zacatecas hay 5 millones de hectáreas de agostadero, antes de que comenzara la falta de lluvias la cifra ideal de animales en la entidad era de 333 mil en vez de un millón, lo cual significaba tres veces más de lo adecuado.

Si en ese momento ya era preocupante el sobrepastoreo, con las consecuencias de la sequía se agravó mucho más ya que actualmente “se habla de que nos vamos al doble, ahorita necesitamos 30 hectáreas para que una vaca pueda alimentarse durante todo el año”.

Según esta nueva proporción de las tierras de agostadero, lo conveniente para el estado de Zacatecas actualmente es que haya un total de 166 mil unidades de ganado y no el millón que aún se mantiene, porque este número es seis veces mayor al considerado como idóneo para poder conservar los suelos y no agravar, todavía más, el problema de la erosión en el suelo zacatecano.

El problema principal del sobrepastoreo es que el exceso de peso del ganado compacta la tierra y evita la filtración del agua y el rebrote del pasto.
“Hay predios donde ya no hay zacate, no hay pasto, y están tan compactados por el sobrepastoreo, por el excesivo peso del ganado que parecen cemento. Entonces ese suelo endurecido, compactado, no permite que cuando el agua caiga se infiltre, sino que se va”, precisó Flores Mendoza.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ