¡Solidaridad con los zacatecanos en lucha, en El Coronel y en Peñasquito!

¡Solidaridad con los zacatecanos en lucha, en El Coronel y en Peñasquito!

Cada vez con mayor énfasis en polarizar a la sociedad, se atiza la polémica sobre la privatización del petróleo, sin ser sencillo responder la pregunta, ¿se vende o no Pemex? Dar o no mayor acceso a la inversión extranjera, por compromisos políticos o ventaja tecnológica, impone reconocer que si Pemex carece de recursos para invertir en sí misma, no lo hace por cumplir su responsabilidad de proveer al fisco, con el producto de sus ventas. Lorenzo Meyer con sencillez señala: “Para mejorar la eficiencia de Petróleos Mexicanos (Pemex) y su aporte a la economía nacional no se necesita por fuerza el capital extranjero, sino voluntad política para eliminar la corrupción interna, tanto de la alta burocracia como del sindicato petrolero. El principal objetivo de impulsar la privatización de nuevas áreas del sector petrolero es incrementar la producción de crudo y obtener recursos para financiar el gasto corriente del gobierno, a falta de una reforma fiscal, necesaria desde hace más de 50 años. Mantener la industria petrolera en manos del Estado es casi una necesidad y una manera de crear y mantener el espíritu de comunidad.”

En la hacienda pública no habrá problema con la reciente y multimillonaria condonación a Televisa. Si hubiera afectación fiscal, se recuperaría con ingresos provenientes de Pemex. ¿El neoliberalismo aún gobierna México, en el gobierno de Peña Nieto? En Europa, absorbió el paradigma de la sociedad del conocimiento y su operar con base en competencias, no lo disolvió y dicha propuesta fue su rostro amable, difundido para mundializar las reformas educativas bajo los preceptos del operar con base en competencias. Hoy, los indignados sin esperanzas son la novedad generada con su aplicación y una nueva crisis que desmantela la seguridad social y los servicios de salud, inicio del fin del asistencialismo e hipótesis de trabajo de Pacto por México, ya convertida en precariedad, como futuro laboral para los mexicanos.
Lo sucedido es historia vigente: el monstruo neoliberal devoró y devora los recursos públicos y la especulación sin medida de los privados, dio y da al traste con los objetivos de crecimiento. Que alguien pregunte a España, Grecia, Italia, Portugal, Francia, etc. En aquel tiempo, colapsadas las posibilidades de crecer, los principios proclamados por PISA, se hicieron añicos. ¿Alguien los recuerda? Ante el atraso local, de vez, en vez se hace sonar en Zacatecas, la falta de arribo al paradigma de la sociedad del conocimiento, al que localmente, aun no se hace florecer.

¿De dónde surgió PISA y qué fracaso ayudó a superar? PISA fue alternativa al fracaso del Consenso de Washington, cuyos mandamientos eran: Disciplina presupuestaria (los presupuestos públicos no pueden tener déficit); reordenamiento de las prioridades del gasto público de áreas como subsidios (indiscriminados) hacia sectores que favorezcan el crecimiento y servicios para los pobres, como educación, salud pública, investigación e infraestructuras; reforma fiscal (con bases más amplias); liberalización financiera, especial en los tipos de interés; tipo de cambio competitivo; liberalización del comercio internacional (disminución de barreras aduaneras); eliminación de barreras a la inversión extranjera directa; privatización, venta de las empresas públicas y de los monopolios estatales; desregulación de los mercados y protección de la propiedad privada. ¿Suenan a salinismo?
Para paliar sus efectos, las transformaciones educativas que promueven el enfoque por competencias se concretan en marzo del año 2000, al establecer el Consejo Europeo de Lisboa, el objetivo estratégico para la Unión Europea: orientar sus esfuerzos para transformar su economía en una de las más competitivas del planeta y convertirse en referente cultural de la globalización: “La economía del conocimiento más competitiva y dinámica del mundo, capaz de un crecimiento económico sostenible acompañado de una mejor calidad y cantidad de empleo y de una mayor cohesión social”. En la sociedad del conocimiento, la Unión Europea recuperaría el liderazgo mundial y su competitividad en un período de 10 años. Eso se esperaba y qué sucedió. El neoliberalismo hizo añicos el proyecto.

Respecto a Pemex y frente al neoliberalismo, Rolando Cordera, urge a “precisar objetivos claros y prioridades sensatas para su complejo energético”. Por su parte, Marco A. Bernal, señala: “El Estado no tiene capacidad presupuestal para proveer cada año a Petróleos Mexicanos (Pemex) de 150 mil millones de pesos extra para operar como empresa productiva y rentable, y esos recursos se obtendrían de la asociación con la iniciativa privada en áreas que no afecten la propiedad que de los hidrocarburos tiene la nación, sin tocar el artículo 27 de la Constitución.” Y calificó de falso debate la denuncia de privatización vertida por un sector de la izquierda. Bernal no sepultará el debate ni podrá ocultar ni ignorar la magnitud de recursos drenados a Pemex por el fisco mexicano y un gasto, hasta hoy, sujeto al capricho presidencial. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ