4.8 C
Zacatecas
martes, 5 marzo, 2024
spot_img

Disfrutar el trayecto

Más Leídas

- Publicidad -

Por: JORGE ORTEGA* •

La Gualdra 508/Río de Palabras

- Publicidad -

Dado el riesgo latente de las circunstancias en el segundo año de la pandemia del Covid-19 y las ineludibles asperezas de la vida diaria, difícil es pensar hoy en día en la paz como un estado de absoluta serenidad o placidez. Menos ahora que, por si acaso fuera poco la amenaza silenciosa del coronavirus, la violencia criminal está ya desatada por todo México y tanto la clase política como la sociedad civil en su conjunto nos ofrecen el más acabado ejemplo de polaridad ideológica. Ante tamaño escenario, no queda entonces más que asumir la paz en un constante marco de contingencia, viendo en la incertidumbre, la impunidad, la inflación económica y la inseguridad su más digno contrapunto. Es preciso reconocer así que la paz no puede ser más una aspiración ni un punto de llegada, sino un modo de ser optimista en el caos, o bien, realista frente a la tentación del optimismo. Se trata, pues, de buscar la paz, no de esperarla, de aprovecharla como viene, marcada de angustias, no de idealizarla como una cosa inalcanzable. Por lo demás, no hay condiciones ni tiempo para las utopías. El paraíso está aquí, entre la penuria y el dolor, el quebranto y la desesperanza. Sí, anida en los remansos de concordia, alegría y quietud que nos brindan la amistad, el amor, la soledad, y desde luego las recompensas del arte, la imaginación y el diálogo cordial. Por esos felices momentos de excepción, sigue valiendo la pena vivir la vida y alzar la copa una vez por año para festejar esos instantes selectos de un 2021 y hacer votos para que ocurran los de 2022. Porque la paz no está al final del camino sino a lo largo del camino, en los inadvertidos recodos del paisaje de los acontecimientos. Basta aguzar la vista e ir tras la liebre del júbilo y la risa, el sosiego y la camaradería, gozando los claros del bosque como las cataratas de un sol, una luz reconfortante. En tres palabras: Disfrutar el trayecto. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-508

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img