10.2 C
Zacatecas
jueves, 9 diciembre, 2021

La lucha por el presupuesto

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALBERTO VÉLEZ RODRÍGUEZ • ROLANDO ALVARADO FLORES •

El pasado 15 de octubre de 2021 no se pagó la prima de antigüedad al personal académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas. Si se consulta la prensa del pasado se puede encontrar una nota del año 2018 (“Paro en la UAZ por falta de pagos; urgen 320 millones para cerrar año” La Jornada Zacatecas, 19/10/2018) en la que se informa de un paro general en la universidad, el jueves 18 de octubre de 2018, por causa del impago de la prima de antigüedad de septiembre. Según el Dr. Pedro Martínez Arteaga, secretario general del sindicato de personal académico de la UAZ (SPAUAZ) en aquel entonces, la responsabilidad de la situación de insolvencia financiera se debía al gobierno de Enrique Peña Nieto: “El gobierno de Enrique Peña Nieto no aumentó el subsidio para las universidades públicas de México. Él tiene mucha responsabilidad en todo esto”. Cambió el gobierno, la deuda de las universidades públicas sigue, la UAZ necesita, de acuerdo al actual rector, 520 millones para salir el año (“Requiere UAZ 520 mdp para cerrar el año; garantiza sueldo a docentes hasta octubre” El Sol de Zacatecas, 27/09/2021). Parecería que la necesidad de dineros aumentó: de 320 a 520 millones. Esto es una ilusión: la cifra real se ignora, lo que sí se sabe es que, por ejemplo, debe la universidad 150 millones al SPAUAZ por un préstamo para pagar salarios o prestaciones o ambos. También adeuda impuestos a la Secretaría de Hacienda y Crédito Público y al ISSSTE por concepto de cuota de seguridad social. Es claro, la problemática económica se agudiza. De acuerdo a lo comunicado por la prensa, porque los canales sindicales de información están ocluidos, el rector aseguró, al comité ejecutivo del SPAUAZ, pagos de quincena para octubre y noviembre, sin pagar prestaciones ni cuotas de seguridad social (“SPAUAZ, sin certeza de pagos” NTR, 12/10/2021). ¿Qué hizo y qué hará al respecto la dirigencia sindical? No hizo algo previo al impago de la prima de antigüedad de septiembre, ni propone nada para presionar por el pago. Respecto al futuro, la declaración del Ing. Juan José Martínez Pardo fue: “lo que más nos preocupa es el cierre de año, lo que es diciembre con todas las prestaciones implícitas, lo que es aguinaldo con todas las quincenas incluidas”. Preocupación es la palabra clave: ¿la propuesta es convocar a la Coordinadora de Delegados para preocuparse en colectivo? No se sabe, quizá. Por lo pronto la situación es tan grave como la de los años pasado y antepasado y aún antes. ¿Cómo se resolvió en esos tiempos? Mediante recursos extraordinarios y préstamos. Uno de estos solicitado al SPAUAZ, lo que lo transforma en una “caja chica” de la rectoría. Condición que no preocupa a nadie. Hay algo, sin embargo, sobre lo que sí se debe reflexionar y es preocupante. La información no es certera, pero al parecer durante el pasado proceso de reafiliación al SPAUAZ (el único en 30 años) ratificaron su pertenencia a esa institución 2200 personas de un padrón estimado en 2990 (o algo así). Por tanto, 790 universitarios, poco más o menos, decidieron la irrelevancia del sindicato y sus acciones en su vida laboral. De la misma manera quedaron fuera todos los funcionarios, alrededor de 600 (o quizá 700) a los que ya no se debería cobrar cuota ni retenerles ahorro. Lo que indica que 1390, más o menos, de los universitarios ya no aportaran cuota al sindicato. ¿Qué significan estos datos para la vida orgánica del SPAUAZ? Para muchos está bien: quedan sólo los que sí quieren participar en la defensa de sus derechos. Esto es incorrecto: algunos de entre quienes no se reafiliaron, quizá, no quieren defender sus derechos (dudoso), pero otros pueden creer que el actual sindicato es irrelevante para defender sus derechos. Sí quieren defenderlos, pero no creen que el SPAUAZ sea capaz de hacerlo. Esa es una crítica directa a la organización. Políticamente no representa nada, mientras no haya otro sindicato que dispute la titularidad del contrato. Queda en crítica implícita a la institución sindical y se desdeñará. Pero, y esto no es irrelevante, si de verdad existe seriedad y honestidad en los liderazgos sindicales, el sindicato dejará de cobrar cuota a 1390 universitarios. Casi un tercio de los fondos que se allega el SPAUAZ. Si se asume una nómina promedio de 70 millones al mes para el sector docente, por conceptos de ahorro, cuota e igual cobra la institución sindical un 3 % de esos dineros, así que en liquido obtiene 2 millones 100 mil pesos por mes, 25 millones 200 mil pesos al año. Un tercio de esta suma son 8 millones 400 mil pesos por año. Reducción sustancial. Si se concreta ¿de dónde va a salir el dinero para los préstamos a rectoría? La necesidad de impedir la merma de recursos es lo que lleva a los líderes sindicales a la incoherencia: ¿cómo lanzan un proceso de reafiliación si a todos los docentes universitarios les cobran cuota? Cobrarla implica que son miembros, así que la reafiliación se vuelve innecesaria. Ahora bien, si les cobran cuota a los que no se reafilian ¿cómo es que los dejarán fuera del sindicato?

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias

Quiero suscribirme
1
Recibe las noticias en Whatsapp
Hola 👋
Recuerda que ahora puedes suscribirte para recibir las noticias más destacadas en tu Whatsapp