13.8 C
Zacatecas
domingo, 14 julio, 2024
spot_img

Ante la masacre de iguala, vienen tiempos de definiciones

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAYMUNDO CÁRDENAS VARGAS • Araceli Rodarte • Admin •

El próximo fin de semana se cumple un mes de la agresión de sicarios y policías del municipio de Iguala Guerrero, en contra de estudiantes normalistas. Ante el hecho de que hasta ayer no existían datos sobre el destino de los 43 jóvenes, no obstante que se han descubierto alrededor de 20 fosas clandestinas en los alrededores de Iguala, el comité estudiantil de la Normal de Ayotzinapa, exigió al gobierno que a más tardar hoy lunes 20 de octubre informe el paradero de sus 43 compañeros desaparecidos desde el día 26 del mes pasado. Es evidente que la falta de información concreta sobre el paradero de los jóvenes está generando un incremento de la indignación en todo el país, además de que se fortalece la plausibilidad de la denuncia del padre Solalinde, de que el gobierno ya sabe que los desaparecidos fueron asesinados y que su tardanza en informar obedece a que están diseñando una narrativa y una estrategia de comunicación para minimizar los costos políticos para el gobierno de la República, pues cada vez parece más increíble que teniendo detenidos a decenas de quienes participaron en la agresión, y al propio jefe de los Guerreros Unidos, las autoridades sigan dando la impresión de que no cuentan con los instrumentos para conducir con profesionalismo la investigación de la masacre.

- Publicidad -

El ultimátum de los normalistas puede ser el inicio de una nueva fase de su lucha, que puede incluir la intensificación de las medidas de presión y de propaganda, incluyendo las ocupaciones de los palacios municipales, con la carga simbólica que estos tienen, para dar fuerza a su demanda de que aparezcan con vida sus compañeros, y a que renuncie el gobernador Ángel Aguirre y las autoridades municipales sobre las que existen sospechas fundadas de que mantienen vínculos con grupos del crimen organizado.

El incremento de las tensiones en Guerrero estará acompañado también por la ampliación significativa del movimiento nacional que se ha levantado en solidaridad con los normalistas y por un significativo incremento en los niveles de organización del mismo. El paro nacional convocado por una asamblea de representantes de numerosas instituciones educativas para el próximo miércoles será una oportunidad para que los estudiantes, por ejemplo de la UAZ , intensifiquen su trabajo de información y consoliden sus métodos de toma de decisiones y su organización desde los grupos, programas y unidades académicas, para estar mejor preparados para enfrentar una lucha que puede ser larga y complicada. Es posible también que este sea el momento en que se involucren el magisterio, los sindicatos universitarios y de las demás instituciones educativas, pues no sería políticamente sano para esas organizaciones permanecer al margen mientras que el movimiento de los estudiantes se fortalece cuantitativa y cualitativamente.

La élite del poder se está enfrentando a una situación que está deteriorando rápidamente su hegemonía porque millones de mexicanos ya han tomado conciencia de que las instituciones estatales han sido desnaturalizadas y ya no procuran el bienestar social sino el mantenimiento de los privilegios de muy pocos.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -