24.2 C
Zacatecas
jueves, 18 abril, 2024
spot_img

Personal de la UAZ, sin percibir depósitos en el SAR y el Fovissste desde el año 2000

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ Los últimos realizados se hicieron con un salario menor al real

- Publicidad -

■ Deuda con el ISSSTE no contempla estos montos: Longoria

El personal académico de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) no ha percibido depósito alguno en el Sistema de Ahorro para el Retiro (SAR) desde el año 2000 ni en el Fondo de Vivienda del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los Trabajadores del Estado (Fovissste) desde el mismo año.

Miguel Moctezuma Longoria, investigador de la Unidad Académica en Estudios del Desarrollo, informó que, además de ello, los últimos depósitos fueron calculados con base en un salario menor al realmente percibido, según lo constató mediante información de la Coordinación de Recursos Humanos.

Ante esa situación, informó que “nuestro programa académico, conjuntamente con otras unidades y programas, ha tomado la determinación de iniciar una serie de actividades tendientes a la búsqueda de una estrategia entre los universitarios a fin de enfrentar con éxito la difícil situación de viabilidad por la que pasa la Universidad”.

En ese sentido, recordó que la UAZ ha reconocido un adeudo de 732 millones 620 mil pesos al ISSSTE, pero esa suma no contempla el adeudo al SAR que aproximadamente es de 400 millones de pesos.

Según el Rector Armando Silva Cháirez, se requiere hacer gestiones para un subsidio extraordinario, ya que la Universidad quedó obligada a cubrir en parcialidades de seis años ese monto, y de no hacerlo se descontará del subsidio ordinario, según se establece en el convenio que recientemente firmó con el ISSSTE.

En ese contexto, Moctezuma Longoria expuso que una hipótesis sería solicitar un subsidio extraordinario de mil 132 millones de pesos para cubrir la totalidad de la deuda, pero el problema sería que una quincena después la institución entraría en déficit debido a que el subsidio extraordinario se recibe una sola vez y aunque se cubra el adeudo, no habría respaldo para el total de la plantilla de profesores.

Una segunda hipótesis consistiría en abrir una negociación poniendo en la mesa una propuesta de nuevo modelo de universidad en donde lo financiero no se presente solo como un déficit, sino como parte de una solución integral. Esto lleva a otra estrategia distinta: reconocer que el problema no se reduce a una “ingeniería financiera”.

Desde su punto de vista, solo en esta segunda opción tendría sentido buscar el respaldo de la Cámara de Diputados, de las autoridades locales, así como de la Secretaría de Educación Pública (SEP) y la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP).

Sin embargo, manifestó que la instancia para discutir y acordar este asunto debe ser el Consejo Universitario, pero hasta ahora todo lo ha suscrito el Rector en funciones “y esa tónica es la que ahoga y presagia una mala experiencia”.

Moctezuma Longoria señaló que las opciones tienen que apoyarse en las experiencias de éxito. Como lo es la UNAM que ha logrado un subsidio récord, lo mismo ha pasado con la Universidad Narro de Saltillo y la Autónoma de Guerrero, que han logrado resolver su situación adecuadamente. “Estos y otros ejemplos marcan la senda que está en nuestras manos. Pero, la situación de reducción del presupuesto federal está en nuestra contra. Entonces la alternativa debe ser más imaginativa”.

“No debemos de esperarnos a que nos obliguen a una negociación en la que estemos de rodillas. Quizás estemos en el momento en que ya no haya más oportunidades…Solo tenemos ahorro por SAR hasta 2000, y por Fovissste hasta 2010”, concluyó.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -