24.2 C
Zacatecas
jueves, 18 abril, 2024
spot_img

La primera prueba de Tello

Más Leídas

- Publicidad -

Por: EDUARDO CAMPECH MIRANDA* • admin-zenda • Admin •

La Gualdra 251 / Opinión

- Publicidad -

Tal y como lo mencioné hace unas semanas, una de las incógnitas que rodean a la designación del gabinete y demás funcionarios de la administración entrante. Durante las campañas, y hasta ahora, no ha existido un pronunciamiento que devele nombres, sólo la escueta y etérea respuesta de “serán los mejores”. De me salta una pregunta: ¿los mejores para qué, los mejores dónde, los mejores en qué? El candidato triunfador en la contienda electoral, Alejandro Tello, manifestó hace unos pocos días el tener claro que no todos votaron por él, pero que ello no obsta para que se puedan integrar a su equipo, en caso de contar con el perfil requerido.

En pasillos suenan nombres, en columnas se confirman algunos. La designación de encomiendas político-administrativas, en todas las áreas, será una prueba de la garantía y honestidad que en campaña se prometieron. No concibo, ni deseo que suceda, el nombramiento –ni siquiera como mediano funcionario- del ámbito educativo o cultural a una persona incapaz de escribir decentemente. Y no me refiero al estilo o la redacción. Mi alusión es directamente con la ortografía. No se puede hablar de interés por desarrollar e impulsar la entidad federativa cuando se tiene deficiencias ortográficas básicas.

Es signo de administraciones anteriores, y de la actual, otorgar un nombramiento en la burocracia como contraparte a la labor realizada en la campaña electoral. Sin importar siquiera si hay, al menos, un punto de convergencia real entre la vida personal y profesional del funcionario designado y la institución o área que estará a su cargo. De ahí que no resulte sorprendente, pero sí escalofriante, que alguien que escribe “tube (sic) el gusto de saludar a mi amigo” o “exelente” ostente una jefatura en el ámbito educativo. Dudo, sinceramente, que maestros así hayan presentado la evaluación y obtenido un “idóneo”.

Dada la inercia que mencioné al inicio del párrafo anterior, ya se sienten con el cargo en la mano. Sus aspiraciones de ascenso burocrático están cerca de concretarse. Ello les da valor de amenazar, amedrentar e intimidar. Tienen un pie arriba del tren de la alta burocracia. Tello debe revisar estas actitudes (y aptitudes), para que sus palabras no se diluyan en el aire, al momento de realizar el diseño de su gabinete; para que el beneficio de la duda que debemos dar quienes no votamos por él sea correspondido y nos muestre que estábamos en un error.

Le recuerdo la triste historia de varios funcionarios que llegaron a la Coordinación Estatal de Bibliotecas y a la Biblioteca Central: la primera vez que entraron a la “Mauricio” fue a asumir el cargo. Ni siquiera en su época estudiantil acudieron a ella. Y realmente es complicado, principalmente cuando “lo saben todo”, explicarles cuál es el funcionamiento de la institución y convencerlos de que los libros no muerden.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra-251

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -