11.9 C
Zacatecas
miércoles, 8 diciembre, 2021

El legado y el adeudo histórico con los pueblos originarios

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

Ahora que se recordó la caída del imperio mexica, se abrió la posibilidad de valorar el legado y la importancia de los pueblos originarios de estas tierras. Y evaluar lo que se debe en materia de justica a dichos pueblos. Se critica la explotación y despojo de la que fueron objeto los pueblos indígenas en la colonia española, pero se permite que continúe el despojo, explotación y conquista cultural en la actualidad con los indígenas vivos. El responsable del reconocimiento efectivo (no declarativo) de los derechos es el Estado. En 1994 los indígenas en Chiapas se levantaron en armas contra el Estado mexicano, se estableció un llamado a la paz y, para hacerla efectiva, se realizaron negociaciones en donde se acordaron 5 temas de acuerdos para la paz con justicia y dignidad. En la primera mesa de acuerdos se logró redactar una Ley de Derechos y cultura indígena, que Zedillo traicionó y no se aprobaron por el Poder Legislativo. Así, de los 5 temas, no se ha cumplido siquiera el primero. ¿Por qué este gobierno después de 3 años no ha puesto a consideración el legislativo cumplir con los llamados Acuerdos de San Andrés, aun cuando ha contado con mayoría en las cámaras? ¿Se tiene autoridad moral de reclamar al imperio español de hace 500 años discriminación racial hacia los pueblos originarios, mientras en la actualidad se siguen negando los derechos a esos pueblos?

- Publicidad -

En la Nueva España se exigía que los indígenas dejaran de ser lo que eran para convertirse a la religión de los europeos; después, con los liberales ilustrados después de la Independencia, se exigía igualmente a los indios que dejaran de ser lo que eran para que fueran ‘civilizados y modernos’. Tanto el conquistador novohispano como el liberal decimonónico tenían una reacción similar respecto a los pueblos indígenas: exigirles el abandono de su identidad. Juárez se convirtió en moderno. En la Revolución, los carrancistas atacaban a los zapatistas porque veían en estos últimos ‘la reacción’ que quería el regreso de la memoria india en la actualidad. La manera que hay para valorar la memoria viva e identidad propia de esos pueblos, es reconocer su autonomía y dominio sobre sus territorios. La pregunta es, ¿cuál es la política del actual gobierno en torno a este tema? No se ve claro, pero a la fecha no se distingue de los gobiernos anteriores, con discursos paternalistas y nulo reconocimiento pleno de sus derechos humanos de cuarta generación: derechos culturales como pueblos. Se prometió cumplir con los acuerdos de San Andrés y no se ha cumplido. Y no se ve que tengan la intención de hacerlo.

En Zacatecas hubo presencia de pueblos sedentarios con civilización, como los enclaves teotihuacanos en lo que hoy es La Quemada y Chalchihuites; los pueblos sedentarios de raíz náhuatl como los Caxcanes en el sur-occidente del estado; y un puñado de cazadores recolectores (como los Huachichiles). Además de Tecuexes y Zacatecos. Ahora sigue habiendo presencia indígena producto de mezclas y nuevas identidades desde el siglo 18, como los Wixarikas (huicholes), Coras y Tepehuanos. Pero los adeudos históricos siguen los mismos resultados que en el conjunto el país. Este país sigue esperando una política de Estado para la justicia con los pueblos originarios.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias