15.3 C
Zacatecas
lunes, 16 mayo, 2022
spot_img

Lic. Roberto F. Almanza, breves de la historia 1 (parte 1/2)

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Juan Manuel Rivera Juárez • Elva Cabrera Muruato •

En más de los personajes que influyeron ideológicamente y definieron el rumbo académico, administrativo y político de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) durante la década de los setentas del siglo pasado, la época en la que la institución trataba de reestructurase de acuerdo a los cambios que experimentaba el país, destaca el nombre del Lic. Roberto F. Almanza, quien en 1971 fungió como Coordinador del Simposium de Reforma. A continuación compartimos parte de su trayectoria y algunas reflexiones.

- Publicidad -

Roberto Almanza fue estudiante en el Instituto de Ciencias de Zacatecas (ICZ) en 1939. Su vocación por la difusión de la cultura se marcó desde esa época en la que fungió como director de «Voz Estudiantil», el órgano oficial de difusión de la Sociedad de Alumnos del Instituto que surgió el 15 de octubre de ese mismo año. La publicación quincenal que fue fundamental en la labor de difusión de la cultura tuvo una primera etapa efímera, el impreso demandaba un resurgimiento que impactara e incidiera en la comunidad y Almanza hizo frente al reto.

Desde el inicio de su gestión al frente del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ), el Rector José Abraham Torres Viramontes manifestó que para que la institución cumpliera con su función, era necesario que la ciencia y la cultura generada en la Casa de Estudios se proyectara hacia la sociedad, de lo contrario la actividad creadora se estrangularía así misma. Considerando que la difusión de la cultura en el ámbito universitario y social era una meta y un medio que la permitiría al Instituto alcanzar sus fines, en el ciclo escolar 1960-1961, instruyó la transformación del Departamento de Extensión Universitaria en Departamento de Coordinación Cultural y nombró al emérito maestro Lic. Roberto F. Almanza como su coordinador.

Desde el Departamento de Coordinación Cultural de la UAZ el Lic. Almanza respaldó la solicitud que hicieran el 8 de marzo de 1971 para que les otorgaran una concesión para explotar comercialmente una estación de radio en la ciudad de Zacatecas, los socios de “Promotora de Radio en Zacatecas, S.A. de C.V., J. Jesús Jaquez Acuña, Ramón Medina Collazo y Lázaro Rivera Hernández. La petición se dirigió al titular de la Secretaria de Comunicaciones y Transportes, Ing. Eugenio Méndez Docurro y se hizo acompañar de avales y apoyos suscritos desde la Dirección General de Educación Pública del Estado, la Cámara Nacional de Comercio de Zacatecas y el Instituto Nacional de la Juventud Mexicana, Delegación Zacatecas.

Es de resaltar en la trayectoria del Lic. Almanza su gran compromiso con la difusión de la cultura, que se ve reflejado en los argumentos escritos por él en apoyo al proyecto de solicitud para la asignación de una nueva señal de radio: “Es indispensable que los medios de comunicación masiva no solamente se multipliquen sino que cambie en muchos aspectos su propio contenido. Se hace pues imprescindible transformar en gran medida nuestros sistemas de comunicación que no conducen a una formación espiritual de radiodifusión, sino solamente a la fijación de ideas e imágenes que guardan íntima relación con los productos que anuncian, pero este procedimiento ha traído como consecuencia una especie de fosilización cultural que difícilmente puede convertirse por medios escolares”.

En 1971 Roberto F. Almanza fungió como Coordinador del Simposium para la Reforma Universitaria gracias a la designación del Lic. Magdaleno Varela Luján, Rector de la UAZ. Esta responsabilidad le permitió dar a conocer a la comunidad universitaria y a la sociedad la elocuencia de sus ideas y convicciones. Los siguientes párrafos son algunas evidencias, resultado de la revisión y análisis de su obra.

“Siendo el mundo en que vivirá y actuará el estudiante una complicada madeja de posibilidades y consecuencias, un movimiento constante de flujo y reflujo de la cultura, la forma en que actualmente se encuentran estructurados los estudios universitarios resulta inadecuada e ineficaz, colocando al estudiante en encrucijadas para las cuales no ha sido preparado”. Convencido de la transformación sustancial que debía experimentar la institución educativa afirmaba, “Se olvida que el propósito supremo de toda educación superior es precisamente ese, el de ser educación, vale decir formación cultural del estudiante y no simple información por profunda que sea”.

Fue categórico en sus dichos respecto a la incapacidad intelectual de los estudiantes, base falsa (de no pocos maestros) al momento de impartir clases, evaluar y promover de nivel a los alumnos, el Lic. Almanza aseguraba “…que un maestro está obligado a impartir sus conocimientos a todos los alumnos que integran este o aquel grupo y es responsable de la eficacia de su enseñanza”. Sustentado en la responsabilidad que debía asumir el docente en el proceso de formación exhortó a sus pares a hacer el cambio, “Se impone, por tanto, una reforma radical de aquellos planes y programas de estudio, así como de la metodología de la enseñanza superior (que tiene, como se sabe, caracteres específicos y diferenciales de los otros tipos de enseñanza), modificando incluso los objetivos básicos de la Universidad misma si se quiere en verdad adecuar al estudiante al mundo en el que necesariamente habrá de vivir y tal vez ejercer funciones directoras”.

El coordinador de la Reforma Universitaria de 1971 manifestaba la urgencia de realizar cambios al interior de la institución acordes a las nuevas necesidades de un mundo en constante evolución, “Se repite hasta el cansancio ese estribillo de que la Universidad tiene como fines la enseñanza superior, la investigación científica y la difusión de la cultura. Pero eso responde a una idea inexacta de lo universitario, inadecuada para el mundo contemporáneo, incapaz de enfrentarse al mañana con posibilidades de éxito. Es demasiado ambigua semejante idea, inactual, y el estudiante no recibe lo que necesita y, así, la sociedad resulta, en última instancia, defraudada”. En la próxima entrega compartiremos más detalles del paso del Lic. Almanza por la Máxima Casa de Estudios.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica
de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT.
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.
[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias