18 C
Zacatecas
lunes, 6 diciembre, 2021

El devenir de la creación: Yoga, meditación, danza

Más Leídas

- Publicidad -

Por: SIGIFREDO ESQUIVEL MARÍN •

La Gualdra 499 / Yoga

- Publicidad -

[Segunda parte]

Yogendra: Yoga, meditación y sabiduría como gran triada universal

La semana pasada presentamos “Conversaciones, vivencias y convivencias con Prasad, y Claudia Llanos”1, en esta ocasión corresponde el turno a Yogendra, quien también estuvo en Zacatecas del 22 al 26 de septiembre de este 2021 en el espacio de Sadhana que coordina Sofía Carolina Peraza.

Yogui para los amigos –dice el maestro con sonrisa y broma cómplices después de romper el hielo. Ya es un hindú-chilango-universal que ha aprendido a “tirar carrilla” y los juegos de palabras de doble o triple sentido, sin dejar de ser siempre amable y atento con su interlocutor. Excelente cocinero y gran conversador, el maestro Yogendra ha asimilado la enseñanza de Jung y de los antiguos sabios y en cada clase se conecta y reconecta con su niño interior y pone en sincronía la inspiración divina del juego creador que invoca desde la libre creación, empero, esta imagen deja de lado, algo fundamental, estamos ante un intelectual que ha absorbido de manera vital todas las tradiciones de sapiencia antigua oriental con rigor, no en balde especialistas de la UNAM y de otras universidades, cuando tienen alguna duda sobre alguna cuestión del Sánscrito o de algún tema de fina erudición sobre los clásicos de la India, lo consultan.

Si Yoga ha sido una experiencia y práctica milenaria de sabiduría y de autoconocimiento, ¿qué significado tiene hoy hacer y compartir yoga en la sociedad actual? “Si algo es antiguo, no quiere decir que no sea válido o vigente. Hablemos un poco poética y metafóricamente. El Sol es bilenario y aun así sigue siendo útil y vital. Si reflexionáramos sobre el significado más amplio de la práctica de yoga nos llegaría la respuesta de esta pregunta. La ignorancia y el conocimiento los dos encuentran la manera de prevalecer y el yoga es un camino hacia sva-adhyaya (estudio de uno mismo). Si una sociedad sufre de desbalance físico, psicológico y emocional, creo que estaría bien hallar un camino para saber el origen y prevención de este desbalance y el yoga puede ser un camino muy útil. Si nuestros abuelos dejaron algunas recetas de buen gusto y saludable, es sabio aprovecharlas”; Yogendra habla pausadamente como si las palabras fueran dictadas desde el corazón mismo de las cosas.

Desde tu experiencia y práctica profesional, ¿qué aporta yoga para la salud integral? “En YogaSutram de Patanjali se menciona que el yoga puede abarcar la parte ética, física, respiratoria, sensorial, atención mental, intelectual y espiritual. Trabaja con sobre todas las capas del ser humano. Cada individuo puede escoger hasta dónde quiere llegar. Yoga es aprendizaje infinito” –el maestro especialista en textos antiguos y dramaturgia no se anda por las ramas y va directo al grano.

Si meditar es estar consigo y con el mundo fluyendo en una totalidad dinámica, vital y plena, ¿cuáles son los beneficios de la práctica de meditación hoy en día? “A veces vamos con las primeras impresiones de las palabras y las definiciones de las cosas. Esto nos deja margen a equivocarnos. Estar consigo no es desconectarse de otros. Mejor dicho, solo cuando estás conscientemente contigo, es cuando puede estar con otros de la mejor manera. Tomemos un ejemplo radical (sin prejuicio alguno al alcohol). Si estás borracho, crees que puedes estar al cien con otra persona o cuando estás en tus cinco sentidos es cuando puedes conectar mejor con tus seres queridos. A veces, nos emborrachamos demasiado con las creencias y emociones equivocados. Estar consigo mismo es liberarnos de la mente y corazón tóxicos.

Si hay un proceso y un estado de meditación del ser humano en el mundo, donde es posible transitar de la quietud del cuerpo a la quietud del alma y de ahí a la danza como la expresión más pura del Ser, ¿cómo se relacionan yoga, meditación y danza? Yogendra responde con una amonestación amorosa, casi como previniendo ir demasiado rápido: “Es prudente no saltar a las conclusiones profundas sin pasar por procesos sencillos. Si quieres escalar una montaña, disfruta desde la preparación hasta el proceso de subir. En la cima ya sabrás qué se siente tener toda la vista a tu alcance. El camino, con un buen guía, te va llevando a los puntos donde vas a dar vuelta, donde necesitas un poco de descanso y cuando ya llegaste al destino. En la mitología hindú, a Shiva –la consciencia– se la considera como Nataraja, el Rey de los Danzantes. La danza es la actividad más íntima e inseparable del o la que la lleva a cabo. Cabe aclarar que danza no es lo mismo que coreografía. La consciencia corporal es tangible, disfrutable, gozosa y un terreno para explorar a sí mismo. Danza despierta esta consciencia corporal y de esta consciencia nace más danza”.

Si los clásicos son esas obras maestras de la humanidad que nos dan sabiduría, belleza, conocimiento y aprendizajes inagotables, desde tu experiencia docente y como especialista en la literatura oriental: ¿qué aportan los libros clásicos de la India como el Ramayana, Bhagavad Gita, Yogasutras de Patanjali, entre otros? (Una vez más, frente a mis preguntas, el maestro se toma su tiempo, responde meditando el asunto.) “En una pregunta quieres abarcar el conocimiento de tantos clásicos. No es posible. Necesitamos más tiempo, espacio e interacción. Tal vez un curso o taller para tener una idea acerca de ellos. Lo único que te puedo decir es que las palabras en estos libros son un legado de grandes seres, maestros, meditadores, de las que podemos aprovechar tanto como nosotros queramos. Te comparten su experiencia del comienzo, proceso y el fin”; y, sin embargo, Yogendra desconfía del saber que vuelve puro rollo, para él el saber es un saber hacer vivir, tal es uno de los aprendizajes compartidos en sus cursos.

El memorable encuentro con Prasad, Yogendra y Claudia Llanos y toda la comunidad de Sadhana ha sido un auténtico recuentro con uno mismo y con el cosmos. Más allá de conocimientos, experiencias y aprendizajes, la energía cósmica universal nos imanta con su manto sagrado aurático y numinoso. Y aunque algunos como quien esto escribe, estamos muy lejos, años luz de alcanzar o siquiera atisbar la iluminación, seguimos en ruta, el GPS de la existencia simple y auténtica va marcando el norte. No obstante, en el allende del saber aquilatado en palabras, estarían las palabras que enmudecen en la cercanía del silencio sagrado. Que la divinidad siga iluminando el corazón de los grandes maestros para que, a su vez, sigan y prosigan acercándonos, o por lo menos mostrando atisbos, de la claridad del camino de hacia el encuentro del Ser esencial.

1Ver: https://ljz.mx/2021/10/11/el-devenir-de-la-creacion-yoga-meditacion-danza/

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_499

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias