14.2 C
Zacatecas
domingo, 29 enero, 2023
spot_img

■ El nearshoring permite que una empresa instale parte de su producción a zonas más cercanas

Necesario, sustituir importaciones a nivel regional en el contexto actual

■ De esta forma, países que integran el T-MEC podrían dejar de depender de proveedores chinos

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

En el actual contexto internacional, la sustitución de importaciones, a nivel regional, es viable y necesaria, puesto que permitiría generar y desarrollar la economía de Estados Unidos, Canadá y, particularmente, de México, afirmó José Luis Guardado Pérez, docente de la Unidad Académica de Economía de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ).

- Publicidad -

Expuso que, a partir de la ratificación del Tratado de Libre Comercio, ahora bajo la forma del T-MEC, se han enfrentado situaciones que en el tratado anterior no se tenían. En este caso, lo más importante está en una preocupación geopolítica sobre el notable avance de China y el rezago en el que puede caer Estados Unidos y Norteamérica en conjunto, expuso.

Es decir, hay una gran dependencia de la economía, por parte de los tres países de Norteamérica, con relación a algunos suministros que provienen de Asia, particularmente de China, y ante los conflictos comerciales entre Estados Unidos y este país, surgió la idea de que muchas de las plantas productivas que estaban en Asia, se reubicaran en México.

“En el argot de la prensa económica y financiera le llaman el nearshoring, que consiste básicamente en que las plantas se instalen en zonas más cercanas. Es decir, es una sustitución de importaciones a nivel regional, o sea, que lo que importa la región T-MEC, ahora sea producido en esta zona para no depender de los suministros chinos”, explicó.

Por su ubicación y
el T-MEC, México
participa en la
visión geopolítica
del nuevo
orden mundial

Por ejemplo, Guardado Pérez comentó que la pandemia provocó dificultades para el suministro de chips desde Asia y eso entorpeció la producción de automóviles y muchas mercancías con componentes electrónicos.

Entonces, “la idea del nearshoring o sustitución de importaciones no solamente es viable, también es muy necesario para fortalecer la economía de los tres países del T-MEC. El presidente Andrés Manuel López Obrador plantea que esto alcance a toda América Latina, que las plantas que se reubiquen se instalen en otros países, pero esa es una iniciativa propia”.

No obstante, indicó que lo que es prioritario es que se reduzca la dependencia de la economía del T-MEC con respecto a los suministros de Asia, lo que favorecerá la economía de los tres países, especialmente la de México.

Guardado Pérez mencionó que la economía y la geopolítica son dos aristas que están muy relacionadas, de manera que la sustitución de importaciones también permitiría que Estados Unidos haga frente al impulso que tiene China para convertirse en la economía número uno en el mundo, lo que tendría un efecto en el aspecto militar y geopolítico.

Por tanto, “esto es algo de mucha preocupación en las esferas estadounidenses, y aunque México no está involucrado en un alineamiento militar con Estados Unidos, nuestra ubicación geográfica y los compromisos del T-MEC nos hace ser partícipes de esa estrategia y visión geopolítica del nuevo orden mundial”, concluyó.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img