11.9 C
Zacatecas
miércoles, 27 octubre, 2021

Las pinturas rupestres del Cerro de la Virgen de Zacatecas

Más Leídas

La Gualdra 462 / Arqueología e historia / Ollin: Memoria en Movimiento

 

 

El Cerro de la Virgen se localiza al sur de las ciudades de Zacatecas y Guadalupe, forma parte de las estribaciones nororientales de la Sierra Fría. Presenta la forma de una gran meseta con varias cañadas donde hay arroyos temporales; su vegetación actual está compuesta por matorrales y arbustos. Este paisaje sirve de refugio a una gran variedad de fauna menor como coyote, zorra, lince, liebre, conejo, ardilla, rata canguro, víbora de cascabel, culebra, chirrionera; y gran cantidad de aves como águilas, halcones, zopilotes, entre otros. En algunas de sus cañadas se han resguardado testimonios de la presencia de antiguos grupos humanos, evidenciado esto por tres lugares con pintura rupestre conocidos como Cueva de La Higuera, La Virgen y Los Pintados.

El primer sitio rupestre es la Cueva de La Higuera, la cual está asociada a una caída de agua conocida como el Salto de la Higuera. La entrada al abrigo rocoso mide 25 metros y 15 de profundad; al exterior presenta grandes bloques de roca a lo largo de un frente rocoso de 35 metros. En este espacio se detectaron 13 diseños rupestres distribuidos en 3 conjuntos y un elemento individual en tonalidades negras principalmente. Los motivos de forma esquemáticos corresponden a figuras humanas, animales y vegetales, por otra parte, existen diseños de carácter abstracto [Fig. 1 y 2].

Otro lugar con diseños rupestres es el denominado como La Virgen, el cual consta de dos espacios, un frente y un abrigo rocoso que se encuentran internados en una cañada por donde baja un arroyo intermitente que vierte sus aguas en una pequeña represa. En ambos lugares se detectaron manifestaciones rupestres de tonalidades rojas y negras donde predominan las formas geométricas y en menor cantidad los esquemáticos.

El punto establecido como La Virgen Sur corresponde a un amplio frente rocoso a solo 50 metros de distancia del arroyo. En este espacio existen diseños rupestres a lo largo de 35 metros. En su mayoría los motivos identificados están realizados con pigmentación roja y en menor cantidad en negro. Predominan las formas geométricas como puntos agrupados, líneas rectas, entrecruzadas y en serie, enmarcadas en rectángulos y círculos, que abarcan desde el piso del frente hasta poco más de metro y medio de altura. Existen motivos rupestres tanto aislados como sobrepuestos y agrupados. En menor cantidad, pero presentes, se observaron figuras humanas, animales y vegetales de forma esquemática [Fig. 3 y 4].

Por su parte, el sitio conocido como La Virgen Norte se trata de un abrigo rocoso que mide 10 metros de largo y 5 de profundidad, el lugar está orientado hacia el noreste. Al interior existe un manantial con abundante agua, este fue delimitado con rocas. Las manifestaciones rupestres se localizan al interior y distribuidas en 5 pequeños grupos. Destacan figuras geométricas y esquemáticas en tonalidades rojas y negras, algunos de los motivos llegan a estar casi a los 3 metros de altura [Fig. 5 y 6].

Finalmente está el lugar conocido como Cueva de los Pintados, el sitio ha sido tradicionalmente conocido como un refugio de antiguos bandoleros. La entrada a la cueva es de forma triangular con 14 metros de ancho y 52 metros de profundidad, al exterior y sobre la línea de goteo se observan acomodos de rocas para delimitar y acondicionar el espacio. Sobre la pared sur al interior de la cueva a 8.30 metros de profundidad, se encuentra un motivo rupestre aislado en tonalidad negro elaborado con la técnica de delineado, es geométrico de líneas cruzadas e inclinadas [Fig. 7].

Todos estos diseños existentes en el Cerro de La Virgen son producto de la aplicación de pigmentos derivados de minerales, animales o vegetales; la técnica aplicada para la creación de los motivos rupestres fue el delineado (con pincel y dactilar) y tinta plana.

Actualmente el INAH Zacatecas realizó el registro de estos sitios para su protección, estableciendo a su vez las medidas de conservación. De igual manera se han aplicado nuevas tecnologías para el análisis e interpretación de los motivos rupestres y comprensión del paisaje, con la finalidad de identificar a sus creadores.

 

 

*Arqueólogo adscrito al Proyecto Arqueológico La Quemada. Centro INAH Zacatecas. Los dibujos y fotografías de este artículo son de Fabián Torres Lucio y Juan Gerardo Rivera Belmontes. Centro INAH Zacatecas.

 

 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_462

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias