22.5 C
Zacatecas
miércoles, 29 junio, 2022
spot_img

‘Apollo 10 ½: A Space Age Childhood’, de Richard Linklater

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 527 / Cine

- Publicidad -

En la actualidad, se ha vuelto cada vez más común que realizadores aclamados hagan uso del medio fílmico para rememorar, con profundo detalle, la vida durante su infancia, lo que a su vez les permite recrear, si así lo desean, algunos de los momentos más definitorios de su pasado.

Esta mirada nostálgica y personal también está presente en Apollo 10 ½: A space age childhood (2022), la obra más reciente del cineasta Richard Linklater (Before sunrise, 1995; Boyhood, 2014). La cinta transcurre en el año de 1969 y narra la historia de Stanley (Milo Coy), un niño de cuarto grado que estudia en la primaria Ed White, ubicada en El Lago, un suburbio en la periferia de Houston y cercano al centro espacial de la NASA, en Texas. 

Narrado en voz en off por Jack Black (en lo que sería la versión adulta del personaje), el filme reconstruye, de manera no lineal, los pequeños detalles y anécdotas de una niñez marcada por el histórico alunizaje, manifestadas en un tiempo y lugar específicos. La cinta muestra el impacto que dicho evento tuvo en el imaginario popular durante aquella época, cuya iconografía estuvo presente en prácticamente todo, desde las películas de ciencia ficción que se producían, hasta las canciones que sonaban en la radio y los comerciales que se transmitían en televisión.

Linklater muestra un especial interés por el contexto histórico de dicho período, marcado por profundos cambios sociopolíticos y económicos con el viaje a la Luna como el centro de todo, pero que también menciona cuestiones como la Guerra Fría, el conflicto bélico en Vietnam, los hippies, las manifestaciones a favor de los derechos civiles, entre otros. 

Con todo, la tensa situación en la que se hallaba el país vecino solo funciona como el trasfondo de la película. Todo lo que percibe el protagonista respecto a dichas cuestiones, lo hace desde la más pura inocencia. Esto mismo le permite escapar de manera constante dentro de sus fantasías, en las que él mismo es el astronauta designado a viajar a la Luna. Linklater también reconstruye dichas fantasías dentro del filme.

La película cuenta con la característica innovadora de utilizar la rotoscopía, que es la técnica de escenas filmadas con actores que luego son animadas, lo que le otorga las texturas necesarias a una obra de este tipo. Esta es la tercera vez que el realizador hace una cinta con dicha técnica, las primeras dos fueron Waking life (2001) y A scanner darkly (2006).

Es así como el filme de Linklater desemboca, no solo en su estilo particular, también en sus temáticas más recurrentes, siendo las principales la juventud y el paso del tiempo. Apollo 10 ½… es un entrañable y muy nostálgico retrato de la memoria de su realizador, que lejos de querer mostrar las cosas como ocurrieron realmente, lo hace tal y como él las recuerda. 

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-527

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias