31.4 C
Zacatecas
miércoles, 22 mayo, 2024
spot_img

Prevención, el mejor componente para construir las bases de la cultura de paz en la sociedad: Ibarra

■ “Mi opinión personalísima es que los que más pueden y deben hacer en materia de prevención somos los padres de familia”: Arturo Nahle

■ El investigador Dante Jaime Haro propone que Seduzac y el Instituto Zacatecano de Cultura se involucren en la orientación de educar para la paz a niños, adolescentes y jóvenes

■ Necesario, generar esquemas de Gobernanza Democrática, un co gobierno con la sociedad para la implementación de las estrategias y proyectos: Marco Torres Inguanzo

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALEJANDRO ORTEGA NERI •

Abogar por políticas modernas de prevención del delito que partan desde la cultura de paz y la gobernanza, fue quizá la mayor coincidencia entre los participantes de la mesa “Los Nuevos Paradigmas de la Prevención del Delito en el Estado de Zacatecas”, desarrollada en el marco del Foro “Encuentro Regional Estado de Derecho, Justicia y Pacificación” celebrado en el Poder Legislativo e impulsado por la Comisión de Seguridad Pública de la 64 Legislatura. 

- Publicidad -

En un primer momento, el magistrado presidente del Poder Judicial en Zacatecas, Arturo Nahle García, criticó que en el evento no estuviera la totalidad de los integrantes de la comisión organizadora. “Es como que los invito a comer a mi casa y cuando llegan no está el que los invitó”, dijo, refiriéndose a la ausencia del diputado Jehú Edui Salas Dávila y las diputadas Imelda Mauricio y María del Mar Ávila Ibargüengoytia.  

En su participación, Nahle García refirió que el clima de violencia que se vive en el estado y el país muchos piensan que se puede resolver con más policías, más soldados y más elementos de la Guardia Nacional para combatir a los criminales, contener la violencia, pero, aseveró, no es con contención ni incrementando penas, sino combatiendo las causas que originan el problema como ha sido la estrategia del Gobierno Federal. 

Pero en esta tarea, dijo, no deben participar sólo los tres órdenes de gobierno, sino también es importante lo que puedan hacer los maestros y las instituciones educativas; los medios de comunicación, las iglesias. “Pero mi opinión personalísima es que los que más pueden y deben hacer en materia de prevención somos los padres de familia. Tenemos que estar más al pendiente de nuestros hijos, asegurarnos en que se conviertan en ciudadanos de bien, respetuosos de la legalidad, pues hay una gran crisis de valores”, finalizó. 

En su momento, Manuel Ibarra Santos, subsecretario de Prevención del Delito de la Secretaría de Seguridad Pública del Estado, señaló que el tema de la prevención debe de abordarse con la racionalidad crítica que merece más allá de la complacencia ni deben aferrarse los gobiernos a prácticas obsoletas exitosas que sólo sacrifican el desarrollo de una sociedad, lo que se conoce como ceguera paradigmática que puede acarrear una simulación en materia de prevención. 

El escenario que se vive en materia de violencia, dijo Ibarra Santos, exige al Estado mexicano avanzar en la construcción de un moderno paradigma de prevención social del delito que contribuya a superar los esquemas anacrónicos, atrasados que hoy tiene el país. Se requiere de un modelo que considere desde la integridad, la transversalidad, la transdisciplina, la inclusión y la comprensión de los saberes sociológicos, antropológicos y culturales, económicos y criminológicos y no sólo desde lo policial, lo que es un error y, por ende, se están pagando las consecuencias. 

La prevención, a decir del funcionario estatal, es la herramienta más eficaz de las políticas públicas para prevenir los delitos y las delincuencias, pero todo se complica cuando se responde de forma tardía. Por ello, dijo, hay que diseñar políticas modernas de prevención porque éstas pueden reducir el impacto de la comisión delictiva en la estructura económica y productiva de la sociedad, pues el costo de la violencia en Zacatecas, dijo, quintuplica el del presupuesto de Egresos aprobado para este año.  

Asimismo, las políticas modernas de prevención bajarían el costo de los sistemas de justicia penal; fortalecerían el tejido de la sociedad; reducirían los riesgos sociales de la comisión delictiva y sentarían las bases de un renovado modelo con desarrollo, bienestar, justicia y calidad. La prevención, concluyó, es el mejor componente para construir las bases de la cultura de paz en la sociedad. 

En su turno, el docente investigador de la Universidad de Guadalajara, Dante Jaime Haro Reyes, partió de las aportaciones de la cultura y la educación de paz para que Zacatecas se pueda insertar y caminar junto con las políticas del Gobierno Federal. Para ello, propuso el involucramiento de la Secretaría de Educación y del Instituto Zacatecano de Cultura en la orientación de educar para la paz y hacer que niños, jóvenes y adolescentes comprendan y respeten la libertad, la legalidad, los derechos humanos, la solidaridad y la igualdad. 

Asimismo, será importante la transformación no violenta de los conflictos, para lo cual será necesaria la mediación comunitaria, el involucramiento de medios de comunicación y organizaciones de la sociedad civil, que pueda derivar en un Observatorio de Cultura de Paz y no Violencia. 

Finalmente, el docente investigador de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ), Marco Torres Inguanzo, criticó que la estrategia del Gobierno Federal es atender las causas, pero contradictoriamente le han quitado presupuesto a la prevención: se han eliminado programas que pueden atender las causas y hay una persistencia de problemas públicas que significan que no está funcionando la política, que no hay ni los modelos, ni la estrategia y no se ha utilizado la racionalidad ni el conocimiento para tomar decisiones en política. 

En ese sentido, expuso que es necesario generar esquemas de Gobernanza Democrática, un co gobierno con la sociedad para la implementación de las estrategias y proyectos. Porque dar becas, rescatar espacios públicos no está atendiendo las causas y ese sentido común está siendo contraproducente. Lo que se necesita, puntualizó, es partir de una teoría de cambio directivo y juntar la expertis de la academia con la voluntad de los gobiernos para generar procesos de gobernanza.  

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -