18.6 C
Zacatecas
viernes, 27 mayo, 2022
spot_img

Banksy: Apenas legal

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Violeta Tavizón •

La Gualdra 270 / El Templo de las Musas / Arte

- Publicidad -

El arte actual reúne una compleja mezcla de historia y objetos históricos reconsiderados y reinterpretados a partir de teorías políticas o literarias. Los artistas ya no se preocupan por seguir en un grupo que va caminando de la mano hacia una específica manera de hacer arte, cada uno comienza a transitar por caminos separados. En el momento en que el arte se libera de las formalidades estéticas y se vuelve de pronto desordenado o ecléctico, se abren las puertas de la posmodernidad. Un claro ejemplo de creador posmoderno es el inglés Banksy, quien se inició como grafitero en las calles de Londres, y que al día de hoy es considerado uno de los artistas emblemáticos del siglo XXI.

Las obras de arte exteriorizan la particular forma de ver el mundo de su autor, expresan el periodo cultural en el que éste vive, son un espejo de la realidad. De ahí que el llamado arte urbano esté considerado como una manifestación dentro de la historia del arte moderno. Dicha corriente ha tenido distintos exponentes, entre ellos, uno de los más famosos en la década de los ochenta fue Jean Michel Basquiat, quien realizó varias pintas en los muros de los barrios de Brooklyn y el Bronx en Nueva York. Por ello vale la pena recordar que el graffiti inició en la década de 1960 en Nueva York pero que encontró tierra fértil hasta los años ochenta, no sólo en América, sino también en Europa.

Lo clandestino en ocasiones es lo más atractivo y en este sentido, Banksy al igual que Basquiat hace algunas décadas, ha abierto las puertas del mercado para el arte urbano. Banksy ha sabido guardar su identidad, no se deja ver mucho, cuando se le ve se presenta con una sudadera con capucha que le cubre la cabeza y su rostro se observa en sombras, así también no se sabe exactamente su edad pero se cree que tiene alrededor de treinta y cinco años. En 2006 presentó su primera exposición Apenas legal en Los Ángeles, California, en una gran bodega que le permitió hacer una museografía muy particular y espectacular. El show lo protagonizó un elefante al que pintó asemejando papel tapiz, igual que el que estaba puesto en los muros, el concepto era mostrar de manera metafórica que ignoramos lo que está frente a nosotros y el mismo Banksy menciona que nunca esperó que la atención cambiara su rumbo al provocar con el elefante, una serie de quejas y denuncias por parte de las sociedades protectoras d animales. Sin embargo esto no detuvo la fama que detonó el encuentro de Banksy con el mercado del arte, a la inauguración asistieron varias estrellas del cine hollywoodense, quienes comenzaron a incrementar de manera exacerbada los precios de su obra de caballete y algunas esculturas urbanas.

Su mejor estrategia de mercado ha sido procurar no mostrarse en público, trabajar en la clandestinidad, rebelarse contra aquéllos que incluso han querido extraer los fragmentos de muro sobre los que deja impreso su arte para ser vendido en subastas. Independientemente de que sea o no una estrategia, el esconderse, continúa siendo congruente con su producción artística siempre está vinculada a la denuncia social, criticando y ridiculizando incluso en ocasiones a la milicia británica y a personajes de la aristocracia contemporánea o que ya forman parte de la historia de su país.

Sin dar más datos sobre su persona, más que imágenes de su obra interior y exterior, vale la pena visitar su sitio web, en el que se puede ver un repertorio de distintas producciones, las más icónicas, que han dejado una huella en la historia del arte actual. En su página el artista aclara que no cuenta con ninguna red social, que no es representado por ninguna persona o galería.        Banksy se ha convertido en un hito del arte urbano, en una fuente de inspiración para escritores y otros pintores ya sea callejeros o no, ha marcado una coyuntura con su estilo. Clandestino y misterioso son adjetivos que definen a la persona detrás de la capucha; ilegal y perseguido, parte de su leyenda.

 

*Curadora.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la_gualdra_270

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias