12.8 C
Zacatecas
miércoles, 5 octubre, 2022
spot_img

Nope, de Jordan Peele

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 542 / Cine

- Publicidad -

La historia transcurre en el sur de California, en un rancho de caballos que son rentados para las producciones de televisión y cine. Un día, Otis Sr. (Keith David), el propietario de dicho lugar, muere de manera repentina cuando un pequeño objeto cae desde el cielo y le perfora la cabeza. Su hijo, Otis “OJ” Jr. (Daniel Kaluuya) presencia la escena, desconcertado y, sin dejar de mirar hacia el cielo, comienza a preguntarse qué fue lo que provocó dicho accidente.

Meses después de la muerte de su padre, OJ trata de hacerse cargo del rancho junto a su hermana Emerald (Keke Palmer), pero el negocio de los caballos no parece prosperar. Por esta razón ambos contemplan la posibilidad de venderle la propiedad a Jupe (Steven Yeun), el peculiar dueño de un parque de atracciones con temática western; quien además tiene una extraña exhibición relacionada con un traumático evento de su infancia, que involucra a un chimpancé llamado Gordy.

Cuando OJ y Emerald confirman que hay un extraño objeto merodeando el cielo y, con el deseo de mejorar su situación económica, ambos hermanos deciden grabar en video la existencia de ese ser extraño para después vender el material en internet.

Nope (2022), la más reciente película de Jordan Peele (Get out, 2017; Us, 2019) es una ambiciosa y original producción, que se encuentra a medio camino entre el western, el cine de terror y de ciencia ficción. También es la constatación de Peele como uno de los pocos autores en el cine comercial moderno con la suficiente libertad para filmar las historias que quiera.

La película, que por momentos está estructurada como una épica de gran presupuesto, órbita sobre temáticas relacionadas con el mundo del espectáculo, cuyo showbiz tiene que ver con la obsesión que tenemos las personas con capturar imágenes que siempre sean impresionantes y que muestren algo nunca visto. 

Asimismo, el relato de Peele se centra en el impulso incontrolable de no poder apartar la vista de dichas imágenes, por más inquietantes que estas resulten. En ese sentido, la película evoca con enorme ingenio al trabajo de Alfred Hitchcock, cineasta voyeur por excelencia, y más en concreto a su obra magna, Rear window (1954). 

La cinta también aborda el uso de animales amaestrados dentro de la industria audiovisual como una alegoría sobre el incesante deseo de los seres humanos de dominar las impredecibles fuerzas de la naturaleza, y que recuerda a la magnífica Jaws (1975), del legendario Steven Spielberg; otro blockbuster de autor en el que los protagonistas tratan de combatir a un ser incontrolable cuya presencia los engulle.

Nope es una experiencia memorable, estimulante y, por momentos, perturbadora. Es una valiosa propuesta que abraza las temáticas comunes del sci-fi y las renueva con singular inventiva y audacia. También se trata de una historia de aventuras a la vieja usanza que, aunque dista mucho de ser perfecta, resulta ser una maravillosa representación sobre las imágenes tan imposibles, fascinantes y desconocidas que se encuentran capturadas dentro del cine mismo.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/lagualdra542

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias