26.8 C
Zacatecas
domingo, 16 junio, 2024
spot_img

Agresividad y picudez vs. seriedad y templanza

Más Leídas

- Publicidad -

Por: LEONEL CONTRERAS BETANCOURT •

No faltan los que dicen que el careo de los presidenciables que vimos el pasado domingo, no fue tal. Los debates se ven con cierta expectativa pero también con morbo. Poco influyen en el electorado pues antes del intercambio de opiniones de los candidatos, quienes van a votar ya saben por quien lo harán. Quizá pueden incidir en los indecisos. Comenzando por el formato, éste fue el menos idóneo. Resultó rígido y acartonado. Buscando ser incluyente incorporó una serie de preguntas que formularon los ciudadanos de las tres macroregiones del país. Los moderadores que buscaron no ser protagonistas ahorrándose sus rollos y apreciaciones, sacadas de varios temas lanzaban las preguntas como balazos a decir de Epigmenio Ibarra, de tal forma que el tiempo que tenían para responderlas los candidatos era muy ajustado. A veces se reducía a segundos. Eso hizo que escucháramos ideas vagas, que estuvieran solo esbozadas las propuestas y que se privilegiaran algunos ataques lanzados como puyas.

- Publicidad -

Al finalizar el sainete, medio circo y más parecido a un ring de tres boxeadores, Claudia, la abanderada de Morena resultó triunfadora. Ello en buena medida porque no se enganchó con los ataques lanzados por su adversaría prianista. Fue a cuidar su ventaja y lo logró. Siempre conservó la templanza, virtud que se traduce en calma y equilibrio. Incluso cuando tuvo que contratacar y revertir las acusaciones de Xóchitl Gálvez cuando ésta la cuestionó con preguntas directas acusándola de corrupta. Xóchitl perdió la lid desde el inicio al vérsele nerviosa e insegura. Llegó tan maquillada que hasta le blanquearon la piel. Ese maquillaje y su vestuario aparentaba más asistir como madrina de una boda que como presidenciable. Sin arredrarse ni avergonzarse de los colores de los partidos que representa pudo haberse presentado con el atuendo de china poblana con listones en la cintura y trenzas, además de arracadas color azul cielo. Nadie le cree que sea una candidata ciudadana cuando se registró representando a los partidos del viejo régimen y habiendo servido siempre a estos.  

Por si fuera poco, al atacar de manera agresiva y picuda a Claudia, se le vio enojada casi al grado de la iracundia. Y bien sabemos que quien se enoja pierde. Su estilo pendenciero con el que se mostró, rijosa la hicieron semejarse aun pelador de callejón.

Teniendo casi como testigo, sino un convidado de piedra; si como un tercero en discordia que cuestionó a Claudia, pero con más insistencia a Xóchitl, el zacatecano Mainez, lo más notable aparte de mencionar dos o tres ideas-propuestas, Lo que hizo fue mostrar su notable boca y prominente dentadura, la que no dejaba de enseñar con una sonrisa rígida más tiesa que la del guasón. Su papel fue asumir el actor de francotirador y sacar la mayor raja posible buscando arrebatarle clientela a la prianista. Él ya ganó. Ya aseguró por un buen tiempo la chuleta. No será presidente de México, pero, a mediano o largo plazo podrá serlo del partido naranja. En su futuro al placearse y tener reflectores tiene aseguradas más candidaturas en las Cámaras.

De todos los temas el que captó más la atención de la teleaudiencia fue el relacionado con la transparencia y corrupción. Este pasaje fue lo más cercano a un debate. Xóchitl buscaba descontar como ponchadora a su adversaria. Lo que no consiguió pues Claudia, llegó en plan de estilista esquivando los opers y ganchos venenosos que le lanzaba su contrincante y respondiendo con precisos bolo punchs logró dejarla mal parada.

Parafraseando un tanto los diálogos que se entablaron en este tema, grosso modo se dio en el siguiente tenor:

__ Las adjudicaciones directas serán mínimas para reducir los moches. Claudia, el presidente te destapó como corcho lata, pero más bien te quiere como tapadera. (golpe preciso).

__Las declaraciones patrimoniales de la candidata del Prian son falsas. Mi gobierno [de la ciudad de México] tuvo cero observaciones de la Auditoria Superior. (contrataque duro y a la cabeza).

__En mi gobierno no desapareceré el INAI. Hay que darle dientes

__ Xóchitl se ha beneficiado con contratos que el INAI le otorgó.

__ Claudia, ¿investigarías a los hijos dl presidente?

__“Que presente pruebas ante el ministerio público”.

Las fallas del cronómetro fueron evidentes beneficiando a la prianista ante lo que la abanderada de morena punzante hasta en dos ocasiones mencionó que “la candidata del prian hasta la bolsa del tiempo se estaba robando”. Ese fue el momento chusco del debate y la frase más ingeniosa.

Al referirse muy poco a López Obrador, mencionándolo como presidente; y por lo contrario enfatizar en sus respuestas sobre los resultados de su gobierno cuando fue la titular del poder ejecutivo de la ciudad de México, la Sheinbaun trato de mostrar y presentarse ante la audiencia y el electorado con su sello personal. Ya se le vio presidenciable.

Por su parte, Xóchitl al no tener el telepromter enfrente se puso a leer su mensaje final que llevó escrito. Enseguida terminó su presentación poniendo el águila del escudo nacional acostada en su lomo viéndose el lábaro patrio al revés, de cabeza; Xóchitl salió con su domingo siete. La regó gachamente y perdió el debate y también el pos debate.

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -