14.2 C
Zacatecas
miércoles, 17 julio, 2024
spot_img

Un poco de música nocturna*

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MIGUEL BARQUIARENA •

La Gualdra 526 /  Río de palabras

- Publicidad -

A las 3:16 a.m. Nicolás despertó con ganas de orinar. Al atravesar el pasillo, de su recámara al baño, sintió una mirada y un escalofrío, dos cosas que van de la mano cuando se vive solo. Al voltear, se encontró con el fantasma de su madre. Se encerró en el baño. Desde allí escuchó ruidos en la cocina. Rezó, por primera vez en su vida rezó. No logró comprender por qué sentía tanto miedo de reencontrarse con su madre muerta, no murió odiándolo. Después de un rato cesaron los ruidos. En un ataque de valor abrió la puerta y estiró el brazo para encender la luz del pasillo. Nada. Se vistió para ir al Denny’s. Necesitó ver gente, tranquilizar sus nervios. Mientras esperaba el elevador de su edificio, presintió que al abrirse se encontraría con el fantasma de su madre. Optó por las esclareas. Entre más se alejó de su departamento más seguro se sintió. Iba a cruzar el parque para cortar camino, cuando vio a su madre bajo un farol. Volvió a la banqueta. Ya en el Denny’s, compró una revista, un té verde y se sentó en la barra a esperar el amanecer. Se escuchaba Mozart de fondo. Entró un señor con una guitarra. Dos parejas jóvenes reían en una mesa. Un lugar acogedor, pensó, mientras veía a su alrededor. Y se topó con el fantasma de su madre tras el ventanal que da a la calle. Su nerviosismo se desbocó. Tomó el cuchillo de la mesera que cenaba a su lado. Le preguntó al fantasma de su madre qué quería de él. Se acuchilló el pecho y gritó ¡¿Ya estás contenta?! Los comensales también gritaron. Soltó el cuchillo y cubrió sus oídos. Se tambaleó entre mesas. El cocinero detuvo a Mozart y asomó por la puerta abatible de la cocina, tan solo para ver a Nicolás sucumbir. Se mató de seis cuchilladas una noche cualquiera. Padecía esquizofrenia. Tal vez el fantasma de su madre solo quería recordarle que llevaba una semana sin medicarse.

* Del libro inédito: Piezas nihilistas (Premio Nacional de Cuento Corto Eraclio Zepeda 2021). Miguel Barquiarena (1975), es poeta y cuentista mexicano. Ha sido galardonado con Premio de Poesía Tamaulipas 2008; Premio de Poesía Zafra de Utopías 2011, COLECTIVO 3 y IMCA; Premio Estatal de Poesía Juan B. Tijerina 2015, ITCA; Premio Nacional de Poesía, Juegos Florales Ramón López Velarde 2018 Instituto Jerezano, Zac; Selección Regional de obras y autores del Programa de Coediciones FORCAN-CONARTE 2018; Premio Nacional de Poesía Carmen Alardín 2019, CONARTE; Premio Nacional de Poesía Amado Nervo 2019, Consejo para la Cultura y las Artes de Nayarit; Selección para publicación de obra en coedición Poetazos con sangre 2020.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-526

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -