12.6 C
Zacatecas
lunes, 16 mayo, 2022
spot_img

Cʼmon Cʼmon, de Mike Mills

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ADOLFO NÚÑEZ J. •

La Gualdra 526 /  Cine

- Publicidad -

Johnny (Joaquin Phoenix) es un periodista enfocado en la producción de radio. Originario de Nueva York, él recorre diversos rincones de Estados Unidos entrevistando a niños y adolescentes de diferentes razas, clases sociales y experiencias; a todos les pregunta cómo creen que será el futuro y qué es lo imaginan que ocurrirá con sus vidas. 

Haciendo su trabajo casi por automático, todo cambia para Johnny cuando es contactado por su hermana Viv (Gaby Hoffmann) que vive en California y con quien tiene una relación un tanto distante. Ella le informa que tiene que viajar a Oakland para ayudar a su esposo Paul (Scoot McNairy), en lo que parece ser un brote psicótico cada vez más grave. En la ausencia de Viv, a Johnny se le asigna la tarea de cuidar a Jesse (Woody Norman), su sobrino de 9 años, con quien vivirá todo tipo de experiencias, algunas mejores que otras. 

Esta peculiar relación entre tío y sobrino es el eje central de Cʼmon Cʼmon (2021), el filme más reciente del cineasta independiente Mike Mills. Al igual que en sus obras anteriores, como Beginners (2011) y 20th Century Women (2016), el realizador una vez más centra su atención en las relaciones familiares, cuyas dinámicas intrincadas son las que terminan por moldear las experiencias definitorias de una vida.

En este caso, a partir del vínculo entre dos personajes que no podrían estar en momentos más distintos de su vida, pero que encuentran afinidad en su falta de rumbo y en la búsqueda de darle sentido a lo que los rodea. Sin manipulaciones ni sentimentalismos, Mills elabora un emotivo retrato sobre el aprendizaje en la adultez y la importancia de escuchar a los niños sin condescendencias. Para darle mayor forma a su visión, el director se sostiene en las estupendas interpretaciones de Phoenix y Norman, ambos encarnando con enorme habilidad a personajes complejos, repletos de virtudes y fallas. 

Por otra parte destaca el interesante trabajo de fotografía de Robbie Ryan (Marriage Story, The Favourite), cuyas secuencias están filmadas de manera sobria en un melancólico blanco y negro, el cual reafirma lo atemporal dentro de la propuesta de Mills. Aunado a esto, otro de los elementos que eleva las escenas de la cinta es su emotiva banda sonora, compuesta por los músicos Aaron y Bryce Dessner, ambos integrantes de la agrupación musical The National (con la que el director ha colaborado previamente).

Con enorme franqueza, el filme de Mills plantea un interesante discurso sobre el interés por las generaciones a futuro y que, dentro de los caóticos tiempos que vivimos, encuentra una particular relevancia. Se trata de un relato íntimo, personal y reflexivo que, fiel al estilo del director, logra capturar la belleza dentro de lo cotidiano.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-526

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias