15.8 C
Zacatecas
martes, 30 noviembre, 2021

Pandemia y redes sociales: los ingredientes especiales del proceso electoral

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Jorge Adán Hernández •

Hay 3 factores que obligan a que candidatos, partidos políticos y campañas electorales sean diferentes a lo que siempre se ha hecho: La pandemia, lógicamente es uno de los principales factores, el cual no solo obliga a cambiar de estrategias, sino a cuidar el despilfarro de recurso. Otro factor son las benditas redes (como les diría el Presidente), las cuales han demostrado que son determinantes al momento de comunicar, informar y posicionar candidatos. La sociedad, es un factor más, pues la gente ya no quiere ver a los mismos de siempre a los cuales se les nota desde lejos su preocupación únicamente por el hueso.

- Publicidad -

Definitivamente en este 2021 las campañas electorales no pueden ser como las conocemos. Las estrategias de promoción y defensa del voto de los partidos tiene que ser distinta. La publicidad, tiene que estar sujeta a las medidas sanitarias aún vigentes por la pandemia. Por salud y por congruencia tenemos que ver campañas muy diferentes. La pregunta es ¿los partidos políticos y las y los candidatos tendrán la capacidad de adaptarse a las demandas que estos tiempos exigen? Hay actores políticos que dependen totalmente de la típica campaña electoral y de viejas prácticas que en este proceso electoral simplemente no van a funcionar, por lo que se le tiene que apostar a una campaña innovadora, fresca y teniendo en cuenta todos los aspectos que hacen especial este proceso electoral.

La pandemia del Covid-19 nos ha dejado muchos malos sabores de boca; puso en evidencia el ineficiente sistema de salud que nos dejó en México el viejo régimen; cientos de médicos y enfermeras han perdido la vida en la lucha contra la enfermedad; el proceso de vacunación, va lo más rápido posible, pero no tanto como nos gustaría. Con todo lo anterior, sería un insulto para el pueblo de México que los organismos electorales, partidos políticos y candidatos representen un despilfarro millonario de recursos a en el proceso electoral.

Tan solo los 10 partidos con registro nacional que existen, tendrán un presupuesto de 7 mil 159 millones de pesos. Se imaginan todo lo que se haría si tan solo la mitad de ese recurso fuera destinado a los servicios médicos o al plan de vacunación. Por respeto y reconocimiento al personal de salud, a los mexicanos y por congruencia, los partidos y candidatos deben renunciar al millonario financiamiento público.

¿Para la pandemia no hay, pero para la campaña sí? El candidato que quiera actuar de manera correcta se tiene que olvidar de andar gastando millones de pesos en inundar las calles con espectaculares, en cachuchas, delantales, playeras y demás regalitos con los que tradicionalmente se pretende ganarse al electorado. Las campañas tendrán que ser de ideas y de propuestas.
El hecho de que por distintos factores no podremos ver campañas electorales como las conocemos; es decir, el típico mitin masivo, las visitas a mercados y plazas concurridas, las reuniones en comunidades y colonias, los baños de pueblo del candidato en comilonas, fiestas y eventos; significa que la campaña digital, en redes sociales principalmente, va a jugar un papel determinante.

Las benditas redes sociales, lo que para muchos representan el “quinto poder”. Permiten lo que hace algunos años no podríamos imaginar. Han cambiado completamente la forma en que se puede hacer y comunicar la política, todo a un costo muy inferior al que puede representar la comunicación política tradicional. Con tan solo un par de “clics” se puede enviar un mensaje y compartir información con miles y millones de usuarios de las redes sociales. La publicidad puede ir mejor dirigida, ya que la tecnología permite segmentar a los usuarios por afinidades, gustos, practicas, necesidades, ideologías, todo depende de la configuración de la publicidad.

Las redes sociales y un buen equipo de marketing político serán definitorios para los candidatos, seguramente en todos los partidos ya están contemplando esto, por lo que es probable que veamos campañas innovadoras en redes. Pero como todo lo que tiene aspectos positivos, también tiene negativos y el uso de las redes sociales en la política no se escapa.

La pronta y fácil propagación de mensajes e información por medio de las redes sociales facilita la infodemia, las fake news y la venta de productos chatarra, es decir un pésimo candidato, lo pueden ofrecer como una buena opción. Para quienes se dedican al marketing político, su único objetivo es venderle al electorado al candidato, como sea, a costa de lo que sea.

La sociedad les ha dado duras lecciones a los partidos políticos, al PRIAN le ha enseñado que el viejo régimen ya caducó, a los de morena le ha enseñado que no votarían por sus candidatos reciclados. Vivimos otros tiempos, la gente no es más crítica y consciente, esto debe tomarse en cuenta al momento de hacer campaña.

Será muy interesante ver las próximas campañas. La pandemia, las redes sociales y como piensa ahora el pueblo serán los ingredientes especiales que no todos los candidatos alcanzarán a comprender.

- Publicidad -
- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias