6.8 C
Zacatecas
martes, 7 diciembre, 2021

Lic. Jesús Manuel Díaz Casas, breves de la historia1

Más Leídas

Por: Juan Manuel Rivera Juárez • Elva Cabrera Muruato •

En esta investigación se muestran fragmentos de la trayectoria y pensamiento del Lic. Jesús Manuel Díaz Casas quien falleció el pasado 23 de octubre de este año y quien en vida fuera Rector de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) y Presidente municipal de la capital, por mencionar algunos de los puestos que ocupo a lo largo de su vida. Díaz Casas ingreso al Instituto de Ciencias de Zacatecas (ICZ) en el año de 1950 en donde curso desde la secundaria hasta culminar la carrera de Derecho en 1959.

La primera incursión del Lic. Díaz Casas en la administración al interior de la UAZ (que logramos documentar) la encontramos en el año de 1960, cuando el Lic. José Abraham Torres Viramontes Rector del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ) decide restructurar el Departamento de Extensión Universitaria, designando como su director al Lic. Carlos Salinas Felguérez  así como a tres responsables de igual número de áreas, que desde ese momento quedaron a cargo de Baltazar Patiño, Jesús Manuel Díaz Casas y Rafael Estrada Padrés, quienes desarrollaron una serie de actividades culturales enfocadas a las letras, la música y el teatro.

Díaz Casas fue catedrático en las escuelas Secundaria, Preparatoria y Derecho. En el año de 1967 formó parte de la delegación que representó a la escuela de Derecho en el Octavo Congreso Nacional de Derecho del Trabajo y Previsión Social realizado del 20 al 23 de noviembre. La delegación integrada por el director de la escuela, el Lic. Uriel Márquez Valerio y los catedráticos Humberto Ávila Márquez y Jesús Manuel Díaz Casas lograron la sede del Noveno Congreso a realizarse en las instalaciones de la Escuela de Derecho de la UAZ en el primer semestre de 1968.

El Lic. Díaz Casas fue Secretario General de la UAZ en el período de 1968 – 1972 y Rector de la misma en el período de 1972 a 1980. Fue el primer Rector electo por un procedimiento auténticamente democrático. Su cercanía y conocimiento de los problemas universitarios le permitieron realizar una labor verdaderamente fecunda. Su entrega total y esfuerzo ayudaron a la Universidad a continuar en un ritmo ascendente hacia un futuro de prosperidad social, progreso y proyección. A él le todo vivir la transición del ICZ a ICAZ, “ya venían inquietudes estudiantiles y se consideraba que era muy importante el hecho de autogobernarnos, esto es que fuera autónomo el viejo Instituto de Ciencias; se luchó por ello y se logró, lo cual significó el primer peldaño y así se siguió el camino hasta convertirse en UAZ”.

Una de sus preocupaciones permanentes fue salvaguardar la Autonomía de la Universidad, lo que enfatizó en su discurso de toma de protesta como Rector en 1972, “…los conceptos que vertimos en nuestra toma de posesión al referirnos a la autonomía esperemos continúen subsistiendo en los futuros años de nuestra gestión y de otras más, porque sin ella, la universidad no podrá jamás alcanzar los altos fines que la historia le ha deparado y que tiene por obligación hacer por el bien del pueblo”.

Como parte del proceso de conversión de ICAZ a UAZ creció de manera significativa la demanda por los estudios universitarios, con el paso de los años Díaz Casas reflexionó, “enfrenté problemas muy severos en cuanto a la gran demanda que había, y dado el perfil que tenía la Universidad <<en mi opinión no era correcto de ninguna manera dejar estudiantes fuera>>, se tuvieron que improvisar maestros y traer de fuera para muchas área como: Ciencias Químicas, Economía y Contabilidad, así se fue forjando poco a poco la Máxima Casa de Estudios”.

“El crecimiento demográfico estudiantil, es el aspecto que más nos preocupa toda vez que en el proceso selectivo para admitir alumnos, creemos no da la aptitud de veracidad necesaria y quizás dejemos fuera de los claustros universitarios a muchos alumnos con vocación y ansias de saber”, era una de las muchas preocupaciones e inquietudes del Lic. Díaz Casas quien siempre enfatizó la valía de una formación profesional: “En nuestra universidad, ubicada en un medio inhóspito, en donde la naturaleza es reacia a dar frutos, donde el hombre tiene que luchar a brazo partido para lograr su superación, es explicable como muchos jóvenes de las áreas rurales, tratan de lograr su superación y con ella la de sus semejantes, mediante una preparación universitaria”.

Para el Lic. Díaz Casas sólo mediante la combinación del humanismo y la técnica sería posible la superación cabal del hombre. “Es por ello, que los aspectos materiales no constituyen totalmente el fin de la universidad, sino que estos están unidos a los docentes, culturales y de servicio; de ahí la obra de difusión cultural que hemos impulsado permanentemente, en donde tratamos de llegar al pueblo, enseñarle los valores estéticos y hacerlos participes de las excelencias del intelecto humano”. “De ahí, que sintamos la tarea de la universidad, no solo como función docente, sino como orientadora y guía de su propia comunidad; derivado del simposium sobre Reforma educativa se ha concluido un ciclo preparatorio equilibrado y fortalecido con aquellas materias de cultura general que se omitían en otros tiempos y que solo se daban al bachiller, una visión parcial de su mundo. Y es que consideramos que la función de la enseñanza media superior, es formativa de la personalidad y debe dar al bachiller una noción clara, del sitio que ocupa el hombre en el universo. Todo universitario debe saber que en el basto panorama del mundo, lo más importante es el hombre y del hombre su dimensión creadora”.

En relación a la Reforma Universitaria nunca dejó de pensar y actuar para que la UAZ se actualizara en todos los órdenes. “Hemos continuado pensando en nuestra Reforma Universitaria a efecto de que la institución se actualice en todos los órdenes. Entendemos y deseamos que la reforma no sea sólo cambio o actualización en los planes de estudio, sino que este elemento esté ligado al fundamental, que es el de formar la mentalidad que los universitarios del México de hoy deben poseer, a efecto de ser él, participe dinámico en el México que nos tocó vivir”. “Los universitarios que participaron en la discusión, aportaron lo mejor de ellos y se obtuvo un modelo de universidad gobernada por un Consejo Paritario de maestros y alumnos. ¿Qué mejor demostración de democracia en una comunidad que esa?”

A la memoria del Lic. Díaz Casas.

Sé parte de la Unidad Académica de Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia (LUMAT). Informes: http://lumat.uaz.edu.mx/; https://www.facebook.com/LUMAT.UAZ; https://twitter.com/LumatUaz.

*Docente Investigador de la Unidad Académica de
Ciencia y Tecnología de la Luz y la Materia. LUMAT.
*Docente Investigadora de la Unidad Académica Preparatoria.

[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias