20.8 C
Zacatecas
sábado, 1 octubre, 2022
spot_img

Mujeres del mundo, víctimas de violencia cultural: PUEG

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada •

Ciudad de México. Día a día, en los espacios públicos y privados son víctimas de una violencia cultural y que constantemente está ahí, a su acecho: el acoso y el hostigamiento sexual.

- Publicidad -

Miradas lascivas, tocamientos, piropos, silbidos, besos, bocinazos, jadeos, ruidos, y susurros con connotaciones sexuales, gestos obscenos, comentarios sexuales, fotografías y videos no consentidos y grabados con fines sexuales, exhibicionismo, persecuciones y arrinconamiento; masturbación con o sin eyaculación, son violencias que a diario enfrentan las mujeres en el mundo, señalaron feministas y especialistas durante la mesa de diálogo Vocabularios contra el acoso, organizada por el Programa Universritario de Estudios de Género (PUEG) de la UNAM y que se realizó anoche en el Museo Universitario de Arte Contemporáneo (MUAC).

«Las mujeres nos vestimos de cierta manera para no sufrir acoso en cualquier espacio», aseveró Ana Buquet, directora del PUEG.

El objetivo de la mesa de diálogo fue activar una reflexión colectiva y multidisciplinaria sobre el acoso y hostigamiento sexual como prácticas violentas, abusivas y frecuentes en los espacios privados y públicos, el cual, lamentablemente, también afecta los espacios universitarios.

Buquet señaló que desde hace varios años se hace una diferencia entre ambas prácticas: el hostigamiento sexual se presenta cuando el hombre que violenta a la mujer tiene una posición jerárquica (su jefe, superior o maestro), en tanto que el acoso sexual se da entre pares.

La investigadora universitaria lamentó que en las casas de estudios, como en la UNAM, este tipo de violencia es habitual. También llamó la atención por el hecho de que no existan datos certeros sobre esta problemática, los cuales son fundamentales porque «debemos tener información que nos permita enfrentar el problema y con base en ello buscar alternativas para enfrentarlo».

Yucari Millán, cofundadora de Habitaje Centro de Estudios y Acciones sobre el Espacio Público, aseveró que las mujeres les ha costado un largo tiempo verbalizar ese tipo de violencia sexual en su contra. Ya sea por miedo, por sentirse culpables de «provocar», vergüenza, no sentir apoyo, ansiedad, confusión o para no incomodar a otros, las víctimas de esta violencia preferían callar.

«El acto de nombrar es un acto muy poderoso para señalar, visibilizar y denunciar. Es innegable que la capacidad de nombrar resulta empoderadora (sic)», enfatizó.

Agregó que si no se tiene palabras para denunciar un acto de acoso u hostigamiento sexual, exigir un derecho será muy difícil.

Socorro Apresa, académica de la Facultad de Derecho de la UNAM, hizo un recorrido tanto por las normativas internacionales a escala del sistema Interamericano y las leyes nacionales, donde la tipificación de acoso y hostigamiento es variable o no se contempla.

Sin una definición clara de ambos delitos, no hay manera de comprender la vulneración de derechos, dijo.

Resaltó que datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía de 2013 muestran que 6 por ciento de los hombres y 60 por ciento de las mujeres han sufrido hostigamiento sexual alguna vez en su vida; mientras que 12 por ciento de varones y 63 por ciento de las mexicanas, han sido acosados y acosadas sexualmente.

Antes de la mesa de diálogo, en el MUAC se inauguró una exhibición de la artista feminista Mónica Mayer, con la que desde el arte se intenta hacer una reflexión contra este tipo de violencia sexual hacia las mujeres.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias