12.8 C
Zacatecas
lunes, 3 octubre, 2022
spot_img

‘El nombre de la rosa’, de Umberto Eco

Más Leídas

- Publicidad -

Por: Miguel Ángel De Ávila González •

La Gualdra 502 / Libros

- Publicidad -

La novela narra la investigación que realizan fray Guillermo de Baskerville y su pupilo Adso de Melk alrededor de una serie de crímenes que se suceden en una abadía al norte de Italia. Transcurre en un periodo de siete días desde su llegada, hasta el incendio que se produce el séptimo día, dando por finalizado todo el misterio.

Todo comienza en el invierno de 1327 bajo el papado de Juan XXII; Adso y Guillermo llegan a la abadía, famosa por su impresionante biblioteca con estrictas normas de acceso, para organizar una reunión entre los delegados del Papa y el Emperador y poder discutir sobre una supuesta herejía de una rama de los franciscanos: los espirituales. 

Sin embargo, este cónclave se ve amenazado por los asesinatos que aparentemente siguen la pauta de un pasaje del Apocalipsis; Guillermo y Adso intentan resolver a petición del prior del convento antes de que llegara la legación papal. Evadiendo las normas de la abadía, descubren que en realidad las muertes giran alrededor de un libro envenenado que se creía perdido: el segundo libro de la Poética de Aristóteles, donde el estagirita define el carácter de la comedia y habla de la risa como una fuerza buena que puede tener incluso valor cognoscitivo, cuando a través de enigmas ingeniosos y metáforas sorprendentes y aunque nos muestre cosas distintas de lo que son -como si mintiese- nos obliga a mirarlas mejor.

Jorge de Burgos, el anciano bibliotecario indignado por el sentido de esta afirmación y aterrado ante la idea de que el libro pudiera convertirse en fomentador de mentiras lo esconde en la estancia más inaccesible de la biblioteca y esparce veneno sobre él, de modo que todo el que lo toque muera.

Guillermo no tarda en descifrar lo que en aquel libro se predica y, por consiguiente, en descubrir que en el origen de los crímenes que se repiten a diario está la lucha entre la fe y la inteligencia, el fanatismo y la tolerancia, el saber y la ignorancia y, por tanto, entre los que tienen la intención de apoderarse del libro envenenado y aquellos que se oponen a esa voluntad.

Es así que mueren Adelmo de Otranto, ilustrador y miniaturista; Venancio de Salvamec, traductor del griego y árabe; Berengario de Araudel, ayudante de bibliotecario; y Severino de Sant’Emmerano, encargado del herbolario

Encabezando la legación papal, llegan a la abadía el cardenal Del Poggeto junto con el inquisidor del Santo Oficio Bernardo de Gui que se hacen acompañar por un conjunto de soldados franceses, laceros y arqueros, enviados para garantizar su indemnidad.

Al enterarse de los crímenes, de manera gratuita Bernardo de Gui sospecha de Remigio de Varágine -cantinero-, el cual es detenido por los soldados y sometido a un fuerte interrogatorio. Al cabo de varias horas y debido al dolor, Remigio confiesa que es culpable de todos los crímenes acaecidos, incluso de otros ficticios para lograr que cesara la tortura. Al día siguiente muere Malaquías de Hildesheim, bibliotecario.

Para concluir, el día séptimo Guillermo y Adso ingresan una vez más a la biblioteca y se encuentran con Jorge, que empieza a meterse a la boca las hojas del libro maldito. Guillermo intenta impedirlo, Jorge se escapa, lo persiguen y al cabo de unos minutos logran acorralarlo pero antes de atraparlo Jorge lanza una lámpara a los libros, iniciando un fuego que es imposible detener y que se prolongaría por tres días y tres noches quedando todo destruido.

Es una novela policiaca equipada históricamente, su acción es impresionante desde el comienzo, fascinante, es una historia de intriga, que apasiona.

* * *

Umberto Eco, El nombre de la rosa, Editorial Lumen, primera edición, Barcelona, España, 1987.

https://issuu.com/lajornadazacatecas.com.mx/docs/la-gualdra-502

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias