18.1 C
Zacatecas
domingo, 29 enero, 2023
spot_img

Ovidio y los “abrazos”; los slogans fallidos de la derecha mexicana

Más Leídas

- Publicidad -

Por: BENJAMÍN MOCTEZUMA LONGORIA •

La derecha corrupta de México está triste por la captura de Ovidio Guzmán López, hijo de “El Chapo Guzmán”. No es apariencia. Y, de paso, por el abatimiento de Francisco Piñón de la Cruz, “El Neto”, líder de “Los Mexicles”, brazo armado del Cártel de Sinaloa en Chihuahua, quien se escapó del CERESO de Ciudad Juárez, donde purgaba condena por 224 años. Hechos relevantes desde muchos contextos.

- Publicidad -

Desde hace 3 años y 3 meses, la derecha (son parte orgánica los monopolios de la comunicación, el PRIANRDMC, empresarios corruptos e intelectuales deshonestos) se ha mofado alegremente de una mentira creada por ellos. 

Sostuvieron que la liberación, tras la primera captura de Ovidio, comprobaba una alianza entre López Obrador y “El Chapo Guzmán”. El presidente justificó que el operativo se planeó para la captura, pero no para proteger a la población, por lo que ordenó su liberación a cambio de que cesara el peligro.

En esos días, familiares de Ovidio Guzmán hicieron público su agradecimiento al presidente por haber liberado al hijo de El Chapo y por no haber sido torturado como era costumbre en anteriores gobiernos. Luego, en una gira por Sinaloa, le dijeron al presidente que la madre de Joaquín Guzmán Loera deseaba saludarlo. El presidente se acercó y la saludó y le escuchó la petición de que hiciera uso de sus oficios para que el Gobierno de Estados Unidos le permitiera visitar a su hijo en la cárcel.

Todo eso le dio la oportunidad perfecta para que la derecha mexicana acusara al presidente de tener nexos con el Cártel de Sinaloa. El presidente sostuvo que en su gobierno la línea estaba claramente pintada entre lo que es gobierno y lo que es crimen organizado. No así con los gobiernos de Felipe Calderón y Peña Nieto, quienes, a través de Genaro García Luna, establecían acuerdos con el crimen organizado. 

Evidencias contundentes: la captura del ex secretario de Seguridad Pública García Luna y la iniciativa calderonista con Estados Unidos para dotar de miles de armas de grueso calibre al narco mexicano, con el argumento de instalarles un chip que permitiría detectar la ubicación de criminales. Armas que se siguen recuperando a cuenta gotas y son causa de miles de muertos.

La captura de Ovidio corrobora que la versión de la derecha es una de las muchas mentiras usadas como propaganda. Constata que han manipulado la frase metafórica de “abrazos, no balazos”. Evidencia que la derecha carece de un proyecto alternativo. Por eso, se burla, mofa, ideologiza, distorsiona, miente, pero es incapaz de proponer una nueva ruta.

La derecha se ha burlado, a más no poder, de que el presidente salió con la ocurrencia de que iría por las calles dando abrazos a los delincuentes y, en automático, los transformaría en hombres y mujeres de bien. Qué ridícula manipulación en la que han caído muchos que, incluso, tienen respetables niveles académicos.

La metáfora muestra el interés del actual gobierno de México de no darle la espalda a los jóvenes que han quedado fuera de la matrícula escolar y a los que no tienen empleo y, aún a pesar de eso, abrirles los brazos de la sociedad para que puedan realizarse a plenitud como seres humanos con deberes, pero también con derechos.

Pero eso no ha significado un llamado a la impunidad. Al contrario, se continúa la persecución del delito y, como eso no es suficiente, se trabaja en prevenirlo desde una política social que se preocupa por combatir las desigualdades sociales.

Como se me agota el espacio preciso: Primero, la detención de Ovidio es una acción que deja al descubierto una mentira de la derecha contra el presidente, como parte de su propaganda por retornar al poder; Segundo, “abrazos, no balazos” es una frase metafórica dirigida a los jóvenes en general porque no hay impunidad contra los que ya delinquen; Tercero, Ovidio cometió un grave error al exponerse sin los acostumbrados cinturones de seguridad, olvidó que puede ser inmune a las policías municipales y del estado, pero no ante las fuerzas federales. 

Cuarto, la captura del joven narco se da aprovechando una coyuntura de sus errores que paciente y serenamente estuvo esperando el Gobierno Federal, haciendo una planeación de la misma improvisación. Es decir, improvisaron sin improvisar, porque eso también se planea. Quinto, el encuentro que el lunes tendrá AMLO con el presidente de Canadá y de EEUU no es la causa de la detención, pero sí da elementos para demandar la disminución del consumo de drogas en esas naciones del norte y también evitar el envío de armas y financiamiento a los cárteles de México. México hace su chamba. ¿Los de allá por qué no?

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img
- Publicidad -spot_img