12.5 C
Zacatecas
viernes, 19 julio, 2024
spot_img

Reflexiones sobre la segurdiad alimentaria

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARCOS IBARRA INFANTE •

En nuestra pasada entrega revisamos y analizamos algunas estadísticas relevantes sobre el tema de la seguridad alimentaria, y planteamos la necesidad de reflexionar sobre tres retos fundamentales que tiene México en la materia: la concentración, la baja productividad y el escaso encadenamiento productivo.

- Publicidad -

50 por ciento del valor total de la producción agrícola y el de la producción de alimentos de origen animal se concentra en siete entidades federativas: Jalisco, Veracruz, Sinaloa, Michoacán, Sonora, Chiapas y Puebla. No sólo en la producción existe concentración, también se da en la comercialización: De los 5.3 millones de Unidades Económicas Rurales (UER) del País, las llamadas “empresariales” representan 8.7 por ciento del total de las UER y generan 74.2 por ciento de las ventas del sector, de acuerdo a un informe de SAGARPA-FAO, 2012, el resto de la UER del país son catalogadas como “familiar de subsistencia sin vinculación al mercado” y “familiar de subsistencia con vinculación al mercado”, y en ambos casos los estratos poblacionales que subsisten de ellas se encuentran en condiciones de pobreza.

En materia de productividad, de acuerdo con la FAO, en la próxima década se prevé un ritmo lento de crecimiento de la producción mundial de 1.7 por ciento anual, comparado con 2 por ciento observado en las últimas décadas; a largo plazo el sector agrícola tendrá que producir 1,000 millones de toneladas adicionales de cereales y 200 millones de toneladas más de carne al año para 2050 comparados con los niveles 2005-07, todo esto en un contexto de baja posibilidad de ampliar el área de cultivo. En México la contribución del sector agropecuario al PIB nacional ha ido disminuyendo hasta representar solo 3.8 por ciento en 2011 cuando llegó a representar 4.11 por ciento del PIB en 2003.

En este contexto, debemos ahora revisar algunas recomendaciones de organismos internacionales (OCDE, FAO, entre otros) que pueden cobrar una mayor viabilidad si se promueven en el marco de la Cruzada Nacional Contra el Hambre:

1.- Se debe prestar mayor atención al crecimiento de la productividad agrícola sustentable, aprovechar mejor los recursos naturales, adoptar prácticas amigables con el ambiente y eliminar las medidas comerciales que distorsionan el mercado, invirtiendo en investigación y desarrollo. México destina 0.4 por ciento del PIB a investigación y desarrollo, esa proporción es de 0.5 por ciento en Argentina, 0.7 por ciento en Chile y 1.1 por ciento en Brasil.

  1. Se debe dar especial atención a los pequeños productores (agricultura familiar de subsistencia y economía campesina), en particular las mujeres y los jóvenes, para así atender desde el lado de la oferta y la demanda la seguridad alimentaria de los grupos vulnerables.

  2. La concentración de la producción sólo puede ser atendida con una política “comprometidamente” desconcentrada, no es posible que 50 por ciento del gasto público de SAGARPA (promedio 2008-2010) se ejerció en siete de los mismos estados que concentran la producción; es decir, desde la óptica de seguridad alimentaria, es muy importante revisar los criterios del gasto público.

  3. El encadenamiento productivo es fundamental para fortalecer la seguridad alimentaria. Se debe trabajar de manera focalizada e integral en el encadenamiento productivo tanto de productores individuales, grupos de productores y, por una vía paralela, en aquellos productores en condiciones de pobreza para que, una vez superada su producción de autoconsumo, logren excedentes que puedan comercializar para obtener ingresos adicionales.

Algunas reflexiones sobre la pobreza en Zacatecas. Antes de cerrar esta participación es importante comentar sobre los resultados de la pobreza dados a conocer por Coneval para Zacatecas y el comparativo 2010-2012. En pobreza moderada el número de personas en esa condición disminuyó al pasar de 911.5 mil personas en esa condición en 2010 a 835.5 mil en 2012; lo mismo para el caso de pobreza extrema, ya que la población en esa condición pasó de 164.1 mil personas en 2010 a 115.3 mil personas en 2012. Pero no todo deben ser campanas al vuelo, ya que 54.2 por ciento de la población en el Estado permanece en condición de pobreza, es decir, 1 de cada 2 zacatecanos. De manera concreta se debe trabajar en aquellas carencias que tuvieron las menores disminuciones en el periodo de análisis: la de población con ingreso menor a la línea de bienestar mínimo, que para el caso de pobreza extrema fue la única que tuvo un incremento, la de acceso a la seguridad social que presenta la disminución más baja de las carencias para pobreza y la de rezago educativo que le sigue. Existe una enorme ventada de oportunidad si se combina el programa Sumar y la estrategia de la Cruzada contra el Hambre pero es necesario redoblar esfuerzos, el reto de la pobreza NO es exclusivo de las dependencias para el desarrollo social, es una tarea para todas las dependencias en los tres niveles de gobierno, y al menos en lo que se ha visto en las últimas reuniones de evaluación de la Cruzada, muchas brillan por su ausencia.

[email protected]

- Publicidad -

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias

- Publicidad -
- Publicidad -