10.8 C
Zacatecas
jueves, 1 diciembre, 2022
spot_img

Sin mejoría, sistema penitenciario estatal; se requieren cambios

Más Leídas

- Publicidad -

Por: RAQUEL OLLAQUINDIA •

■ Presentan diagnóstico de Cereresos y 16 cárceles distritales elaborado por ente estatal y CNDH

- Publicidad -

■ No hay manuales y protocolos para evitar hechos violentos, como motines o suicidios

■ Falta atención médica, la comida es insuficiente y carecen de espacios para talleres

La ausencia de manuales y protocolos para evitar hechos violentos, como motines o incluso suicidios, al interior de los penales del estado; la falta de atención médica, de comida suficiente y de espacios para talleres y practicar deporte; así como la insuficiencia de personal de seguridad al interior de los penales en la entidad.

Estos son tan sólo algunos de los señalamientos que dio a conocer este viernes la Comisión de Derechos Humanos del Estado de Zacatecas (CDHEZ), tras las visitas de supervisión llevadas a cabo en agosto y octubre de este año tanto a los Centros Regionales de Reinserción Social (Cerereso) de Cieneguillas, varonil y femenil, y al reclusorio de Fresnillo como a las 16 cárceles distritales de la entidad.

La presidenta del organismo, María de la Luz Domínguez Campos, aseguró que se requieren cambios reales, ya que advirtió que en los diagnósticos que año con año se realizan por parte de la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) no se han reportado mejorías en el sistema penitenciario de Zacatecas e incluso, en algunos casos, las deficiencias van en aumento.

Domínguez Campos consideró, por tanto, que “es urgente que realmente se voltee a ver el sistema penitenciario con una política pública clara y concreta que genere que el próximo año esta problemática pueda irse superando”.

La ombudsman zacatecana explicó que no hay sobrepoblación en ninguno de los espacios supervisados; en el Cerereso varonil de Cieneguillas hay 866 internos y su capacidad es de mil 236; en el femenil son 89 mujeres, pudiendo albergar hasta 136; y en Fresnillo están 254 hombres y dos mujeres, y su capacidad es de 324 internos. En las 16 cárceles distritales, precisó, se tiene una población reclusa de 339 hombres y 5 mujeres.

Precisamente la presencia de féminas al interior de estos espacios fue una de las problemáticas que advirtió la CDHEZ, pues no se encuentran en un área aparte, sino que tienen que convivir con los varones.

En este punto, aseguró Domínguez Campos, la recomendación es que el gobierno atienda las deficiencias estructurales de los centros con enfoque de género y apuntó que todas las internas deberían ser trasladadas al Cerereso femenil de Cieneguillas.

Asimismo, apuntó que ninguna de las cárceles distritales cuenta con área médica. Destacó el caso de Villanueva, donde dijo que “los internos contratan y pagan a un médico particular cuando requieren atención”.

En cuanto a las recomendaciones, se expone que deben adoptarse las medidas presupuestales necesarias para que los centros de reclusión tengan personal médico, equipos y medicinas.

También resaltó que en las 16 cárceles distritales no existen instalaciones adecuadas para las visitas, por lo que los familiares deben estar en celdas, patios, pasillos y “en diversas instalaciones internas de los reclusos, lo que expone a éstos a las dinámicas de violencia que puedan imperar en el centro de reclusión”.

De igual forma señaló que en todos estos espacios hay insuficiencia de comida, tanto en cantidad como en calidad, y esto se considera un riesgo porque los internos buscarán conseguir sus alimentos por otra vía, abriéndose así un espacio para las desigualdades y la corrupción.

La inexistencia de procedimientos claros y transparentes para la imposición de sanciones también fue un aspecto señalado porque, debido a ello, estos castigos se aplican con base en criterio del jefe del centro penitenciario, “generando sanciones que pueden derivar en tratos crueles e inhumanos”.

Domínguez Campos sostuvo que en lo que va del año se han recibido en la comisión 36 quejas de reclusos por presuntas violaciones a sus derechos humanos. En este sentido, aseveró que por ejemplo, las internas del Cerereso femenil de Cieneguillas han señalado tratos humillantes y degradantes hacia ellas y sus familiares en las revisiones, sobre todo corporales que se les aplican y que incluyen inspecciones anales y vaginales.

Agregó la ombudsman que se denunció un caso de acoso sexual por parte del personal de custodia de este centro hacia una interna, lo que propició que la CDHEZ solicitara una investigación y la imposición de la sanción correspondiente, en su caso.

Otra recomendación es la elaboración de normas, protocolos y manuales sobre los hechos violentos que puedan suscitarse para establecer parámetros del uso de la fuerza pública, privilegiando la solución pacífica de los conflictos.

La CDHEZ también recomienda a la Dirección General de Prevención y Reinserción Social que realice una evaluación de la infraestructura de todos los centros para poder corregir las deficiencias y, para ello, también se establece que será necesario tomar las medidas presupuestales necesarias.

Asimismo para garantizar la gobernabilidad, aseguró Domínguez Campos, la Comisión recomienda incrementar los controles de ingreso de mercancías y de la circulación de dinero derivado de actividades laborales de los internos; aumentar también el personal de seguridad al interior del penal y establecer “patrones de vigilancia continua al exterior que impidan fugas”.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img