15.8 C
Zacatecas
sábado, 28 mayo, 2022
spot_img

Reabren comedores estudiantiles de la Máxima Casa de Estudios

■ Este servicio es importante para los jóvenes, porque muchos de ellos provienen de municipios y no cuentan con recursos para alimentarse en otros lugares; incluso algunos sólo cuentan con dinero para el camión

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

Este lunes, los comedores estudiantiles de Ingeniería, Agronomía y Veterinaria y Zootecnia de la Benemérita Universidad Autónoma de Zacatecas (BUAZ) reabrieron sus puertas luego de dos años de inactividad por la pandemia del Covid-19; el costo para los alumnos aumentó de 10 a 15 pesos.

- Publicidad -

El comedor de Ingeniería, el de mayor afluencia por su ubicación céntrica, ofrecerá esta semana 800 dietas diarias: 300 para el desayuno, 300 para la comida y 200 para la cena, y se valorará la posibilidad de aumentar la cifra la próxima semana según la demanda que haya.

Juan Estrada Casillas, responsable de los comedores de la BUAZ, comentó que después de dos años de iniciada la pandemia, que tuvo como consecuencia el cierre del servicio de comedor en la universidad, ahora se reabren para atender a los jóvenes, especialmente aquellos que vienen de municipios y con escasos recursos.

“Después de este largo tiempo, los estudiantes vieron la necesidad de reaperturar los comedores e hicieron su solicitud al Consejo Universitario que tuvo a bien solicitar un protocolo a la Comisión de Salud y ésta dictaminó la apertura de los comedores en Veterinaria, Agronomía e Ingeniería”, expresó.

Mencionó el caso de Agronomía y Veterinaria, donde era necesario abrir los comedores porque los jóvenes debían trasladarse a zonas lejanas para obtener alimento, mientras que Ingeniería se encuentra en una zona céntrica que permite atender a muchos estudiantes.

Estrada Casillas informó que se implementaron protocolos para evitar aglomeraciones de jóvenes al interior de los comedores y estos consiste en formarse afuera del comedor, ingresar uno por uno, recoger su paquete y salir del inmueble. Mientras tanto, deben usar cubrebocas y gel antibacterial.

Asimismo, indicó que la elaboración de los alimentos lleva una rigurosa vigilancia para garantizar que haya salubridad, lo que garantiza que no haya aglomeración al interior de estos espacios.

El paquete contiene una torta preparada con algún guisado de carne, o bien de queso y aguacate, y de colación una fruta de temporada ya sea manzana, plátano, naranja o durazno. Para beber, jugo o agua natural.

En este primer día de reapertura de los comedores, Estrada Casillas comentó que hubo poca afluencia de alumnos, pero se espera que poco a poco crezca la afluencia. Mientras tanto, en Ingeniería se entregan 300 paquetes de lonche en el desayuno, 300 en la comida y 200 en la cena, es decir, 4 mil dietas semanales.

“Yo creo que mañana ya van a ser más, se va a correr la información entre los mismos estudiantes y después de esta semana vamos a valorar si se necesitan más dietas diariamente”, expresó.

El horario de atención en los comedores será el mismo que antes de la pandemia: de 8:30 a 10:30 de la mañana para el almuerzo, de las 14 a las 15:30 horas ahora la comida y de 19 a 20:30 horas para la cena.

Consideró que el servicio de los comedores de la BUAZ es importante para los jóvenes, porque muchos de ellos provienen de municipios y no cuentan con recursos para alimentarse en otros lugares e incluso algunos “sólo cuentan con recursos para el camión”.

Asimismo, la cuota de recuperación por cada alumno aumentó de 10 a 15 pesos en cualquiera de las tres modalidades, pero “es una cantidad simbólica que, en realidad, no se recupera”.

Jenifer Velazco, estudiante de Ingeniería Civil, comentó que en las redes sociales se enteró de la reapertura del comedor y consideró que beneficiará a los jóvenes foráneos, porque venir a estudiar desde lejos es un sacrificio y el hecho de que aquí ayuden con la comida, es de importante”.

Agregó que tenía dos años estudiando a distancia por la pandemia y es la primera vez que conoció el comedor, y ahora con el retorno a actividades presenciales, era necesario que se brindara el servicio.

“Entiendo la parte de que era un factor de riesgo para los estudiantes, pero siento que es mejor tener comida y alimento aquí que salir allá afuera, donde es más riesgoso y gastamos más dinero”, puntualizó.

Leonel Hernández Rojas, estudiante de Ingeniería Civil, opinó que el comedor es un beneficio que ayuda a los jóvenes porque la mayoría de ellos provienen de otros municipios, de manera que obtener alimentos con bajo costo es de gran ayuda.

“Quienes somos foráneos batallamos para conseguir comida y aquí reducimos gastos. No es lo mismo comprar en un supermercado a venir aquí por una comida donde el precio es muy accesible. Eso nos ayuda a nuestra economía como estudiantes”, expresó.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias