14.8 C
Zacatecas
domingo, 27 noviembre, 2022
spot_img
[balazo_top]

Los historiadores de la UAZ (Primera de tres partes)

[ljz_balazos]

Más Leídas

- Publicidad -

■ El Mirador de Heródoto

El doctor en historia Luis Porter Galetar, adscrito a la Universidad Autónoma Metropolitana Unidad Xochimilco, en su texto titulado Recordar para ser, plantea una pregunta cultural que es importante que nos hagamos “¿quiénes creemos ser los universitarios?” Para darle respuesta recomienda que desarrollemos nuestra capacidad de recordar. “Si el camino del recuerdo nos hace capaces de dilucidar esta mirada hacia nosotros mismos, (nosotros como universidad), entonces también es el camino necesario y efectivo para redefinir, reconocer y rescatar esta institución pública, hoy sumida en una profunda crisis.”

- Publicidad -

Desde luego, la respuesta a “quienes creemos ser” implica la revisión de un abanico de rubros entre los que están la historia de la Universidad y del ser universitario, esto es, la forma en que compartimos responsabilidades al interior de la institución. Clarificar lo anterior, según Porter,  ayudaría a formar una imagen de lo que creemos ser como universitarios.

Coincidimos con el autor mencionado en el sentido de que la construcción de una cada día mejor universidad pública al servicio de la sociedad, tiene como punto de partida la capacidad de “lograr una evolución de nuestra memoria que proporcione las respuestas a la pregunta básica de quiénes somos.” Revisar el camino recorrido es el primer paso para recuperar a nuestra universidad. Esta labor que requiere la reconstrucción y análisis del recuerdo del propio quehacer diario como académicos, Porter, propone que se trabaje en cuatro dimensiones.

En este espacio, para saber cómo nos recordamos a nosotros mismos, solamente retomamos una de ellas, que operamos remitiendo a nuestros amables rectores a la lectura de diversos trabajos historiográficos que transmiten una información significativa referente a los hechos que han tenido lugar en la Universidad Autónoma de Zacatecas en el pasado.

Este ejercicio de introspección -que aspiramos contribuya a ayudarnos a saber quiénes creemos ser, resulta propicio en este mes, ya que el 6 de septiembre se conmemora un aniversario más de la transformación del Instituto de Ciencias Autónomo de Zacatecas (ICAZ) en la actual Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ)- se llevará a efecto en tres partes, ésta es la primera.

Dada la naturaleza e importancia de la temática mencionada, su desarrollo aquí, rebasa las posibilidades de comprensión y síntesis, en tal magnitud, que con seguridad forma parte de la agenda de investigación de la propia y otras instituciones. Sin embargo vamos a intentar hacer un pequeño esbozo que permita entreabrir la puerta a este tema fundamental, a fin de avizorar su significación y alcances.

Así sea tangencialmente vamos a mencionar a los historiadores Elías Amador, Salvador Vidal, José Luis Acevedo Hurtado, Roberto Ramos Dávila, Daniel Kuri Breña, Cuauhtémoc Esparza Sánchez, Francisco García González, José Luis Medina Lizalde, Manuel Martínez Delgado, José Enciso Contreras, Nydia M. Castillo Pérez, Gabriela Ávila Gamboa, Eduardo Remedi, Rosalina Ríos Zúñiga, Mariana Terán Fuentes y Coautores,  Abel García Guízar y Coautores, Martín Ornelas, Norma Gutiérrez Hernández y Olivia Hernández Aguilar, fundamentalmente, de tal modo que aquellos que se acerquen por primera vez a esta temática puedan tener una visión general de la misma. Principiamos.

Elías Amador (1848-1917), según la Asociación de Historiadores que aplicó para sí tal nombre, “…es pilar fundamental en la historiografía local y es considerado el historiador más famoso de la entidad. (…) en historia es imprescindible su mención, pues su obra titulada Bosquejo Histórico de Zacatecas, publicado por primera vez en 1892 y que consta de dos tomos es considerada por los seguidores de Clío como la primera obra monumental de la historia estatal, y es digno de mencionar que aún no es superada como consulta obligatoria para quien se interesa en el pasado zacatecano.” Obviamente en el texto aludido se hacen referencias contextualizadas del germen de la ahora UAZ.

Salvador Vidal García (1882-1972), Cronista de Zacatecas, historiador, poeta, pedagogo, ocupó la Dirección de Educación Pública en el Estado, fue  maestro del Instituto de Ciencias de Zacatecas (ICZ) institución a la que denominó “La sempiterna rosa de los vientos”, de su densa obra destaca: Historia de la Ciudad de Zacatecas (1952); Colegio de San Luis Gonzaga en la Ciudad de Zacatecas (1958) la continuación del Bosquejo Histórico de Zacatecas, Tomos III y IV (1959), investigaciones en las cuales proporciona información sobre el Instituto de Ciencias de Zacatecas. Sus restos descansan en el Mauseolo de las Personas Ilustres ubicado en el Cerro de la Bufa.

Otros historiadores de la UAZ serán mencionados en las siguientes notas.

Considerar, a la manera de Porter, que “la universidad somos nosotros”, todos sus integrantes: académicos, estudiantes o empleados, la aleja de la abstracción, ya que se centra en seres concretos con nombre y apellidos,  Reconocer nuestra historia universitaria y a quienes se han ocupado en reconstruirla y de evidenciarnos la presencia de quienes configuraron a la institución antes que nosotros implica la construcción de una identidad universitaria indispensable para desear “recordar para ser”. ■

Así se observa el mundo desde El Mirador de Heródoto

 

*Cronista de la UAZ

[email protected]   cró[email protected]

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img