12.8 C
Zacatecas
miércoles, 28 septiembre, 2022
spot_img

Entre esperanza y hartazgo, vislumbran zacatecanos la llegada de este 2015

Más Leídas

- Publicidad -

Por: ALMA RÍOS •

■ Mejorar la condición de vida, empleo, la renuncia del presidente, entre las expectativas, comparten

- Publicidad -

■ Ciudadanos creen necesario se aprenda de experiencias como Ayotzinapa, para evitar que continúen

Entre la esperanza cifrada fundamentalmente en la propia capacidad para el trabajo, mismo que habrá de redundar en una mejoría para 2015, y la incertidumbre de enfrentar la situación económica y el ambiente de inseguridad en el estado y el país, se expresaron en un breve sondeo de opinión, zacatecanos abordados en su ir y venir por las calles del Centro Histórico de la capital del estado.

Entre sus expectativas está la mejoría en su condición de vida, se aumenten las vacantes de empleo, y aun, se ponga sobre la mesa la renuncia del Presidente de la República Enrique Peña Nieto, esto por considerarse perjudiciales las reformas estructurales aprobadas el año anterior en general y enunciada concretamente, la hacendaria, que tendrán su ejecución este año.

Hubo también quien expresara la necesidad de aprender de la experiencia de Ayotzinapa, “para tomar las medidas (convenientes) para que no vuelva a suceder o no siga avanzando”.

Manuel Barraza Carrillo, de 62 años de edad, pensionado y actual velador en una oficina, dice estar feliz con su entorno familiar donde no vive desahogado, pero sí limpio. Tiene trabajo, y una hija, mamá sola, que le apoya con el cuidado de su ropa.

Dice no tener preocupación acerca del año que ya inició, y circunscribe sus necesidades a la cobertura emocional, que actualmente le ofrece su familia y una pareja que le acompaña en la vida con quien se dirigía a encontrarse cuando fue abordado por La Jornada Zacatecas.  “Solo no valgo para nadie y así nos acompañamos”.

Sus expectativas son seguir trabajando porque “mientras se siga trabajando hay todo en la vida”, dice.

“Yo así lo pienso. Ya ve que si hasta aquí dice, -cita al lema del escudo del estado-, Labor vincit omnia, todo lo vence el trabajo. Mientras trabajemos tendremos, si no todo, casi todo…”.

Con mismo optimismo y determinación personal para lo que coloquialmente se nombra “salir adelante”, el joven estudiante de 19 años, Sergio Salvador, quien durante estas vacaciones se hace cargo de un puesto de dulces, dice sobre el ánimo con que encara este año, es mayor que con el que recibió 2014.

Dice, “cada día hay que verlo con más esperanza que el anterior”. Su esperanza se sustenta “en la lucha de cada uno, en lo que nosotros mismos pensemos que va a ser el día”.

De tal manera que sus expectativas para este periodo que se abre es “tener un año muy bueno en cuanto a salud, amor…lo que sea”.

Sobre la situación económica que se avecina, dice no saber cómo contestar “eso por la situación del país. Yo creo que sí todos trabajamos, todos podemos estar mejor económicamente”.

Con misma actitud pero más parquedad, Wendy Gutiérrez Durán, también estudiante, dice estar contenta, espera que 2015 sea mejor que el año anterior y dice no preocuparse por el tema de seguridad, pero “un poco” por la economía.

Luego de dejar un trabajo como ayudante en un despacho jurídico y “aventarse la liebre” como mesero este 2014, Antonio Aguirre, de 40 años, originario de Durango pero radicado en Zacatecas durante los últimos 30 años, también dice empezar el año “lo más positivo que se pueda”. Evalúa el ciclo que acabó como uno en que le fue bien, pero espera mejorar en el siguiente ciclo.

Ante la escasez de trabajo en Zacatecas viajó a Monterrey, pero la inseguridad en aquella ciudad, ha derivado en el cierre tempranero de los negocios donde se ocupan meseros, por lo que regresó a Zacatecas.

“En esa situación me tuve que regresar y bueno aquí ya me fue un poquito mejor, está un poquito, aparentemente, más tranquilo”.

Actualmente, tiene dos ofertas de trabajo en puerta que espera se resolverán este mismo enero. “Ojalá se componga, a ver cómo nos pinta este año”.

También iniciando 2015 “con todo el ánimo que las personas esperamos, que todo esto sea mejor”, se manifestó la contadora Yolanda Magallanes, de 42 años.

No obstante expresó sus expectativas de “que mejore la condición económica sobre todo. Ojalá haya las condiciones para que se eleve en nivel de empleo” y haya mejores oportunidades para “salir adelante, para toda la gente”.

Dijo, a toda la población afectó la situación económica de 2014, pero de manera personal a ella le fue bien.

También conforme con la manera en que pudo vivir el año pasado y por tanto recibiendo este 2015 con “muchas expectativas” se pronunció María de Lourdes Medina Soria, arquitecta de 38 años.

Dijo tuvo trabajo, “no mucho”, pero lo hubo y mejor seguridad que 2013, por lo que espera sobre este último asunto se mejoren las condiciones en el estado. “Desgraciadamente a nivel nacional sí se destacó más la inseguridad por el problema que hubo en Guerrero, que no se había presentado”.

Por esto espera, “que ya todo esto que ha pasado nos sirva de experiencia para tomar otras medidas, para que no vuelva a suceder o no siga avanzando”.

Con menos optimismo, expresaron su incertidumbre sobre la manera en que se expresará 2015, Lourdes Casas, de 38 años, y Juliana Domínguez Domínguez, de 60 años, ambas dedicadas al cuidado de su hogar.

La primera dijo tratar de recibir el año “con buen ánimo a pesar de que está la crisis muy difícil”. Expuso, ante las situaciones derivadas de las acciones delincuenciales, hay “mucho temor de los ciudadanos porque no estamos bien seguros”.

“Teme uno por su familia y el futuro, de que nos vaya bien en cuestión del país, que tenga uno un futuro cierto…”.

Al respecto reitera, en este momento para México “todo es incierto, no sabemos qué nos vaya a venir”. Y cuando se sale a la calle, hay que estarse cuidando “de toda la gente”.

También en el aspecto económico se expresa la incertidumbre, señala, “no se tiene algo, pues suben todo. Ahorita están subiendo todo, no sabemos que nos espera, subió la gasolina, el gas,  toda la materia prima de uso diario”.

En misma lógica expone su sentir Juliana: “ahora sí le voy a decir que como venga, porque no sabemos ni a qué hora pueda pasar algo”, dice sobre la manera en que recibe este inicio de 2015.

Este año, añade, será igual de difícil que el anterior, por eso reitera, sobre sus expectativas, “espero lo que venga, porque de todas maneras ahora sí que nadie sabemos nada”, comenta en referencia a lo económico y la inseguridad. Y añade, “lógicamente que todo mundo lo ve así”.

Erick Maldonado Escobedo, de 34 años, dedicado al comercio, enfrenta este 2015, “igual que cada año, entre más trabajo mejor”. La fórmula precisa, es “seguir trabajando y salir adelante”.

Anuncia la cuesta de enero como algo difícil, pero esperado y expresa su preocupación por entre otros temas de la agenda para este ciclo, las medidas de la reforma hacendaria, de las que dice, “es preocupante el hecho como lo plantean”.

Entre sus expectativas se encuentra, expone, “la renuncia de Peña Nieto. Es que ya es por demás, tanta reforma y tan tonta. Se puede decir que nomás beneficia a pocos y perjudica a muchos”.

 

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias