9.7 C
Zacatecas
martes, 6 diciembre, 2022
spot_img

El Feminicidio en Zacatecas: ni indiferencia ni adaptación

Más Leídas

- Publicidad -

Por: La Jornada Zacatecas •

Hay personas que son objeto de violencia por la condición en la que se encuentran: indígenas por ser indígenas reciben marginación y maltratos; y mujeres por ser mujeres han recibido una lista larga de agresiones y violaciones a sus derechos humanos que han llevado al Estado a articular el tipo penal de Feminicidio. Academia, organizaciones civiles y algunas instancias de gobiernos han podido visibilizar este gravísimo problema, pero aún no se ha podido disminuir su frecuencia: las cifras siguen siendo escandalosas y los delitos múltiples. Violencia sexual, lesiones que pueden llegar a las mutilaciones o, incluso al homicidio, incomunicación, humillación; y los agresores no son sólo desconocidos o personas con las que se convive bajo estructuras de poder, sino familiares y gente que está alrededor del hogar. En cuanto a los registros y al castigo de esta violencia aún falta mucho por hacer.

- Publicidad -

En Zacatecas 46 por ciento de las mujeres (como 234 mil), mayores de 15 años sufrieron algún tipo de violencia (en el año que transcurrió), y la regla es sobre todo de gente con algún tipo de parentesco. El 24 por ciento de las mujeres han sido violentadas en el ámbito comunitario, con algún tipo de intimidación, abuso sexual o agresiones físicas. Zacatecas no está muy lejos de las medias nacionales en este penoso tema. En el estado se incorpora el Feminicidio como tipo penal desde 2012, pero la aplicación de este tipo penal sigue sin ejecutarse: no hay protocolos de investigación adecuados, los juicios sobre estos casos siguen en la vaguedad respecto a su forma penal, porque hay dificultades para la comprensión de las características del feminicidio por parte de los operadores de procuración y administración de justicia.

Es necesario que la sociedad civil refuerce la vigilancia sobre el tema, y se obligue a la autoridad a incorporar los protocolos de investigación pericial con perspectiva de género en toda muerte violenta de mujeres; y también combatir con intensidad los estereotipos discriminatorios, lo cual implica gestionar cambios de valores y actitudes, a pesar de que los grupos conservadores los mantienen con su miedo y agresión ‘a la ideología de género’. Esto último implica mucha coordinación entre autoridades gubernamentales con la sociedad civil y usar el sistema educativo y sanitario para promover esa nueva cultura de no-discriminación. En el fondo toda agresión con motivos de género tienen en su origen estereotipos discriminatorios.

Mientras las estrategias preventivas de cambio cultural avanzan, es necesario mejorar los métodos de registro y combatir con toda decisión la impunidad, porque recordemos que esta última es el mayor estímulo al delito. Lo más peligroso es que en lugar de apretar para cambiar la realidad del problema, nos inmunizamos en el narcótico de la costumbre, lo cual nos inmoviliza y termina convirtiéndose en un factor más de la reproducción de este mal. Ni indiferencia ni adaptación. Por el contrario, requerimos actividad y conciencia despierta. Determinación.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Últimas Noticias

- Publicidad -spot_img