19.8 C
Zacatecas
miércoles, 27 octubre, 2021

No venimos a ganar la guerra, venimos a ganar la paz

Más Leídas

La violencia duele, lastima y deja profundas heridas colectivas. Disminuye la calidad de vida de la población; el miedo a caminar por la calle, el miedo a relacionarnos, el miedo a establecer comunicación con las personas son algunas de las secuelas que deja.

En México, durante las pasadas administraciones, pasó a ser “espectacular”. Busca llamar la atención y despertar la admiración por ser vistosa, exagerada y estar fuera de lo común. Desafortunadamente el espectáculo pasó a ser parte de la cotidianidad.

En ese sentido, las llamadas “estrategias” de los anteriores gobiernos, incrementaron los índices de violencia, contribuyeron a la consolidación del espectáculo y la impunidad no se detuvo. Fue un estado cómplice de la violencia y del terror que vivimos hasta la fecha; por su estrecha mente no pasó la idea de que la seguridad pública no debe usarse para generar más violencia, sino para construir la paz.

Hoy al gobierno de la Cuarta Transformación, le queda perfectamente claro que la estrategia de Seguridad Pública y Nacional, debe conducir a un proceso de pacificación del país, no de incrementar la violencia. Nuestro gobierno apuesta por el bienestar de la población, apuesta a que las mexicanas y mexicanos vivamos en paz, con tranquilidad y sin miedo. En resumen: la paz no se construye con balazos.

La famosa frase de nuestro presidente “Abrazos no balazos”, no significa que el estado mexicano esté cruzado de brazos viendo pasar y fortalecerse a los grupos del crimen organizado. Por el contrario, hace referencia a una gran estrategia de pacificación del país a través de la inteligencia, no de la fuerza bruta.

Recientemente la Unidad de Inteligencia Financiera, encabezada por Santiago Nieto Castillo, ejecutó el bloqueo de cuentas a más de 100 personas vinculadas a los Cárteles de jalisco Nueva Generación, Cártel de Tláhuac, Cártel del Golfo, Guerreros Unidos y la Familia Michoacana.

Se busca debilitar las estructuras financieras de los cárteles para frenar la capacidad operativa de los grupos delincuenciales. La capacidad operativa del crimen organizado radica en su amplio poder económico. Estos grupos tienen la capacidad de cooptar a jóvenes con la promesa de “hacerse ricos” de la noche a la mañana. La pérdida de vidas en los grupos del crimen pasa a ser un asunto por más secundario porque han adquirido la capacidad de sustituir de inmediato a quien muera en el combate.

Nuestro gobierno pone por encima de cualquier circunstancia el derecho a vivir en paz; a través de abrazos y no de balazos, construimos una sociedad fraterna, con hermandad y concordia. No venimos a ganar la guerra, venimos a ganar la paz.

- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

- Publicidad -spot_img

Últimas Noticias