15.8 C
Zacatecas
jueves, 29 septiembre, 2022
spot_img

La UAZ, entre privilegios y precariedad

Más Leídas

- Publicidad -

Por: MARTÍN CATALÁN LERMA •

■ El Rector Armando Silva percibe al año la cantidad neta de un millón 413 mil 125 pesos

- Publicidad -

■ 600 maestros, de 3 mil 100, contratados sólo con tiempo determinado; los salarios son bajos

Mientras funcionarios de la administración central de la Universidad Autónoma de Zacatecas (UAZ) perciben montos millonarios por concepto de salarios y prestaciones cada año, un sector importante de profesores (aproximadamente 25 por ciento) enfrenta condiciones de precariedad, con un salario tabular muy bajo, sin acceso a derechos laborales y sujeto a diversos mecanismos de control y clientelismo político.

De acuerdo con información obtenida a través del sistema Infomex, el Rector Armando Silva Cháirez percibe al año la cantidad neta de un millón 413 mil 125 pesos, de los cuales 436 mil 373 pesos corresponden a la prima de antigüedad (que en teoría solamente debería otorgarse a agremiados y no a funcionarios), 118 mil 586 pesos de aguinaldo, 71 mil 551 pesos de prima vacacional, 23 mil 570 pesos de 31avos días, 58 mil 346 pesos de bono único, 37 mil pesos de salario base, 18 mil 840 por el Día del Maestro, entre otros.

Cuauhtémoc Rodríguez Aguirre, secretario general, percibe al año un millón 108 mil 737 pesos, de los cuales 266 mil 185 pesos se le otorgan por concepto de prima de antigüedad, 93 mil 677 pesos de aguinaldo, 56 mil 145 pesos de prima vacacional, 43 mil 183 pesos de bono único, 32 mil 828 pesos de salario quincenal, entre otros.

Asimismo, Miguel Rodríguez Jáquez, quien funge como secretario académico de la Universidad, cobra un monto total de un millón 149 mil 650 pesos cada año, de los cuales 344 mil 341 pesos se refieren a la prima de antigüedad, 97 mil 481 pesos de aguinaldo, 58 mil 427 pesos de prima vacacional, 44 mil 973 pesos de bono único, 30 mil 220 pesos de sueldo base, entre otras prestaciones como 31avos días, Día del Maestro, Días Adicionales y Días 30.

Olga Yadira Barbosa Cisneros, coordinadora de Planeación, percibe cada año 950 mil 247 pesos. Aunque su salario base es de 23 mil 986 pesos, su percepción aumenta con el cobro de 296 mil 396 pesos de prima de antigüedad, 82 mil 11 pesos de aguinaldo, 49 mil 149 pesos de prima vacacional, 34 mil 328 pesos de bono único, etcétera.

Por su parte, Margarita Huizar Carranza, quien en este momento es subcoordinadora de Revisión, recibe un monto total de 772 mil 248 pesos cada año neto, cantidad que incluye 154 mil 244 pesos que cobra por prima de antigüedad, 39 mil 465 pesos de prima vacacional, entre otras prestaciones.

Otro caso es el de Ángel Román Gutiérrez, actual coordinador de Vinculación, quien cobra 782 mil 780 pesos, cantidad que incluye 162 mil 668 pesos por concepto de prima de antigüedad, 66 mil 806 pesos de aguinaldo, 40 mil 26 pesos de prima vacacional, 27 mil 811 pesos de bono único, entre otros.

José Said Samán Zajur, como contralor interno de la Universidad, percibe cada año la cantidad neta de 950 mil 247 pesos, de los cuales obtiene 296 mil 396 pesos mediante la prima de antigüedad, además de 82 mil 11 pesos de aguinaldo, 49 mil 149 pesos de prima vacacional y un bono único de 34 mil 328 pesos.

Virgilio Rivera Delgadillo, antes de ser destituido como coordinador de la Comisión Electoral, tenía un ingreso neto de 836 mil 760 pesos anuales, de los cuales 262 mil 147 pesos eran de la prima de antigüedad, 71 mil 832 pesos de aguinaldo y 29 mil pesos de bono único.

Otro ejemplo es Marcelina Rodríguez Robles, coordinadora de Docencia, cobra anualmente 950 mil pesos y al igual que el resto de los casos, percibe altas sumas por concepto de prestaciones como la prima de antigüedad (296 mil pesos) o la prima vacacional (49 mil 149 pesos). (Puede consultar el listado de los sueldos más altos de funcionarios de la UAZ).

En contraparte, casi 600 profesores de un total de 3 mil 100 que integran la planilla en activo (sin considerar 400 jubilados), están contratados únicamente con tiempo determinado y por lo tanto perciben un salario quincenal que oscila entre 311 para tres horas-semana-mes (categoría Profesor Investigador correspondiente a tiempo completo y medio tiempo Asociado A) y mil 438 pesos para 10 horas-semana-mes (Profesor Investigador hora clase Asociado C). También hay otra cantidad de docentes no precisada que tiene base sobre menos de 20 horas-semana-mes, pero a pesar de estar basificados su condición también es precaria.

Asimismo, en la UAZ hay un total de 685 técnicos académicos y académicos profesionales, de los cuales una parte importante de ellos también se encuentra en una situación laboral de vulnerabilidad al ser de tiempo determinado.

Ellos cobran entre 449 (cinco horas Asociado A) y 2 mil 292 pesos (20 horas Asociado C) dependiendo de su categoría y horas-semana-mes de trabajo. En caso de tener base de tiempo completo, el salario oscila entre 3 mil 834 y 5 mil 113 pesos quincenales, mientras que en la categoría de medio tiempo, el personal de base tiene un ingreso entre mil 917 y 2 mil 556 pesos por quincena.

De acuerdo con el tabulador establecido en el Contrato Colectivo de Trabajo del Sindicato de Personal Académico (Spauaz), el “Profesor Investigador hora-semana-mes (HSM) correspondiente a tiempo completo y medio tiempo”, el salario quincenal por 3 HSM es de 311 pesos para el Asociado A y aumenta hasta 362 pesos el Asociado C. En ese mismo rubro, el salario para aquellos que cuentan con 10 HSM es entre mil 39 y mil 207 pesos, dependiendo si es Asociado A, B o C.

En la categoría de “Profesor Investigador Hora Clase”, la remuneración va entre 353 y 431 pesos quincenales para aquellos con tres horas clase, hasta mil 438 pesos por quincena para aquellos con 10 horas clase.

Asimismo, el “Auxiliar Docente Investigador” de tiempo completo tiene un salario quincenal que oscila entre 4 mil 440 y 4 mil 810 pesos, mientras que aquellos que son de tiempo determinado perciben hasta 544 pesos para cinco HSM hasta 2 mil 179 pesos para 20 HSM.

Por su parte, el “Técnico Académico” de tiempo completo cobra un salario máximo de 5 mil 113 pesos por quincena, mientras que el de tiempo determinado percibe menos de 573 pesos quincenales de acuerdo con la categoría Asociado A. B o C, todas para cinco HSM, o hasta 2 mil 292 para aquellos que cuentan con 20 HSM.

Por último, el Personal Académico Profesional de tiempo completo tiene un sueldo quincenal que va desde 3 mil 801 pesos para el Asociado A, hasta 6 mil 997 pesos para el Titular C.

Según testimonios recabados, los docentes que están contratados bajo el esquema de tiempo determinado se encuentran en una situación de inseguridad laboral, pues semestre tras semestre tienen incertidumbre sobre la carga de trabajo que se les asignará.

El sueldo base que perciben los profesores con tiempo determinado es otra de las características que definen su condición precaria, puesto que “un docente con 30 horas gana aproximadamente 9 mil pesos mensuales”, aunque los bonos compensan un poco ese salario.

Asimismo, un maestro de hora clase, especialmente en preparatoria, no tiene horas de cubículo y por lo tanto debe impartir clases a seis, siete y ocho grupos de 30 alumnos en promedio cada uno.

A esa situación se le agrega que a esos docentes se les asignan horas clase en diversos centros académicos, lo que genera que los profesores deben trasladarse a diferentes puntos de la ciudad o incluso a otros municipios para tener más HSM y así aumentar su remuneración.

Aunque supuestamente se les brindan viáticos para sus traslados, frecuentemente se observa que deben hacer muchos trámites para que se los paguen y mientras tanto deben hacer sus pagos con recursos propios.

Otro problema es que a muchos maestros les ofertan bases de cinco o 10 horas, con lo cual les genera una aparente certeza y seguridad laboral, pero en realidad se trata de una maniobra de la administración central para fraccionar tiempos completos y con ello “beneficiar” a más docentes, aunque la condición de todos sea precaria, lo que obedece a una cuestión clientelar y a un control político.

Según cálculos de docentes consultados, en las preparatorias de la UAZ 20 por ciento de ellos está contratado con tiempo determinado y no tienen base, lo que significa que ellos están en condiciones de vulnerabilidad y sujetos a ese control de los diversos grupos políticos.

Actualmente en la Universidad hay 3 mil 500 docentes, de los cuales 400 son jubilados, mil 400 cuenta con tiempo completo, 450 con medio tiempo, 685 son técnicos académicos o académicos profesionales (con tiempo determinado, medio tiempo o tiempo completo) y casi 600 tienen únicamente una relación laboral con tiempo determinado.

Aunque se calcula que 800 profesores estén en una situación laboral precaria, el nivel porcentual podría aumentar si se analiza el caso de aquellos con base de cinco o 10 HSM, a quienes también se les aplica la cláusula de exclusividad, mientras que a otros universitarios con privilegios se les permite tener varios trabajos de tiempo completo.

Por último, otro problema que enfrentan los docentes universitarios para cambiar de nivel o para acceder a una base, es que deben estudiar una maestría o doctorado, pero no lo pueden hacer por toda la carga laboral que se les asigna.

Asimismo, hay becas que se les otorga para cursar un posgrado, pero solamente se otorga a quienes tienen base, generando con ello un círculo vicioso.

En el sector de trabajadores de la Máxima Casa de Estudios de la entidad, 60 por ciento de ellos se encuentra en condiciones laborales precarias, ya que perciben un salario de mil 500 pesos quincenales.

Esa categoría es integrada por intendentes, jardineros, vigilantes, peones de campo y auxiliares de cocina, todos de nuevo ingreso, quienes tienen un salario de mil 500 pesos por quincena, además de un bono de despensa mensual de mil pesos, aunque a esa cantidad se deduce 12 por ciento para pagar la Seguridad Social.

Después de varias categorías intermedias, el grado laboral más alto es el de capturista, en el que se percibe 2 mil 300 pesos por quincena, además del bono de despensa, así como el auxiliar de contabilidad.

Al acumular el tiempo de servicio, los trabajadores son acreedores a prestaciones como el quinquenio y una prima de antigüedad, que se incrementa cada año, pero es hasta alcanzar 20 años cuando la percepción llega hasta 5 mil pesos por quincena de acuerdo con la categoría.

- Publicidad -
- Publicidad -spot_img

Noticias Recomendadas

Últimas Noticias