Nueva República Los Guardias de Galeno

Nueva República Los Guardias de Galeno

Hoy más que nunca es necesario sumar esfuerzos y apoyar en todo lo que sea bueno para mi querido IMSS y mi país.
Fabiana Zepeda Arias.

La actual situación derivada de la Pandemia de COVID-19 ha servido para evidenciar la mezquindad de algunos actores públicos, diametralmente opuesta a la responsabilidad irrenunciable que han mostrado otros actores. Ha servido para dimensionar la importancia del papel que juega el gremio galeno en nuestra sociedad, de la misma manera que ha puesto de relieve la urgencia de un Sistema de Salud Pública sólido y moderno que tenga la capacidad de llegar a absolutamente a toda la población, es decir: la urgencia de un verdadero sistema de salud universal.

Sobre la deteriorada estructura del viejo sistema de salud pública se ha comenzado a construir (a marcha necesariamente forzada) un nuevo sistema que tienda a lo universal, que sea capaz de hacer frente a pandemias como la actual del coronavirus y a las ya añejas como la diabetes, obesidad, hipertensión, etcétera. En la medida que este nuevo paradigma médico va tomando las riendas, el país se da cuenta de que (si bien es cierto que se requiere ampliar la infraestructura y modernizar el equipamiento) el enfoque real debe ir hacia la prevención, buscando subsanar el enorme agujero que se había creado en las décadas de dirigencias que veían la salud pública como un mal negocio; 70% de los mexicanos padecen sobrepeso, y una tercera parte padece obesidad; a la fecha, según la gaceta de la UAM, 31 millones de mexicanos viven con hipertensión. Realmente son cifras alarmantes, nos encontramos ante un país con índices de salud absolutamente deteriorada.

De este tamaño es el reto de la actual administración, reto que según las evidencias y habiendo rebasado la actual crisis sanitaria, es muy probable que sea superado. Confío en que el nuevo paradigma de salud pública ya ha creado la conciencia necesaria, incluso, puede decirse por el interés general de la población en las medidas gubernamentales y conferencias, que por primera vez en muchos años el grueso de los mexicanos están pensando en mejorar sus hábitos al entrar en la fase de nueva normalidad.

La respuesta y la conciencia social sobre la salud es un elemento base, pero no quiero dejar de mencionar el segundo pilar de este gran cambio que estamos buscando que se opere, ese pilar son los guerreros que se encuentran en la primera línea de batalla de esta guerra no prevista, en varios casos, estos guerreros han ido más allá del deber. El Gremio médico mexicano ha mostrado estar al nivel de los mejores y más capacitados, no solo por el aplomo con el que se han conducido en instalaciones que habían resultado insuficientes, pues ningún país del globo estaba preparado para una pandemia como la que vivimos actualmente, sino por el profesionalismo con el que han manejado las respuestas de una sociedad que se mostró escéptica en principio. Huelga decir que de no ser por el heroísmo de estos trabajadores, no viviríamos en absoluto una situación de relativa normalidad al día de hoy.

Es justo que un gremio tan trascendental en este punto de la historia de México sea representado por personajes de honradez y capacidad probadas. Tal es el caso del Secretario de Salud Jorge Alcocer Varela y de Hugo López-Gatell, titular de la Subsecretaría de Prevención y Promoción de la Salud; hablemos en particular de este último galeno, quien ha sido el responsable de dirigir mediáticamente la estrategia de atención a la pandemia del COVID-19. Se trata de un médico epidemiólogo, investigador, profesor; un sujeto extraordinariamente técnico, perfil idóneo tanto para ser vocero como para asumir la subsecretaría que ocupa; además, un sujeto con una competencia comunicativa ampliamente desarrollada, tolerante y diligente.

López-Gatell no sólo es actualmente un prominente funcionario, quien por cierto lo fue a través del Servicio Profesional de Carrera, también fue un activista estudiantil y ha comentado en varias entrevistas que: ayer como ahora, en el debate colectivo imperará siempre “la defensa de lo público”. Una figura como él, comprometida con lo social, ilustra muy bien la debacle del neoliberalismo, mismo modelo que se había encargado de desmantelar el Sistema de Salud Pública mexicano.

No nos toma por sorpresa que a la llegada de la nueva administración el rezago era mayúsculo en términos de instalaciones y personal, por tomar un dato, existe un déficit de 36 mil enfermeras. Médicos, enfermeras, directores y todos los trabajadores del gremio han tenido que salir adelante con lo que teníamos y con lo que logramos subsanar a marchas forzadas, con la cooperación internacional y con el enorme apoyo social. Hoy nuestro país sabe organizarse mejor que ayer, y más importante, hoy las figuras que llevan las riendas entienden y comparten las ideas del nuevo paradigma: la salud ha de ser universal y el estado está a cargo.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ