■ El Mirador de Heródoto La Crónica universitaria y LJZ, seis años en la memoria histórica de la BUAZ

■ El Mirador de Heródoto La Crónica universitaria y LJZ, seis años  en la memoria histórica de la BUAZ

La Jornada ha cambiado mis tesis
en cuanto a que no había un periódico independiente en el mundo,
es un milagro de un periódico de izquierdas, fiel a sus principios.
Noam Chomsky. 20 septiembre 2009.

El pasado 2 de mayo “La Jornada Zacatecas” cumplió catorce años de constante publicación; y el día 3 se celebró del Día Mundial de la Libertad de Prensa. Respecto a esta última fecha conmemorativa compartimos las reflexiones de algunas personalidades: Charles Michel, presidente del Consejo Europeo, “La prensa libre es la piedra angular de las democracias”; António Guterres, secretario general de las Naciones Unidas, “ninguna democracia está completa sin acceso a información transparente y fidedigna, que es el pilar clave para crear instituciones justas e imparciales y hacer que los líderes rindan cuentas”; Arturo Zaldívar, ministro presidente de la Suprema Corte de Justicia de México, recalcó que “una prensa libre e independiente es esencial para la democracia”.

Desafortunadamente, en su devenir, sectores de la prensa se han vinculado a los grupos de poder, lo cual ha repercutido en la pérdida de la libertad de información y en esas circunstancias queda anulada la vigilancia a los poderes públicos y privados como el económico o del narcotráfico y, en lugar de información veraz, prevalece la desinformación interesada.

En ese contexto, “La Jornada Zacatecas” ha elegido estar al servicio de la sociedad al asumir como eje rector de su código ético difundir noticias apegadas a la verdad, aportando evidencias. Si tal escrutinio afecta los intereses del poder, este castiga al diario negándole publicidad.

En 2011, en la Universidad de Murcia (España), María Esther Arce Barceló presentó su tesis doctoral titulada “Análisis del periódico mexicano La Jornada. Un modelo de comunicación alternativa en la era de la globalización”. En las conclusiones señala: “La Jornada es un proyecto plenamente consolidado. Es, para una amplia franja de la sociedad, un medio de comunicación indispensable. Es, para las instituciones, un interlocutor reconocido. Es un medio plural que da cabida a todas las voces y que con frecuencia es el único vehículo abierto a la divulgación de la información vital de los movimientos populares; el único foro para la crítica, el análisis alternativo, el espacio para la denuncia, cuando la mayoría asume el discurso uniforme que se impone desde los poderes. Es, en suma, un diario necesario en el México de hoy”.

Por lo mencionado, considero un privilegio que El Mirador de Heródoto, columna dedicada a la crónica universitaria, goce, desde hace seis años que se cumplen el día de hoy, de un espacio en esta casa editorial. El ingeniero Raymundo Cárdenas Hernández —apasionado luchador social a favor de la democracia— desde su juventud como docente en la Escuela de Ciencias Químicas de la UAZ cultiva el interés por la educación superior pública y en particular de la ahora BUAZ, y la apoya en su ámbito de desempeño. Eso explica la oportunidad que a la Crónica universitaria se le concedió.

Agradezco también a los rectores Armando Silva Cháirez y Antonio Guzmán Fernández que hayan permitido la existencia de un cronista en la Máxima Casa de Estudios de Zacatecas, así como a los lectores, a mis críticos amigos y a los que con desdén expresan su sentir, pues ocasionan en mí la constante búsqueda de la superación en el trabajo académico cotidiano.

Cuando le dije a mi apreciado y admirado maestro, el doctor en Historia José Enciso Contreras, sobre mi nombramiento como cronista de la UAZ, me dio el siguiente consejo: “En el ejercicio de ese puesto es indispensable que escriba y publique…” Y pues, gracias a “La Jornada Zacatecas”, la Crónica universitaria tiene presencia en la sociedad.

Con mucho gusto les comparto que, atendiendo a ese consejo, tengo terminados varios libros relacionados con la historia de la Odontología y la Farmacia en Zacatecas, además de una compilación de El Mirador de Heródoto, esperando su oportunidad para ser publicados.

En el ejercicio de la crónica, con un nombramiento de diez horas semana-mes, pero con mucho entusiasmo y disfrute, tres han sido los motores de mi actuar: pugnar porque cada sector de la BUAZ tenga su propio cronista, así sea de manera honoraria, y organizar un Consejo de Cronistas Universitarios BUAZ; otro empeño ha sido generar actividades para fomentar el sentimiento de identidad y orgullo de pertenecía al interior de la institución y, de forma especial, dejar registro del acontecer universitario actual como fuente de información para las futuras generaciones.

La importancia de ello la expresa mejor el autor de “La historia del tiempo presente: una historia en construcción”, Hugo Fazio Vengoa: “El interés por el presente debe ser una perspectiva de análisis que involucre a la historia como proceso y conocimiento, que nos permita volver a ubicar a nuestro presente en el trinomio pasado, presente y futuro”. Y en eso estoy.

Concluyo. Gracias a todos los jornaleros que me aceptan dentro de su grupo, periodistas ellos, que sin transitar por un camino libre de dificultades, con profesionalismo y amor a la camiseta, contribuyen a construir una sociedad bien informada, en especial al jornalero líder en esos empeños, Raymundo Cárdenas Vargas. El servicio público que realizan tiene un valor incalculable, en función de que están nutriendo a la democracia.

Iniciemos, pues, el año siete.

Así se observa el mundo desde el Mirador de Heródoto. ■

*Cronista de la UAZ
[email protected]
[email protected]

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ