■ Nueva República La fraternidad que viene del norte

■ Nueva República La fraternidad que viene del norte

Toda crítica a un sistema vigente tiene que tener en cuenta las condiciones dadas. Los cambios sustanciales que queremos deber pasar por lo posible, aunque eso posible no sea del todo deseable.
Enrique Dussel

Cerca de 36 millones de mexicanos han tenido que migrar a EUA. El diagnóstico es inequívoco: el modelo neoliberal había abandonado a las clases pobres, en particular, había propiciado el total deterioro productivo del campo mexicano, aumentando el enorme abismo de clases del territorio. Nuestro país tiene una sentida deuda con sus millones de migrantes que se encuentran en EUA, pues ellos, afanosamente mantienen un vínculo solidario y estrecho, las cifras sobre el envío de remesas, aunque resultan un número frío, no dejan de demostrar de forma inequívoca el amor que mantienen los paisanos por su tierra y su gente.
Como parte de este milagro mexicano, sucede que en medio de la lamentable situación de crisis: pandemia mundial y radicalización de las medidas racistas del presidente Trump, se incrementó la cantidad de remesas en el mes de marzo, llegando a sumar 4 mil millones de USD en lo que va del año, esto contraviene gran parte de los “expertos” pronósticos que se habían lanzado. Confío en que éste no será el único pronóstico ultra pesimista que se verá felizmente avasallado por hechos un poco más optimistas mientras se va aplanando la curva pandémica.
El Proyecto de Nación, integrado en el Plan Nacional de Desarrollo busca modificar este abandono al que se había sometido al campo mexicano, siempre hay que tener en cuenta las palabras de Dussel: “tengamos en mente las condiciones dadas”, pues solo a partir de un reconocimiento sincero de dichas condiciones podremos llevar a cabo lo que se plantea: autosuficiencia alimentaria. Los medios de los cuales disponemos actualmente son: Precios de Garantía, Crédito Ganadero a la Palabra, Sembrando Vida, etc.
Reconociendo las condiciones dadas, habrá que ser honestos también aceptando que nos falta mucho para contener la migración obligada por carencia de medios económicos, pero por primera vez se están dando los pasos para mejorar la situación, pues por primera vez tenemos un presidente que conoce cada municipio del país, así como sus necesidades reales. Resulta justo el reiterado reconocimiento que hace el Andrés Manuel a nuestros “Héroes vivientes”, y también es el momento de que México los coloque en el lugar que se merecen, se augura una posible mejoría en el tema migratorio, pues el presidente ha anunciado una reunión con Trump donde el tema de los derechos de los migrantes será lo primero en la agenda. A opinión personal, se abren las puertas para la implementación de programas y legislaciones que permitan la operación de una política de reconocimiento de los Derechos de nuestros paisanos con enfoque binacional y de desarrollo.
Hay cambios que son posibles y que impulsan los cambios sustanciales; el programa 3 * 1 contaba con gran simpatía de los hermanos migrantes, aunque, como bien se ha señalado, el esquema era opaco y daba espacio para la corrupción. En lo particular, sigo creyendo que este programa tiene gran potencial, pero sería necesaria una reingeniería profunda y una implementación gradual que permita un funcionamiento del programa en sincronía con las nuevas formas de gobierno. Quiero ser muy claro en el punto: el neoliberalismo había alentado una forma de corrupción profunda y arraigada, el pinchísimo capitalismo de compadres (Paco Ignacio dixit) había permeado cada programa de gobierno federal, cada nicho de negocios, y cada movimiento del mercado. Tenemos ahora un panorama mucho más sano que bien podría blindar los recursos de la nación en programas como el 3*1, como bien lo ha sentenciado el ejecutivo federal al Banco de México al hablar sobre rescates y préstamos: ese recurso es del pueblo.
Finalmente, esta inyección de solidaridad, que más parece una gran lección del pueblo hacia el gobierno, nos recuerda la urgente necesidad de corresponder ese gesto. Grosso modo, nos insta a estar listos para seguir echando a andar el gasto público y la reactivación económica interna, pues con estas muestras, se hace patente lo que como leve rumor se va perfilando desde que alcanzamos a ver (aún lejos) el fin de la pandemia y el principio de la reactivación económica: México está saliendo adelante, mientras más duras se hacen las condiciones dadas, más pone el hombro el pueblo pues confía en el nuevo gobierno. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ