La política fallida de Banxico y el crecimiento de la deuda externa por la SHCP

La política fallida de Banxico y el crecimiento de la deuda externa por la SHCP

El gobernador de Banxico dijo el 23 de abril que el objetivo de dicha institución “es destrabar los cuellos de botella del financiamiento”. Cabe decir que ello no se resuelve dando liquidez a los bancos a cambio de deuda de corporaciones que la banca comercial tenía en su poder, que lo más probable es que el banco central será incapaz de cobrar dados los problemas de acumulación que las empresas enfrentan. Banxico le retira deuda por cobrar a la banca comercial y a cambio de ello le da liquidez para que otorgue créditos, y así la banca comercial siga lucrando con las altas tasas de interés y comisiones que cobra. Banxico está rescatando a la banca comercial ante el crecimiento de cartera vencida que se avecina por la incapacidad que tendrán las empresas para cubrir sus deudas, ante la fuerte caida de las ventas, de la producción y de sus ingresos. Con ello Banxico protege a la banca comercial de una eventual quiebra ante el crecimiento de las carteras vencidas. Los bancos centrales de varios países están prestando directamente a las empresas a tasas de interés cercanas a cero, justo para evitar la intermediación de la banca comercial que cobra a mayores tasas de interés.

La tasa de interés de referencia establecida por Banxico de 6%, para nada contribuye a destrabar los cuellos de botella del financiamiento, pues los bancos comerciales otorgan créditos a tasas de interés por arriba del 6%, y las empresas e individuos tienen caídas de sus ganancias e ingresos y no podrán pagar los mayores créditos. Las empresas en estos momentos lo que menos requieren son créditos caros, pues ya están sobreendeudadas. Lo que quieren, es ver incrementadas sus ventas e ingresos para mantener la planta productiva y el empleo y poder pagar sus obligaciones financieras y sus impuestos. Y para ello el gobierno tiene que aumentar su gasto para dinamizar demanda para que las empresas puedan ver incrementadas sus ventas, la producción y sus ingresos. De no darse ello, de nada servirá la mayor disponibilidad crediticia que permitirá la mayor liquidez otorgada por Banxico, y menos servirá si no disminuyen la tasa de interés a niveles cercanos a cero.

La banca comercial ha propuesto que aceptará que se difieran pagos de créditos, capitalizando intereses, lo que terminará aumentando el monto de la deuda, la cual será impagable dada la contracción económica. Ello descapitalizará más a los deudores.

Las empresas no podrán cubrir el reembolso de los nuevos y viejos créditos y los bancos se quedarán con las garantías que ofrecen las empresas para ser sujetas de crédito, por lo que será la banca quien gane en principio, pero al generalizarse la cartera vencida, perderá también la banca.

Con los créditos obtenidos ¿para quien van a producir las empresas, si el consumo e inversión privada y las exportaciones están cayendo, así como el gasto público? Por consecuencia, esa mayor liquidez inyectada por Banxico no impulsará el crecimiento económico si el gobierno no incrementa el gasto.

La SHCP colocó bonos por 6000 millones de dólares, otorgando rendimientos entre 4.1% a los bonos de 5 años, 5% a los bonos de 10 años y 5.5% a los bonos de 31 años, en un contexto donde la tasa de interés internacional, en Japón y Alemania es negativa y en el resto de los países desarrollados es cercana a 0%. España la semana pasada colocó deuda a 10 años al 1%. El gobierno nunca debe endeudarse en dólares, pues somos deficitarios en la balanza de cuenta corriente y no tenemos condiciones de pago. Se ha caído en deuda para pagar deuda, lo que actúa en detrimento de la actividad económica y ha obligado al país a extranjerizar la economía para hacer frente al pago de la deuda. A ello nos ha conducido el modelo neoliberal que el actual gobierno continúa promoviendo.

Así como Banxico anunció que compraría deuda pública en poder de la banca comercial a 10 años y la cambiará por deuda a tres años, debe de aumentar las compras de deuda pública en el mercado secundario, para que éste adquiera más deuda del gobierno. Ello le permitiría a éste a trabajar con gasto público deficiario para combatir a la pandemia, como los problemas de acumulación que enfrentan las empresas, así como mantener el empleo y para otorgar ingreso a los que han quedado desempleados y viven al día, para que puedan hacer cuarentena. Para el gobierno no es problema ver incrementada la deuda interna, pues está en su moneda y la puede refinanciar permanentemente.

El gobernador de Banxico destacó la importancia de mantener finanzas públicas sostenibles, es decir, se opone al déficit fiscal. Los economistas neoclásicos no se dan cuenta que un gobierno soberano puede gastar en todo aquello que se venda en su moneda. El gasto genera ingreso. Para que el gobierno recaude, tiene que gastar primero. Y para ello no requiere de impuestos, ni de deuda, ni imprimir moneda, simplemente gasta, acreditando en la cuenta de aquellos que le venden bienes y servicios. y ello aumenta el ingreso de empresas e individuos, lo que le permitirá al gobierno ver incrementada su recaudación tributaria y así reducir el déficit fiscal y su relación de endeudamiento. ■

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ