La Utopía en el Hogar (2)

La Utopía en el Hogar (2)

Contra todo lo que pudiera esperarse la mayoría de la gente agarró la onda y poco a poco fue haciéndose a la idea de que esta contingencia debe tomarse en serio, más que nada porque todas las naciones de la tierra estuvieron de acuerdo y todos los sistemas de salud del mundo interactuando e intercambiando sistemas de defensa sanitaria (otra vez se dejaron oír las Naciones Unidas y la Organización Mundial de la Salud), se vive y se siente que el mundo está en paz aparente y que una vez que haya sido aceptado como problema transitorio, se pueden hacer ejercicios de convivencia en otras dimensiones y circunstancias que no se habían vivido antes.

Todo mundo ha admitido el drástico cambio de reglas y de programas en el acontecer cotidiano. Sin trabajo, reuniones de todo tipo suspendidas, restricción en las entradas a los centros comerciales, deportivos, suspensión de labores en los centros educativos y tantas calamidades que se han transformado totalmente y al hacerlo, el comportamiento de la gente se transformó en forma radical, so pena de padecer un contagio y también, ser fuente de contagio y otro montón de cuestiones desagradables, pero al mismo tiempo, con algunas recompensas que obtener, la forma de comportarse se motiva por la obtención de buenos resultados. Si lo anterior se explica con el paradigma de aprendizaje, se puede afirmar que el modelo puede darse también de lo micro a lo macro en los modelos de sistemas aplicados al comportamiento humano.

El aislamiento ha traído una circunstancia nueva en la convivencia familiar, puesto que los efectos del desplazamiento colectivo han sido sustituidos por programas de tiempo exclusivo conviviendo todos en forma inesperada. Esta situación obliga al establecimiento de programas nuevos y a la aceptación colectiva de obligaciones y privilegios. Para empezar, los padres de familia van a tener que darle una checada a los manuales de buenos modales, para los efectos de autoaprendizaje y de modelo para los hijos. La convivencia con los adultos mayores tendrá que modificarse en lo funcional y lo afectivo y sobre todo adoptar fórmulas que permitan a todos en casa comportarse correctamente y además de soportar el aislamiento con entereza, ayudará a prevenir muchos episodios de violencia familiar.

La formula es bien simple, en el interior del hogar muchas ocasiones se presentan situaciones derivadas de la falta de comunicación y el consecuente desfile de eventos marcados por la grosería, la evasión y la violencia, entre los más graves, que dejan cicatrices imborrables. La propuesta de hoy consiste en invitar a los respetables lectores a diseñar y ejecutar sus propios programas de convivencia armónica, constructiva y más que nada, feliz. Hay que poner en una “caja de archivo muerto” todo lo que ofende o molesta a cada uno de los miembros de la familia y que se quede ahí, para siempre. Después, identificar todo lo que le gratifica hacer (que no sea peligroso o dañino) a cada miembro de la familia e incorporarlo al repertorio colectivo.

Ahora bien, ¿qué tipo de repertorio sería el ideal?, eso dependería de cada familia y su educación reciente, pero desde aquí se pueden dar algunos tips: por ejemplo, tener limpio el espacio vital, ayudar con todas las tareas de la casa, tener hábitos de comida ordenados, adaptación al uso de los espacios comunes y otros asuntos que tienen que ver el buen funcionamiento de la familia dentro de la casa; pero también, rescatar las viejas fórmulas de coexistencia con las palabras olvidadas como los saludos amables, las despedidas igualmente correctas, las palabras mágicas: con permiso, por favor, gracias y olvidarse de ese tipo de comportamiento bizarro que se ha venido desarrollando en casas, calles y centros de convivencia del país y del mundo.

Hay muchas formas de motivar las conductas anteriores, pero lo mejor es establecerlo “a la buena” y no bajo estados de amenaza o aprehensión. Use el reforzamiento positivo, que consiste en reconocer todo tipo de participación adecuada con atención, sonrisas, abrazos, comentarios positivos y todo lo que le asegure que se esta dando el incentivo adecuado al comportamiento adecuado en el momento correcto. Si se deja pasar tiempo entre el comportamiento y su incentivo, este pierde su efecto. Hay otros incentivos más materiales que consisten en el otorgar una golosina o un platillo favorito, o un regalo, o el más generalizado de los alicientes, el dinero. Solo hay que asegurar lo inmediato entre el comportamiento y la retroalimentación, la atención o el estímulo.

Si se logra establecer un programa con estas características, lo que siga será más fácil en un ambiente de armonía y aprovechando la técnica de reforzamiento positivo, se puede generalizar hacia otro tipo de episodios más complicados. Hay mucha bibliografía que puede ayudar a orientar en la aplicación de estos principios.

Este tipo de procedimientos, orientado hacia la adquisición de repertorios de todo tipo, ayuda a mejorar la visión de los eventos de la vida diaria y desarrolla un valor que en este momento es de lo más importante desarrollar, la empatía.

Desde este espacio, aprovecho para manifestar mi aprobación a la manera en que el gobierno de la República, encabezado por Andrés Manuel López Obrador ha enfrentado este desagradable asunto que tiene atemorizado tanto al mundo. Ha sido impresionante su paciencia y prudencia para enfrentar la pandemia y de alguna manera u otra a ayudado a la ciudadanía a no desarrollar escenas de pánico colectivo. Cualquiera de sus antecesores habría sido rebasado o estaría cometiendo errores propios de los que son inducidos por las fuerzas del mercado. Antes bien, nos ha dado certidumbre de que vamos todos en el mismo barco, que llegaremos a buen puerto y que se debe aprovechar el desastre para crecer. No sé si le guste o no a sus depedadores (sic), pero parece que a la mayoría de la gente sí le late.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ