2020 un año de adelantados, ingenuos y violaciones a la ley

2020 un año de adelantados, ingenuos y violaciones a la ley

Faltan meses para que en Zacatecas de inicio el proceso electoral 2020-2021 y muchos actores políticos ya han comenzado muy anticipadamente sus campañas electorales, ignorando diversas cuestiones, entre ellas, los delitos electorales que cometen al hacer uso personalizado de programas sociales y por actos anticipados.

Algunos de estos actores comenzaron desde el 2018, justo terminando el proceso de aquel año, recordemos aquella reunión en la que el Senador Ricardo Monreal destapó a su hermano para que por tercera vez contendiera por la gubernatura, más que un acto de fortaleza, muchos dieron la lectura de desesperación y debilidad, por aquello de los tiempos y de que el hermano mayor solicitara el respaldo para uno de sus hermanos que con anterioridad ya había sido derrotado en diversos procesos electorales por una gran cantidad de votos.

La comida realizada por uno de los aspirantes del Partido de la Revolución Democrática con la supuesta intención de celebrar su cumpleaños, fue también un arranque de campaña y un mensaje a los de enfrente para demostrar la fuerza que se sostiene al interior de dicho instituto político, sin embargo, más allá de enviar estos mensajes, los cuidados debemos de ser analíticos y críticos de estas acciones.

Por una parte, uno de los que aspiran a la candidatura por la coalición encabezada por morena ha realizado una gran cantidad de violaciones a la ley electoral, no solamente del Estado, sino también a nivel federal, utilizando programas sociales para promocionarse personalmente con fines electorales en Zacatecas, de igual forma familiares que lograron colarse en otros espacios de la administración pública federal han hecho uso de los programas y funcionarios a su cargo para promocionar a otros familiares también con fines electorales y partidistas, ignorando o tal vez sin importarles que millones de mexicanos votamos por un cambio en el ejercicio público y que aunado a ello, estas acciones ya fueron elevadas al rango de delitos graves.

Funcionarios estatales, como el que arrancó su campaña con una comida, como funcionarios federales se tambalean en una delgada línea entre el ser impedidos en un futuro por las autoridades electorales debido a que pudieron haber violentado la Ley Electoral con actos anticipados de campaña a unos cuantos meses de iniciar el proceso electoral, ninguno de ellos puede asegurar a sus institutos pollitos que esto no sucederá, por lo que automáticamente se convierten en una opción no muy viable, una equivocación grave derivada de una desesperación por adelantarse ¿estarán analizando el costo-beneficio?

Más allá de determinar si han violentado la ley electoral, las acciones que los aspirantes han realizado durante los últimos meses deberían ser vistos como un mensaje para los ciudadanos que esperan que a Zacatecas también llegue un cambio de fondo en nuestras instituciones ¿pueden representar un cambio estos actores políticos que al parecer no tienen respeto por una ley que únicamente establece tiempos para actos de campaña? ¿Pueden ofrecer a los zacatecanos la promesa de un cambio cuando ostentan un cargo público y no son capaces de respetar la ley que les prohíbe hacerse promoción personalizada con programas sociales?

No cabe duda que muchos continúan siendo engañados por algunos personajes, la promesa de cargos, candidaturas y algunos espacios para continuar viviendo de la función pública gana adeptos para sus pretensiones electorales, mostrando así que ninguno de sus intereses es el de cambiar la vida política y pública en nuestro estado, sino mantener las prácticas que millones repudiamos.

Zacatecas merece un relevo generacional en su clase política, los zacatecanos hemos sufrido durante generaciones una clase gobernante carente de sentido social y de interés por el bienestar colectivo, las campañas adelantas, la violación a las leyes electorales y penales, el uso de programas con fines electorales y el despilfarro de dinero para el pago de periodistas, columnistas y comprar espacios en medios de comunicación nos demuestran quién es quién y qué intereses hay detrás de cada uno de los aspirantes a suceder al actual gobernador.

Analizar las acciones de cada uno de ellos es una obligación que nos debemos todos los zacatecanos, de lo contrario, estaremos pagando otro sexenio sin crecimiento, sin justicia, sin progreso y sin que la cuarta transformación llegue a nuestro Estado. El 2020 será un año de adelantados, ingenuos y violaciones a la ley, pero la decisión la tendrán, al interior de los partidos, los militantes, al exterior todos los ciudadanos.

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ