La madre y el desarrollo humano de las nuevas generaciones

La madre y el desarrollo humano de las nuevas generaciones

La mujer está directamente relacionada con los índices de desarrollo. Veamos un par de casos. La relación que hay entre aprovechamiento escolar de los niños con la escolaridad de la madre (hasta antes del doctorado), es muy alta: a más escolaridad de la madre, mejor aprovechamiento académico del niño(a). Cosa que no ocurre con el padre. La escolaridad del padre no presenta alta correlación con los niveles de aprovechamiento de los hijos. La situación extraña es que (según los estudios que existen) cuando la madre pasa al doctorado la correlación se cae.

Otro caso es la alimentación de los niños con respecto a los ingresos de la madre. La mujer en las familias destina más del 90 por ciento de su ingreso en gastos internos del hogar, y el hombre lo hace con un poco más del 60 por ciento. Así, se ha mostrado cómo niños con mujeres jefas de hogar que ganan menos que sus pares varones, tienen mejor alimentados a los hijos que estos últimos. Por ello, en los años 90’s, al saber estos hallazgos, se diseñaron programas sociales que tenían como objetivo impulsar proyectos productivos para mujeres. Así, la hipótesis muy racional fue: ‘al aumentar el ingreso a la familia por el lado de la mujer, se espera mejoramiento en el nivel nutricio de los hijos’. Y pasó que no ocurrió así. ¿Por qué falló esa hipótesis racionalísima? Pues porque los roles de género la barrieron. Al momento que las mujeres tuvieron más ingresos que los varones, las relaciones de poder al interior de los hogares se trastocaron y produjeron un enorme crecimiento de conflictos, lo que a la postre generó aumento de divorcios. Con los divorcios, las ventajas alimentarias de los infantes desaparecieron.

Como podemos observar, las relaciones de género se interponen como determinantes en las relaciones económicas y sociales que dibujan la circunstancia del desarrollo humano de los niños. En suma: el género importa. Por ello, es vital impulsar políticas que contemplen la discriminación positiva y se den algunas ventajas a las mujeres, como el caso de las guarderías que otorgan tiempo a las mujeres madres. La pelea por la igualdad entre géneros aún tiene trecho que recorrer. Y la “madre” es un rol que tiene tareas, responsabilidades, valores y papeles específicos. Con la idea de igualdad de géneros el rol “madre” se modificará enormemente. Los valores de sacrificio, abnegación, ternura, trabajo, obediencia y más, quedarán hechos polvo. No así, los de responsabilidad, cooperación, acuerdo y amor compartido. En otras palabras, debemos preguntar, ¿cómo se modificará el imaginario de ‘la madre’ ante la emergencia de la nueva masculinidad? Pues la respuesta no es difícil de visualizar: ya hemos visto cambios brutales en pocos lustros. Una madre que ahora tiene 30 años no se parece a una que ahora tiene 70 años. En una generación hemos entrado a otro mundo. En fin: la madre aun en el cambio de la percepción de géneros es un factor determinante en el Índice de Desarrollo Humano de las nuevas generaciones.

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ
¡Suscríbete!
Suscríbete a nuestro Boletín Informativo para recibir las noticias más recientes de La Jornada Zacatecas en tu e-mail
TU EMAIL AQUÍ