Apuntes para la discusión de una Nueva Ley de Participación Ciudadana en Zacatecas

Apuntes para la discusión de una Nueva Ley de Participación Ciudadana en Zacatecas

En anteriores entregas hemos abordado la importancia de iniciar un debate serio, responsable y sobre todo democrático, sobre la importancia del concepto de participación ciudadana y de la idoneidad de crear un Sistema Estatal de Participación Ciudadana. Pues bien, ahora hemos de hacer algunas muy breves aproximaciones a algunas ideas para partir hacia la discusión de esta Ley en Zacatecas. En primer lugar, hay que pensar en nuevas figuras que posibiliten la participación ciudadana con tres ingredientes mínimos: legitimidad, representatividad y calidad en la deliberación que habrán de realizar, todo ello con un último objetivo de mediano y largo plazo: la formación de ciudadanía.

En primer lugar, una nueva legislación en la materia, deberá reconocer experiencias de otras latitudes y fomentar mecanismos de interacción gobierno-sociedad, con el mínimo de exigencia de recursos posibles, sean éstos, tiempo, capacidades sociales y/o recursos materiales y financieros. Así mismo deberá promover a la ciudadanía a participar y a la clase política incentivarle voluntad para la apertura. Todo ello a través de estrategias que hagan visible los beneficios tanto sociales, como políticos y evidentemente electorales, es decir: que la participación ciudadana puede generar un efecto positivo a la hora de calificar gobiernos por parte de los ciudadanos, en las urnas. Pero también, en este sentido, habrá de desmontar las actuales fórmulas de selección de integrantes de distintos órganos deliberativos “ciudadanos”, muchas veces capturados por grupos de interés, como partidos políticos o élites de poder, tanto a nivel municipal como estatal.

Para tal efecto, la Nueva Ley de Participación Ciudadana, deberá buscar que existan procedimientos de elección aleatoria en los espacios de representación ciudadana (Consejos Municipales de Desarrollo), que cada sesión ordinaria de los Ayuntamientos integre un punto en su orden del día para la expresión de demanda ciudadana y que todas éstas sean abiertas y públicas, con la suficiente difusión para que los vecinos de tal Ayuntamiento puedan acudir. También deberá reconocerse la figura de Parlamentos Vecinales y darles a éstas voz, aunque no voto, en las decisiones gubernamentales que tengan injerencia en su ámbito de representación.

A nivel Estatal, debería reconocerse y fomentarse, la formación de la figura de minipopulus, de Robert Dahl: Una muestra de “alrededor de mil ciudadanos escogidos al azar en el demos total, cuya tarea consistiría en deliberar, tal vez durante un año, sobre una cuestión en particular y luego dar a conocer su veredicto. Los integrantes de este minipopulus se “reunirían” gracias a las telecomunicaciones. (…) Esta institución del minipopulus sería, según yo la concibo, no un sustituto sino un complemento de los organismos legislativos ¿Qué peso tendrían sus opiniones, podría preguntarse? Los juicios del minipopulus “representarían” los del demos; su veredicto sería el veredicto del propio demos, si ése estuviese en condiciones de aprovechar los mejores conocimientos disponibles para resolver qué políticas pueden con más probabilidad llevarlo hacia los fines que persigue. Por lo tanto, los juicios del minipopulus derivarían su autoridad de la legitimidad misma de la democracia. De esta manera —y los ciudadanos de una sociedad democrática avanzada podrían encontrar otras— sería factible adaptar una y otra vez el proceso democrático a un mundo que se parece muy poco a aquel en el cual nacieron las ideas y prácticas democráticas.” (La democracia y sus críticos).

Finalmente, de crearse el Sistema Estatal de Participación Ciudadana, éste debería conformar, entre las propias instituciones ya existentes y con la participación de la Universidad Autónoma de Zacatecas, una Escuela de Liderazgo Ciudadano, que no solo atienda a los Consejos de Participación Ciudadana de los municipios y los acompañe, sino también de crearse el minipopulus¸ les permita acceder de manera didáctica a los materiales fundamentales para los debates y finalmente, para que inicie el proceso de largo alcance de formación de capital social en todos los ámbitos posibles del Estado.

Por supuesto, todas estas ideas, son como se dijo al principio, apenas unas aproximaciones a un debate que deberá ser mucho más amplio, incluyente, socialmente llamativo y sobre todo, insisto: democrático. ■

@CarlosETorres_

Banner Home Videos 578 x 70

Related posts

Banner Home Videos 578 x 70